EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
domingo, 28 de febrero de 2021
Legislación
Las prioridades de las empresas frente al Brexit
Las compañías con intereses en UK tendrán que adaptarse al período de transición entre la Unión Europea y Reino Unido
19/01/2021

Las empresas están inmersas en un panorama económico y social muy incierto derivado de la pandemia Covid-19, pero el Brexit presenta otra vulnerabilidad de cara a este período de transición que se espera en el Reino Unido y en la Unión Europea. Tras el acuerdo (¿de mínimos?) alcanzado entre la Unión y el Reino Unido, comienza un período de transición donde cualquier problema comercial podría afectar muy notablemente a las empresas con intereses en UK e incluso modificar la viabilidad de alguna actividad o los acuerdos suscritos entre Reino Unido y la UE. Por eso, BDO ha elaborado una guía en la que se expone una lista de prioridades para las empresas. 

Ignacio Algás, socio de BDO en España y responsable del BDO Brexit Hub, advierte que “los negocios requieren tanto confianza como certeza para avanzar. Mientras que la primera se ha visto sacudida recientemente por el Covid-19, la ausencia de la segunda desde el referéndum del Brexit en el Reino Unido en 2016 ha tenido un efecto corrosivo en la economía del Reino Unido, frenando la actividad económica y la inversión empresarial. El acuerdo alcanzado debería minimizar la incertidumbre en el medio plazo, pero inaugura un período a corto plazo de desconocimiento para todos los actores involucrados”.

Y añade: “Las empresas ahora tendrán que analizar los detalles de los acuerdos alcanzados para comprender plenamente las implicaciones que conllevan las mismas. Algunos se sentirán decepcionados, otros aliviados, pero el retorno de cierta certeza al proceso de planificación empresarial es muy bienvenido. El trabajo duro para adaptarse y tener éxito en la nueva realidad comienza ahora. Esta lista de prioridades elaborada por BDO aporta claridad para abordar este asunto en 2021.”

Uno de los puntos a tener en cuenta por las compañías es el primer día comercial post-acuerdo en la Unión Europea. Es de suma importancia que las compañías se aseguren de que tienen todos los permisos y licencias necesarios para poder continuar con su actividad de la misma forma que hasta ahora. De lo contrario, su actividad comercial podría verse seriamente afectada. 

Al hilo del ámbito comercial, las empresas deben conocer las fechas de los derechos de aduana. Deben confirmar qué aranceles deben pagar y cuáles no, así como conocer que algunos aranceles aumentarán su precio y otros lo disminuirán. Por lo que será mejor que las firmas planifiquen el impacto económico que les va a suponer sobre las importaciones y exportaciones, ya que muchos negocios con intereses en el Reino Unido se benefician actualmente de los acuerdos comerciales de la UE con muchos países, por lo que algunas actividades pueden resultar más caras para algunos clientes. 

También se resalta que es mejor hacer las reclamaciones de IVA sobre los gastos bajo la octava directiva para limitar el golpe al flujo de caja. Actualmente existe un mecanismo para reclamar el IVA sobre los gastos de negocios que se realizan dentro de la UE. Es probable que las empresas asentadas en el Reino Unido solo puedan utilizar el proceso de la 13ª Directiva en papel, lo que significa que los reembolsos pueden tardar mucho más tiempo. Por lo tanto, es mejor hacer las reclamaciones ahora para limitar el impacto sobre los beneficios. 

Aunque muchos grupos de empresas operan a nivel mundial, una gran parte de las redes operacionales y logísticas tienden a concentrarse dentro del continente europeo, por lo que las organizaciones dependientes de cadenas de suministro internacionales, además, deberán solucionar otros problemas, como los retrasos en el transporte o el ajuste de los términos en los contratos, tal y como explica la guía de BDO. 

La lista de prioridades frente al Brexit, recoge también otros desafíos como la retención del staff tanto en Reino Unido como en la UE, la comprobación de las transferencias y la protección de datos.