EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
martes, 22 de septiembre de 2020
Legislación
Cómo adaptar los entornos de trabajo ante la vuelta de los empleados tras el verano
La capacidad de reinventar estos entornos desde el diseño y el mobiliario a las nuevas necesidades es primordial
11/09/2020

Septiembre llega con la vuelta a la actividad de muchas empresas, nuevos modelos laborales y la necesidad de preservar el bienestar de todos los trabajadores. En este sentido los entornos de trabajo deben adaptarse a las nuevas condiciones sanitarias e higiénicas, compaginar el trabajo en remoto con la oficina tradicional así como garantizar la seguridad y salud, ya que son elementos fundamentales para la nueva vuelta a la normalidad tras el verano.

Cómo adaptar los entornos de trabajo y socialización son algunas de las cuestiones que más preocupan para evitar contagios y situaciones sanitarias complicadas, especialmente en las oficinas y centros de negocio con una gran afluencia de personas.

Actiu compañía española experta en la creación de espacios de trabajo ha reeditado la Guía “Cómo adaptar un espacio de trabajo ante el Covid19” para ayudar a las empresas a recuperar la nueva normalidad tras el verano, garantizando la seguridad de sus plantillas, sin renunciar a la productividad y eficacia necesarias para superar esta crisis. Esta versión actualizada de esta guía facilita el rediseño de los entornos de trabajo ante estos requerimientos así como a compaginar el trabajo en remoto en condiciones adecuadas con la oficina tradicional.


Espacios y empresas

La capacidad de reinventar estos entornos, desde el diseño, el mobiliario y el interiorismo a las nuevas necesidades, es primordial. En esta adaptación post Covid19 de los lugares de trabajo, Actiu aplica su experiencia a los distintos estilos de trabajo de la oficina, para facilitar el rediseño de espacios eficientes, saludables y versátiles:
 

  • Primero, las zonas de concentración de puestos de trabajo son las que están sufriendo mayores cambios de uso.
  • Segundo, además de combinar el trabajo presencial con el teletrabajo, se reducirá la densidad de personas y utilizará el mobiliario flexible para maximizar la seguridad y optimizar el espacio.
  • Tercero, las zonas de socialización -recepción, cafetería…-asistirán a un cambio cultural y físico para aportar más seguridad. Frente a la saturación encontraremos elementos de separación, fijos y móviles, elaborados con materiales resistentes y lavables.
  • Cuarto, en las zonas de aprendizaje se va a implementar la tecnología con un equipamiento más flexible y configurable para adaptar el espacio a las necesidades de formación presencial y también en remoto. Del mismo modo, las áreas de colaboración, claves en las empresas, alternarán zonas con mesas altas para realizar reuniones rápidas, salas de reunión con mesas estáticas y espacios con mobiliario flexible. En ellas cambiará, sobre todo, la manera de utilizarlos e interactuar, basadas en buenas prácticas y tiempo de uso, sin olvidar las reuniones en espacios abiertos o telemáticas.
  • Quinto, los espacios de privacidad personal o de equipo se verán afectados en su uso y la interacción del usuario, con una tendencia hacia la semi privacidad operativa  y el equilibrio entre espacios abiertos y cerrados.


Para Soledat Berbegal, Consejera y directora de reputación de marca de Actiueste inicio de curso, en lo que a las empresas se refiere, viene marcado por el regreso de muchas personas a sus centros de trabajo, con decenas de medidas respecto a flujos, turnos, horarios, distancia, densidad, higiene, señalética y comunicación, pero sobre todo por el efecto cultural que la crisis ha tenido en nuestra manera de entender la vida y el trabajo; más flexibilidad, combinación entre lo presencial y remoto así como un mayor impulso de la digitalización, el bienestar y la sostenibilidad”.
 

Trabajo a distancia en condiciones adecuadas

En esta etapa post Covid19, el objetivo es garantizar la salud de todos los que regresen a su puesto de trabajo presencial y optimizar los recursos. Un modelo que contempla alternancias entre las plantillas, tanto en jornada de mañana o tarde o diferentes días de la semana, complementado con el trabajo en remoto. 

Tras la improvisación inicial, conviene ahora crear las condiciones adecuadas para que el home office sea eficiente y satisfactorio, con espacios bien iluminados y ventilados, con mobiliario ergonómico y polivalente. “Creemos que las personas que trabajen desde casa en esta nueva etapa deberán hacerlo en condiciones óptimas de calidad, diseño y salud. Invertir en una herramienta como lo es una silla o mesa ergonómica puede aportar bienestar y productividad al usuario y evitar infinidad de problemas o enfermedades como la fatiga visual y mental, contracturas, lumbalgias o tendinitis” señala Soledat Berbegal.

Espacios satélites como hoteles, aeropuertos, restaurantes o zonas exteriores se convierten también en espacios flexibles capaces de posibilitar la colaboración, la socialización y el aprendizaje a distancia.