EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 20 de noviembre de 2019
Legislación
Acuerdo en el Brexit: ¿cómo afecta a españoles y británicos?
La Tarjeta Sanitaria Europea dejará de ser válida en los viajes a Reino Unido, por lo que será necesario contratar un seguro de viajes que incluya este destino
Redacción TICPymes23/10/2019

Tres años y medio después de que los británicos votaran salir de la Unión Europea, y tras tres votaciones parlamentarias fallidas para aprobar un acuerdo de salida, Westminster dio ayer el visto bueno al acuerdo entre Boris Johnson y la Unión Europea. La aprobación, sin embargo, ha quedado pospuesta sine die hasta que se apruebe la agenda fijada por el gobierno británico, que deberá pasar por la Cámara de los Lores.

Se abre ahora un periodo de incertidumbre en el que los expertos no auguran perspectivas positivas ante la salida del Reino Unido de la UE. A vistas de esta posibilidad, el comparador de seguros Acierto.com ha realizado un estudio sobre cómo podría afectar el Brexit a los españoles que visiten el Reino Unido y a los británicos residentes en nuestro país.

¿Valdrá el permiso de conducir español en Reino Unido?

Actualmente, todos los coches o vehículos con un seguro en vigor expedido por un país de la Unión Europea pueden circular por cualquier estado miembro, incluido el Reino Unido.

Sin embargo, tras el acuerdo, los conductores tendrán que verificar individualmente con su compañía de seguros si esta cobertura se modifica o no, tanto los británicos para circular por el resto de Europa, como los europeos para circular por el Reino Unido. Será necesario una carta verde para poder utilizar un coche que esté asegurado fuera del país en el que se conduzca.

En cuanto a la validez de los permisos de conducir, la Dirección General de Tráfico ha explicado que, en caso de que hubiera acuerdo, “las disposiciones relativas al reconocimiento de permisos de conducción continuarán aplicándose hasta el final del periodo transitorio previsto el 31 de diciembre de 2020”. De haberse producido un Brexit duro, los conductores con permiso británico habrían podido circular en España durante los primeros nueve meses tras la retirada del Reino Unido, periodo tras el cual hubieran tenido  que canjear, renovar o sustituir su carnet por uno español.

En el caso de los conductores españoles en Reino Unido, los residentes podrán seguir circulando con su carnet hasta los 70 años si empezaron su estancia en el país británico siendo menores de 67 y, a partir de entonces, deberán intercambiarlo por uno británico. Para aquellos que estén de paso, podrán usar su permiso pero, como se indicaba anteriormente, no su coche.

¿Cuándo se necesitará usar el pasaporte para entrar en las islas británicas?

En este caso, la situación será diferente para los viajeros británicos y los europeos. Los turistas con origen Reino Unido todavía estarán cubiertos por las políticas de la UE o de la región del EEE (excluyendo, posiblemente, los gastos médicos cubiertos por la Tarjeta Sanitaria Europea), mientras que los que vuelen con destino Reino Unido y sean miembros del Espacio Económico Europeo y de la UE deberán consultar previamente si sus pólizas les cubren durante su viaje.

En cuanto al visado, en principio se podrá seguir viajando dentro del Espacio Schengen sin tener que solicitarlo en aquellos viajes de un máximo de 180 días de duración al año: 90 días cada 6 meses. Ello, sin embargo, ha sido concedido por la UE en condiciones de reciprocidad, por lo que esta situación podría cambiar si el Reino Unido empezara a solicitarlo a sus turistas, haciendo que la Unión Europea pudiera también exigírselo a los ciudadanos británicos.

Por último, se podrá seguir volando a Reino Unido desde la UE (y viceversa) únicamente con el DNI hasta, como mínimo, el 31 de diciembre de 2020, momento a partir del cual es posible que haya que mostrar el pasaporte para cruzar la frontera. Además, ello se sumará a los posibles cambios en el control de aeropuerto, cuyas condiciones aún son difíciles de estimar.

Asistencia sanitaria: ¿necesito un seguro privado?

Hasta ahora, la Tarjeta Sanitaria Europea a la que tienen derecho todos los ciudadanos de los estados miembro garantizaba la atención sanitaria durante viajes entre los países pertenecientes a la Unión Europea sin ningún coste adicional. 

De momento, Bruselas ha garantizado que se mantendrá la cobertura durante el periodo transitorio, hasta el 31 de diciembre de 2020, pero a partir de entonces, una vez expirado, los ciudadanos europeos no podrán recibir asistencia sanitaria en Reino Unido a cargo de la TSE. Esto significa que los no residentes y los visitantes extranjeros tendrán que costearse los servicios hospitalarios durante su estancia. Los europeos residentes, en cambio, y gracias a que la sanidad pública es universal en tierras británicas, podrán seguir recurriendo a ella. 

Por su parte, el gobierno español ha asegurado que establecerá unas medidas de contingencia para asegurar que los ciudadanos ingleses que residan en o viajen a España puedan beneficiarse de la atención sanitaria durante su estancia, siempre que las autoridades británicas competentes concedan un tratamiento recíproco a los ciudadanos españoles. Además, el gobierno británico ya está buscando acuerdos de asistencia sanitaria recíprocos (como es el caso de España), tanto con la Unión Europea como con algunos países de manera individual.

En este caso, la mejor opción en el caso de que se vaya a viajar a Reino Unido, según indica Acierto.com, será, tras comprobar las coberturas que ofrece cada aseguradora, hacerse con un seguro de viajes privado que garantice la atención sanitaria sin coste adicional durante las vacaciones.

Mi compañía aseguradora es británica, ¿debo buscar una nueva?

Según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), actualmente hay 70 compañías británicas registradas en España, que están autorizadas por el Reino Unido para operar en otros países de la UE sin tener que rendir cuentas a supervisores locales asignados previamente.

Para evitar que esta situación cambie, la mayoría de aseguradoras ya ha tomado varias medidas, como son la apertura de nuevas filiales, el traslado de parte de su operativa a otros estados miembro, la emisión de notificaciones de cesión de ciertas carteras o el registro de nuevas sucursales. A la hora de informar a los clientes, se están enviando notificaciones de que algunas pólizas se van a transferir a una nueva compañía aseguradora, pero en realidad será la misma.

Por tanto, en principio no será necesario cambiar de aseguradora, ya que estas compañías son las primeras interesadas en que el cliente sufra el menor inconveniente posible y están haciendo por facilitar todos los trámites de cara a que la transición no afecte a sus contratantes.

Computing 784