EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 2 de abril de 2020
Formación
Guía de supervivencia para gestionar tus finanzas personales durante la cuarentena
Algunas entidades como Banco Santander, CaixaBank e ING han notificado a sus clientes que durante los próximos días limitarán el horario de apertura únicamente a las mañanas
Redacción TICPymes17/03/2020

La banca española ha amanecido con su red de oficinas abierta. A pesar del estado de alarma decretado por el Gobierno, que limita la circulación de los españoles para intentar frenar la propagación del coronavirus, los clientes podrán seguir acudiendo a sus oficinas bancarias si lo necesitan, aunque probablemente se encuentren una plantilla inferior a la habitual; algunos bancos están limitando el número de empleados que atienden al público. 

No obstante, la mayoría de los bancos están invitando a sus clientes a operar a distancia y a acudir a las oficinas únicamente cuando sea imprescindible, para realizar aquellas operaciones que no se puedan llevar a cabo a través de la banca online o de los cajeros. Además, algunos bancos han modificado el horario de apertura de sus sucursales y están controlando los accesos para limitar al máximo el número de clientes que hay dentro de cada oficina.

¿El horario de mi oficina sigue siendo el mismo?

Algunas entidades como Banco Santander, CaixaBank e ING han notificado a sus clientes que durante los próximos días limitarán el horario de apertura únicamente a las mañanas

Aunque la mayoría de las oficinas permanecerán abiertas en su horario habitual, es probable que los tiempos de espera se intensifiquen, debido a los protocolos de seguridad que han activado los bancos, advierten los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com

Varias entidades están regulando el acceso al interior de sus sucursales, con el objetivo de que dentro solo se encuentren aquellas personas que estén siendo atendidas por el personal de la sucursal. El objetivo es evitar aglomeraciones y controlar que se guarde una distancia adecuada entre los usuarios. 

CaixaBank, por ejemplo, ha informado que limita el aforo de sus sucursales a un cliente atendido y otro en espera, “mientras que el resto tendrán que permanecer en el exterior de la oficina respetando el orden de llegada”. Cajamar está “dando paso paulatinamente a los usuarios, de manera que en el interior solo se encuentren en cada momento los que están siendo atendidos por nuestros empleados”. Y BBVA está limitando el acceso en algunas de sus oficinas a un solo cliente a la vez. 

Si tenemos que desplazarnos a una oficina bancaria mientras dure el estado de alarma, desde el comparador recomiendan consultar antes si el horario de la oficina ha cambiado. Además, no olvidemos que, aunque la red de sucursales sigue abierta, algunas oficinas concretas han tenido que cerrar temporalmente después de conocerse varios casos de positivo por coronavirus entre los empleados. 

¿Qué operaciones puedo hacer desde casa?

Tanto los bancos digitales, especializados en ofrecer cuentas online pensadas para operar a distancia, como los bancos tradicionales están preparados para que el cliente realice su operativa habitual a distancia, a través de sus webs y sus apps, y, en algunos casos, también por teléfono. Además, la banca online tiene la ventaja de que está abierta las 24 horas del día

A través de Internet se pueden realizar transferencias y traspasos, bloquear tarjetas, pagar recibos no domiciliados, solicitar moneda extranjera, pagar impuestos, consultar el saldo y los movimientos de las cuentas y contratar productos, como préstamos preconcedidos, tarjetas, etc., entre otras operaciones.

¿Y si no tengo las claves de la banca online?

Los principales bancos españoles (Abanca, Banco Santander, Bankia, BBVA, CaixaBank, Unicaja…) permiten a sus clientes darse de alta en el servicio de banca a distancia y solicitar las claves para operar online a través de Internet, sin necesidad de salir de casa. Por lo general, basta con informar del DNI, el número de teléfono móvil y el número de alguna de las tarjetas o cuentas corrientes contratadas en la entidad para obtener las credenciales para operar online. 

¿Tengo que tomar medidas de seguridad para operar a distancia?

Ante el previsible aumento del uso de la banca online durante la cuarentena, los bancos están aprovechando para recordar a sus clientes las normas básicas de ciberseguridad. Si no queremos ser víctimas de un ataque de phishing, debemos estar alertas y no compartir las claves de acceso a nuestra banca online ni los datos de nuestra tarjeta por correo electrónico ni por teléfono. Además, no olvidemos que los bancos nunca nos pedirán nuestras contraseñas ni las posiciones de nuestra tarjeta de coordenadas por e-mail. A la hora de acceder a la banca online, es recomendable verificar que la aplicación del banco que hemos instalado en el móvil es la original y que la web que vamos a usar es legítima y no una copia. E intentar acceder siempre desde líneas seguras, evitando wifis públicos.

¿Qué hago si necesito ponerme en contacto con el banco?

La banca lleva tiempo apostando por un servicio de atención al cliente multicanal que permite a los usuarios solucionar dudas y notificar incidencias a distancia, mediante teléfono, redes sociales, chats integrados en las apps, gestores personales o correo electrónico. Algunos bancos, incluso, han integrado robots, los llamados chatbots, que permiten solucionar dudas sencillas por voz o por chat. 

Además, una docena de bancos ya atienden las dudas de sus clientes a través de WhatsApp. BBVA, CaixaBank, Cajamar, Cajasiete, IberCaja, imaginBank, Laboral Kutxa, Liberbank, Openbank, Pibank y el Santander ya disponen de este servicio. Bankia también tiene habilitada una cuenta de WhatsApp, pero de momento solo la usa para resolver dudas sobre hipotecas. 

¿Es seguro comprar online?

Si compramos por Internet para evitar los desplazamientos, debemos hacerlo únicamente en aquellos comercios que cumplan los estándares básicos de seguridad: que tengan activo un protocolo de transferencia de datos seguro, que incorporen su política de devoluciones, los términos y condiciones de las compras y el aviso legal en su web, que no tengan caducado el certificado digital, etc. Es importante, antes de introducir nuestros datos, verificar que la URL del comercio comienza por https y va precedida de un candado.

Asimismo, desde HelpMyCash recuerdan que para blindarnos contra los ciberdelincuentes, podemos recurrir a las tarjetas prepago. Estas tarjetas funcionan como un monedero virtual: podemos cargarlas y descargarlas a nuestro antojo y, al no estar vinculadas con nuestra cuenta corriente ni con una línea de crédito, en caso de robo los atacantes solo podrán gastar el saldo que hayamos cargado previamente en ellas. Lo ideal es mantenerlas vacías y cargarlas únicamente cuando se vayan a usar con el saldo justo. 

En los comercios, ¿en efectivo o con tarjeta?

Varios bancos recomiendan a sus clientes priorizar el pago con tarjeta para evitar la manipulación de monedas y billetes durante estos días. Si no queremos, ni siquiera, tocar el datáfono, podemos recurrir al pago contactless, ya que si la compra es inferior a 20 euros no tendremos que teclear el pin. Si necesitamos solicitar una tarjeta o renovar la actual, podremos hacerlo fácilmente a distancia a través de la banca online o la banca telefónica de nuestra entidad.