EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 26 de febrero de 2021
Formación
¿Cómo cambiar los espejos laterales de los coches?
Los retrovisores son unos de los elementos de seguridad más básicos y esenciales de todo coche.
21/01/2021

Todos los coches vienen con espejos retrovisores y laterales, los cuales aumentan la conciencia del conductor, esto se traduce en una mayor seguridad ya que permite al conductor ver hacia atrás. Estos son unos de los elementos de seguridad más básicos y esenciales de todo coche.

Los espejos proporcionan asistencia al conductor durante los adelantamientos, el estacionamiento en marcha atrás, etc. Estos espejos son ajustables lo que le permite al conductor adaptarlos según su posición de asiento. 

Sin embargo, los objetos en el espejo retrovisor están más cerca de lo que realmente parecen. Esto se debe a que la lente convexa proyecta imágenes más pequeñas de los objetos. 

Por lo tanto, los fabricantes imprimen un mensaje de advertencia en el espejo retrovisor que dice "los objetos en el espejo retrovisor están más cerca de lo que parecen". Esto con el propósito de evitar accidentes.

Considerando lo importantes que son los espejos retrovisores para una conducción plena y segura es elemental mantenerlos en buen estado, sobre todo los espejos laterales ya que estos sufren muchos daños en las calles estrechas. Y aunque tecnológicamente se ha mejorado la resistencia de los espejos aún sigue siendo necesario cambiarlos cuando están muy deteriorados.

Tipos de espejos en los coches

Un espejo manual se ajusta moviendo una palanca en la parte posterior o inferior; esto se conoce como espejo prismático. El vidrio del espejo interno tiene forma de cuña, con el extremo más grueso en la parte superior y la superficie reflejada en la parte posterior. 

En la posición de "día", estás mirando objetos reflejados en la superficie reflejada. El frente de cristal liso del espejo también refleja la luz, pero tan poca que durante el día no se nota.

Por la noche, cuando los faros de atrás rebotan en el espejo y provocan ese deslumbramiento que distrae, mover la palanca cambia el ángulo. La superficie del espejo trasero ahora refleja los faros delanteros hacia arriba y fuera de tus ojos. Las luces aún se reflejan en el frente de vidrio liso, pero la vista es mucho más tenue.

Los espejos con atenuación automática tienen el mismo propósito antirreflejo pero funcionan de manera diferente. Utilizan dos piezas de vidrio que están recubiertas con material conductor de electricidad. Estos se intercalan con un "relleno" de gel electrocrómico, que se vuelve más oscuro cuando se golpea con electricidad.

La mayoría de estos espejos contienen dos sensores. El sensor ambiental mira hacia adelante y verifica el nivel de luz, y cuando está lo suficientemente oscuro afuera, le indica a la unidad de control del espejo que puede ser necesario atenuarlo. 

El sensor de deslumbramiento apunta hacia la parte posterior y determina cuánta luz incide en el espejo. Cuando es suficiente para causar deslumbramiento, la unidad de control envía una carga eléctrica al material conductor del vidrio, que activa el gel y hace que se oscurezca en proporción a la cantidad de luz que lo golpea. Cuando desaparece el resplandor, la alimentación se apaga y el espejo vuelve a iluminarse.

Pasos para reemplazar los espejos laterales del coche

De los espejos con los que cuenta un coche, los espejos laterales son los que más propensos están a sufrir daños por estar expuestos y por ello es que precisan ser reemplazados con regularidad. Para reemplazarlos tú mismo, debes seguir los pasos explicados a continuación:

  • Preparar el espejo antiguo: Por lo general los espejos laterales se reemplazan al estar rotos, para hacerlo comienza la reparación retirando la mayor cantidad posible de piezas sueltas del espejo roto. Usa guantes de cuero y protección para los ojos mientras haces esto. Puedes dejar el adhesivo viejo en su lugar. Luego limpia el vidrio restante y la base del espejo de plástico con limpia cristales.
  • Aplicar sellador: El nuevo vidrio viene con tiras adhesivas en la parte posterior, pero no confíes solo en esas tiras para mantener el vidrio en su lugar. Aplica una gota gruesa de sellador de goma negro a 3 cm. del perímetro del retenedor de plástico del espejo. Pon unas cuantas cucharadas grandes de sellador en la parte de panal de la base de plástico y unas cuantas más en el vidrio roto viejo. No apliques el sellador en áreas donde las almohadillas adhesivas entrarán en contacto con la base de plástico dado a que las almohadillas deben hacer contacto con la base de plástico para mantener el nuevo vidrio en su lugar mientras se asienta el sellador. Aplica el espejo a la base y en su lugar y usa cinta adhesiva para sujetar el espejo hasta que el sellador se seque. De este modo ya tendrás el procedimiento listo y contarás con espejos laterales nuevos.

Fuentes de información utilizadas