EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
martes, 1 de diciembre de 2020
Formación
Ghimob, un nuevo malware bancario
Desarrollado por el actor de amenazas Tétrade, afecta a usuarios móviles en todo el mundo
20/11/2020

Al monitorizar una campaña de Windows del malware bancario Guildma, los investigadores de Kaspersky encontraron URLs que distribuían no sólo un archivo .ZIP malicioso para Windows, sino también un fichero que parecía ser un descargador para instalar Ghimob - un nuevo troyano bancario. Al infiltrarse en el Modo de Accesibilidad, Ghimob puede ganar en persistencia y desactivar la desinstalación manual, capturar datos, manipular el contenido de la pantalla y proporcionar al cibercriminal el control remoto completo. Según los expertos, aunque los desarrolladores de este típico troyano de acceso remoto (RAT) se dirigen principalmente a usuarios de Brasil, tienen planes para expandirse por todo el mundo. La campaña sigue activa.

Guildma, un actor de amenazas integrante de la familia de troyanos bancariosTétrade, conocida por sus actividades maliciosas en América Latina y otras partes del mundo, ha estado trabajando en el desarrollo de nuevas técnicas, nuevos programas maliciosos y nuevas víctimas.

Su última creación - el troyano bancario Ghimob - atrae a las víctimas para que instalen el archivo malicioso a través de un correo electrónico que las engaña diciendo que tienen deudas y ofreciéndoles un enlace para informarse. Una vez que se instala el RAT, el malware procede a enviar mensajes de notificación de la infección a su servidor, incluyendo el modelo de teléfono, si este tiene activado el bloqueo de pantalla y una lista de todas las aplicaciones instaladas que el malware tiene como objetivo. En total, Ghimob puede espiar 153 apps móviles, principalmente de bancos, fintechs, apps de inversión y criptomonedas.

En cuanto a sus funcionalidades, Ghimob se convierte en un espía en el bolsillo de la víctima. Una vez realizada la infección, el ciberdelincuente puede acceder de forma remota al dispositivo infectado y completar el fraude usando el smartphone de su víctima, lo que le permite eludir la identificación automática y las medidas de seguridad y sistemas de comportamiento anti-fraude implementadas por las instituciones financieras. Incluso si el usuario utiliza un patrón de bloqueo de pantalla, Ghimob es capaz de grabarlo y reproducirlo después para desbloquear el dispositivo. Cuando el cibercriminal está listo para realizar la transacción, superpone una pantalla negra o abre un sitio web que ocupa toda la pantalla, ocultando así la transacción que este realiza en segundo plano, usando la app financiera que la víctima ha abierto o activado en su dispositivo.

Las estadísticas de Kaspersky muestran que, aparte de Brasil, los objetivos de Ghimob se encuentran en Paraguay, Perú, Portugal, Alemania, Angola y Mozambique.

"El deseo de los ciberdelincuentes latinoamericanos de crear un troyano bancario móvil a escala mundial tiene una larga historia. Primero vimos a Basbanke, luego a BRata, pero ambos estaban muy centrados en el mercado brasileño. De hecho, Ghimob es el primer troyano de banca móvil brasileño listo para la expansión internacional. Creemos que esta campaña podría estar relacionada con Guildma, un troyano bancario brasileño muy conocido, por varias razones, pero principalmente porque comparten la misma infraestructura. Recomendamos a las instituciones financieras que estén vigilantes ante estas amenazas, que mejoren sus procesos de autenticación, sus tecnologías anti-fraude y su inteligencia de datos de amenazas, y que traten de entender y mitigar todos los riesgos asociados con esta nueva familia de RAT móvil”, comenta Fabio Assolini, experto en seguridad de Kaspersky.