EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
martes, 1 de diciembre de 2020
Formación
Cómo ha cambiado la higiene de los españoles tras la Covid-19
Un 71% de los españoles afirma que probablemente no saldría del baño sin lavarse las manos
10/11/2020

 A medida que el mundo sale del confinamiento y la gente vuelve a la oficina y a los espacios públicos, Dyson ha querido analizar la actitud de la sociedad con respecto a la higiene de manos y la limpieza en general.

Los mensajes de organizaciones locales e internacionales como la OMS, tanto durante como después de la pandemia, se han centrado especialmente  en la importancia de lavarse las manos con frecuencia y en profundidad, recalcando también la importancia de secarlas completamente. Los expertos señalan que las manos pueden transmitir microbios si no se lavan correctamente y que practicar una buena higiene de manos representa una de las formas más efectivas de reducir la propagación de bacterias y virus que podrían provocar contagios.

Los resultados del estudio realizado por Dyson muestran una mayor preocupación a nivel global en cuanto a la higiene y limpieza en espacios públicos como los baños. En lo referente a los datos recogidos en España, el estudio indica que el 53% de los encuestados siente más preocupación al visitar un baño público en comparación con lo que sentían en las mismas fechas del año pasado. Además, un 71% de los españoles afirma que, tras el brote, es menos probable que salga del baño sin limpiarse las manos. Si bien las personas son más conscientes de la importancia de la higiene de manos desde el inicio de la pandemia, el 12% de las personas en todo el mundo admiten que es más probable que salgan del baño sin lavarse las manos.

Todo por la higiene

El estudio también demuestra que, aunque a la gran mayoría de los encuestados les preocupa la higiene, algunos todavía ignoran la importancia de lavarse y secarse las manos.  De hecho, las principales organizaciones de salud recomiendan lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos, además de secárselas correctamente. El estudio revela que desde el inicio del brote sólo el 43% de los españoles indican que las recomendaciones de higiene son el principal motivo para lavarse las manos. Para algunos es simplemente una costumbre (15%) y una pequeña proporción dice que le gusta la sensación de tener las manos limpias (14%). Aún así, también se extrae del estudio que, si el baño no tiene secadores de manos que funcionen o toallas de papel, es probable que algunos encuestados dejen que  sus manos se sequen de forma natural (20%) o las secarán en los pantalones o la camisa (10%).

Como explica la doctora Salome Giao, microbióloga y científica senior de Dyson: “Estos resultados dejan entrever la necesidad de una mayor educación sobre la higiene de manos. Sabemos que las manos húmedas pueden transmitir hasta 1.000 veces más bacterias que las manos secas,  mientras que limpiarse las manos en la ropa puede perjudicar el proceso de lavado de manos, ya que puede agregar bacterias a las manos lavadas si la ropa no está limpia.”

Mira, pero no toques

El estudio también revela que el mantenimiento inadecuado de los baños puede provocar frustración en la gente. Cuando se trata de lavabos públicos, los aspectos que mayor repulsa generan en los españoles son los inodoros sucios (69%), la falta de papel higiénico (58%) y la suciedad en las zonas comunes (47%). En comparación con el mismo periodo del año pasado, existe una proporción de usuarios que está más preocupada por el uso de los secadores de manos. Entre las principales inquietudes por la higiene relacionadas con el uso de los secadores de manos se encuentran al tener que presionar botones físicos (52%) y la posibilidad de secarse las manos con aire sucio (28%). En este sentido, cabe destacar que el 65% de los encuestados destaca la activación sin contacto de un secador de manos como una de las características que le tranquiliza y el 52% afirma que la incorporación de filtros para limpiar el aire también reduce su nivel de preocupación.