EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
sábado, 11 de julio de 2020
Formación
La educación superior del futuro girará en torno a una experiencia de aprendizaje personalizada y flexible
egún un informe de Dropbox será esencial colocar a los estudiantes y las facultades en el centro de cualquier cambio tecnológico o cultural para hacer frente a las inevitables transformaciones educativas
24/06/2020

La educación superior del futuro girará en torno a una experiencia de aprendizaje personalizada y flexible. Esta es la principal conclusión de ‘Preparing for the future of higher education in Europe’, un informe realizado por Dropbox y que examina cómo las instituciones pueden construir marcas competitivas y ofrecer la mejor experiencia de aprendizaje posible en el futuro. La compañía ha contado con la colaboración de 25 expertos en educación de las principales instituciones europeas incluidos profesores, decanos o especialistas en tecnología, entre otros. 

Mantener un aprendizaje superior de éxito y ser capaz de optimizar la educación de los estudiantes es cada vez más complejo  por la aparición de nuevos jugadores en el sector,  la tecnología transformando los estilos de aprendizaje,  la creciente necesidad de un contenido distinto y diverso,  y cómo acceder a él. El sector de la enseñanza ha sido uno de los más afectados por la crisis actual. Según la UNESCO, los cierres educativos frente a COVID-19 afectaron a casi el 70% de la población estudiantil a nivel global. Toda la educación superior ha quedado suspendida o se ha llevado a cabo de manera online, y cuando se reanude cada institución tendrá que encontrar cómo adaptar su metodología para seguir formando a los estudiantes y que puedan ser parte de una nueva fuerza laboral cada vez más distribuida.

El informe se centra en tres áreas principales:

  1. Expectativas de los estudiantes que evolucionan rápidamente. Los estudiantes que actualmente comienzan su educación superior son nativos digitales (el 90% tiene un ordenador o un teléfono inteligente) y esperan contar con un conjunto personalizado de experiencias educativas y herramientas que les aporten nuevas formas de interactuar con sus compañeros y profesores. De hecho, el 87% de los líderes en educación creen que las herramientas de colaboración que se utilicen son la clave para que los estudiantes se identifiquen con un temario u otro.
  2. Crear una institución preparada para el futuro.  La base para hacer frente a un futuro incierto es adoptar una mentalidad ágil entre la comunidad de estudiantes y docentes. Será esencial experimentar con los sistemas de gestión del aprendizaje y ofrecer un conjunto de habilidades cada vez más variado y que abarque distintas temáticas, habilidades blandas y un aprendizaje más práctico.

“Las instituciones necesitamos comprender la sociedad actual, la vida líquida e híbrida en la que vivimos -  online u offline según la situación -, nuestra ubicación geográfica y las circunstancias personales y profesionales. Además debemos pensar y comprender esta realidad, y adaptar su metodología y enseñanza a ella. No podríamos haber previsto el COVID-19 o la velocidad a la que cerró los campus europeos, pero en IE fuimos capaces de migrar el 100% de los cursos a un entorno de aprendizaje online en un día. ¿Por qué? Porque contamos con la infraestructura para soportar un modelo de trabajo y aprendizaje remoto, algo que nuestros estudiantes han estado exigiendo durante años”, señala Carlos Saldaña, director de Marketing de IE Business School.

  1. Fortalecer la marca. Mantenerse a la vanguardia de la profesión implicará combinar métodos de aprendizaje físicos y digitales,  y potenciar las comunidades y los ecosistemas que permitan nuevas experiencias de aprendizaje. (los MOOC han llegado a unos 110 millones de estudiantes en solo ocho años). La investigación es clave para el prestigio de una institución y será necesario equipar a los investigadores con las herramientas adecuadas para poder seguir realizándola.

En España,  instituciones de educación superior como Mondragon Unibertsitatea utilizan Dropbox Business para garantizar su éxito en el futuro. “Sabíamos que era importante para toda nuestra facultad de ingeniería que tanto administrativos como docentes tuvieran acceso a la información desde cualquier lugar y en cualquier momento, y así  poder colaborar con nuestros compañeros y  colaboradores de manera ágil a nivel interno y externo. Y Dropbox Business nos está facilitando mantenernos conectados e informados gracias a su plataforma flexible y segura, y que nos permite  interactuar en toda nuestra comunidad”,  Jon Altuna, Vicerrector Académico de Mondragon Unibertsitatea. 

"En Dropbox trabajamos para proporcionar soluciones que permitan a las personas estar preparadas para el panorama laboral del futuro", comenta Edouard Manche, responsable de Educación para Dropbox EMEA. “Formar a quienes serán parte de la futura fuerza laboral es un componente central de la configuración de ese futuro. Las instituciones de educación superior tienen la oportunidad de ayudar a moldear a una población experta y mantenerse a la vanguardia de su profesión si están preparadas para transformar su enfoque actual. Y, lo que es más importante, para mantener al ser humano en el centro de la experiencia de aprendizaje