EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 26 de febrero de 2020
Formación
El 5G: una puerta de entrada para el ciberdelincuente
Las diferencias entre el 4G y el 5G son muy superiores a las de sus predecesores, al igual que los riesgos asociados a esta nueva tecnología
Redacción TICPymes10/02/2020

El despliegue de la generación de red móvil 5G, ya es una realidad, pero este avance no es una simple evolución del 4G, como fueron el 2G o el 3G, sino que se presenta como una tecnología de red completamente nueva, que nos permitirá desarrollar innovaciones y retos nunca vistos hasta ahora. 

Las diferencias entre el 4G y el 5G son muy superiores a las de sus predecesores, al igual que los riesgos asociados a esta nueva tecnología. De hecho, la Unión Europea ya advirtió en un comunicado que las redes 5G estarán más expuestas a ataques y tendrán más puertas de entrada para los atacantes.

Esta situación es completamente nueva y se necesitan tomar precauciones adicionales para protegernos frente a nuevos ataques. Dentro del marco del Día de Internet Seguro, que se conmemora desde el año 2004 para concienciar a los usuarios en materia de seguridad en la red, Entelgy Innotec Security analiza los riesgos del 5G en materia de ciberseguridad y cómo puede afectarnos en nuestra vida diaria.

  • Mayor número de dispositivos conectados. Según Gartner, este año llegaremos a tener 20.000 millones de dispositivos en el ecosistema de Internet de las Cosas. Esto supone un incremento importante del número de dispositivos conectados y por tanto, de la superficie de exposición frente a posibles ataques. Muchos de estos equipos han nacido con una seguridad deficiente, bien sea en el propio desarrollo, bien en su configuración posterior. A ello se une el hecho de que, en ocasiones, esta configuración por defecto, es vulnerable y nunca se cambia por el usuario. En algunas ocasiones los dispositivos no están preparados para ser gestionados y actualizados de forma masiva, por lo que es probable que sean más inseguros a medida que vayan apareciendo nuevas vulnerabilidades.

Por esta razón, es primordial mantener los equipos y sistemas actualizados, cambiar la configuración de fábrica y, sobre todo, modificar las contraseñas de acceso que vienen por defecto.

  • Mayor potencia de ataque. Además del incremento abismal de la capacidad por el ancho de banda disponible y la menor latencia de conexión, las redes 5G supondrán una revolución en nuestras vidas. Su incorporación a sectores como la salud, la agricultura, la banca, la energía o el transporte permitirán una revolución completa de estas industrias. Servicios esenciales para la población e, infraestructuras críticas incrementarán su interconexión y, si no se toman las medidas de seguridad oportunas, serán más vulnerables a ciberataques que tendrán un gran impacto en nuestra sociedad.

Sin embargo, la flexibilidad del 5G para evolucionar, también implica que si se encuentran deficiencias, estas se pueden corregir más rápidamente, lo que beneficia a las empresas involucradas en el desarrollo de estas redes y su seguridad en los pasos previos a la implantación.

  • Nuevas tecnologías, nuevos riesgos. Las redes 5G nos llevarán a un nivel de hiperconectividad sin precedentes que favorecerá el impulso del Big Data, la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas. A raíz de estas tecnologías, se introducen nuevos servicios como el edge computing, o la computación de proximidad, que permite un procesamiento de los datos más cerca del usuario final, lo que ofrece unos tiempos de servicio mucho mejores.

Todos estos nuevos servicios se encuentran en una fase de maduración temprana y sus riesgos se conocen poco. Por ejemplo, el coche autónomo se conectará a través de 5G y una flota de coches conectados utilizará una infraestructura de red compartida, interconectando equipos. Por este motivo, el riesgo en ciberseguridad vendría de la capacidad de los ciberdelincuentes para infectar las redes con bots o hackear dispositivos, como si fuese un ejército. En este punto, el tiempo de reacción frente a un ataque de este tipo se reduce y por eso es tan importante que se realicen pruebas y proyectos piloto antes que una implantación rápida y total.

“Mientras llega el despliegue gradual del 5G, desde ya debemos considerar la seguridad como un factor más a la hora de valorar adquirir un dispositivo. Pequeños gestos como mantenerlo actualizado, incluyendo actualizaciones de firmware, cambiar la configuración por defecto y especialmente cambiar las contraseñas periódicamente harán que nosotros nos convirtamos en la primera barrera frente a un ciberataque,” recomienda Enrique Domínguez, Director de Estrategia en Entelgy Innotec Security.

Computing 788