EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 12 de diciembre de 2019
Formación
Qué papel juega la realidad aumentada en el sector retail
Los smartphones que disponen de visión artificial y realidad aumentada permiten automatizar gradualmente el sector retail, reduciendo costes, mejorando la experiencia del cliente y facilitando oportunidades para rediseñar los procesos.
Redacción Computing21/09/2019

Los avances en tecnología móvil y en soluciones basadas en software como los que ofrece Scandit, empresa líder en el desarrollo de visión artificial para móvil, posibilitan una transformación digital gradual del sector Retail ahorrando costes y evitando riesgos innecesarios.

Un reciente informe elaborado por McKinsey indica que, en el caso de las tiendas de alimentación y de los hipermercados, el comercio está afrontando una enorme presión en los márgenes hoy en día, y si hablamos de tiendas de ropa y grandes almacenes, esta presión puede llegar a ser significativamente mayor. Para la consultora, un programa de automatización integral puede compensar de forma significativa estas dificultades, como Kroger Edge o Amazon Go. Sin embargo, este enfoque implica invertir millones de dólares en infraestructura y tecnología.

“Si los minoristas quieren sobrevivir a los retos actuales del sector, están obligados a automatizar sus procesos, pero existe una alternativa más asequible: la automatización mediante Smartphones con visión artificial y Realidad Aumentada, una manera fácil y rápida de implementar la transformación digital del negocio mejorando el servicio al cliente y reduciendo costes”, asegura Christian Floerkemeier, VP Product, CTO y co-fundador de Scandit.

Una revolución gradual

Los Smartphones con visión artificial que pueden escanear códigos de barras, verificar precios y fechas de caducidad mediante Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR); reconocer productos a través del reconocimiento de imágenes y utilizar capas de Realidad Aumentada (RA) son una alternativa muy efectiva.

“Se trata de un enfoque gradual que ya está automatizando actividades a lo largo de toda la cadena de suministro y mejorando las capacidades de los trabajadores del sector en lugar de reemplazarlos,” dijo Floerkemeier. “Además, elimina el riesgo de la inversión evitando ese enorme salto a vida o muerte que supone un enfoque de tipo “Big Bang””.

Este tipo de tecnologías evita que los minoristas tengan que prescindir de su infraestructura o interrumpir sus operaciones para instalar cámaras, balanzas, estanterías electrónicas, robots, etc. en sus instalaciones. En su lugar, pueden proporcionar a sus trabajadores smartphones y aplicaciones para interactuar con los códigos de barras de los productos y acceder a la información en tiempo real, como por ejemplo los niveles de stock, las fechas de entrega o la verificación de precios almacenada en el sistema ERP o en otras fuentes de datos. Esto permite a los trabajadores poder hacer inventarios de forma rápida, optimizar estanterías o aconsejar a los clientes, entre otras muchas tareas.

Además, la introducción gradual de la transformación digital en un negocio Retail brinda múltiples oportunidades para rediseñar los procesos y mejorar la eficiencia de la cadena de suministro.

Superar las limitaciones presupuestarias

Según el informe de McKinsey, la inercia interna suele ser la razón principal para no invertir en la transformación digital de un negocio Retail. En este sentido, existe un cuello de botella, que son los ciclos presupuestarios y la reproducción del gasto de capital del año anterior. “La respuesta es usar Smartphones para aumentar digitalmente las actividades propias del sector y mejorar las capacidades del equipo”, afirma Floerkemeier.

Los avances de la tecnología móvil y de las soluciones basadas en software evitan la necesidad de modernizar las infraestructuras con enormes gastos de CAPEX y proporcionan la oportunidad de pasar a soluciones de software basadas en el OPEX. Aprovechando códigos de barras ya existentes y sustituyendo los costosos equipos de escaneado por Smartphones, se generan ahorros importantes en costes de equipo, mantenimiento y soporte.

Según Floerkemeier, “los beneficios obtenidos por los minoristas que escogen este enfoque gradual no son inferiores a los que obtienen aquellos que optan por una actualización “Big Bang” de sus operaciones y, además, el riesgo es mucho menor”. Un ejemplo de ello es la empresa suiza Coop Passabene que permite a sus clientes pagar desde su smartphone y les envía ofertas personalizadas directamente a su teléfono móvil, lo que ha reforzado la fidelización.

Además, combinar la tecnología de visión artificial con el software de RA en los smartphones permite a los minoristas del sector Retail experimentar los puntos de verificación de la automatización y rediseñar gradualmente otros procesos de la cadena de suministro y, todo ello, a un precio más reducido y sin interrupciones de las operaciones

Computing 784