EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
sábado, 21 de septiembre de 2019
Formación
Las disciplinas científicas favoritas por las más pequeñas
Cada vez hay más niñas que disfrutan realizando experimentos científicos, aprendiendo robótica y programación, resolviendo problemas matemáticos o jugando al ajedrez
Redacción TICPymes16/08/2019

Cada vez hay más niñas que disfrutan realizando experimentos científicos, aprendiendo robótica y programación, resolviendo problemas matemáticos o jugando al ajedrez. De mayores quieren ser inventoras, científicas, matemáticas o ingenieras.

Así se expresan las 75 niñas de 6 a 11 años que, durante la última semana de junio y primera de julio, realizaron el Campamento Smartick 2019, un programa de actividades de matemáticas, robótica, talleres de ingenio y ajedrez, para fomentar las habilidades de las más pequeñas con los números y la tecnología de una forma divertida.

El 98% de las niñas afirma que los talleres de pequeñas ingenieras son sus preferidos: los fluidos no newtonianos, las reacciones químicas efervescentes, una explosión de colores para conocer la tensión superficial, la vibración de las partículas en el agua o la formación del Universo y el Big Bang,

Nueve de cada diez se decantan por la robótica y la programación: construir y programar un brazo robótico, diseñar e imprimir en 3D, levantar una casa con gafas de realidad virtual o dominar el vuelo acrobático con drones. El mismo porcentaje que manifiesta su interés por consolidar sus conocimientos matemáticos a través de juegos de magia, realizando el método online de Smartick o escuchando a referentes científicos femeninos que les alejen de los estereotipos que les inducen a no elegir ingenierías o carreras técnicas de mayores.

Y es que este es precisamente uno de los objetivos del campamento: fomentar las vocaciones STEM (siglas en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) entre las menores, y ayudar a incrementar las estadísticas en lo que se refiere al estudio y desarrollo profesional en carreras TIC. Tan solo un dato, según la UNESCO, hoy en día menos de tres de cada diez investigadores científicos en el mundo son mujeres y únicamente el 7% de las niñas se ven como científicas en el futuro. Además, en el caso de España, las estudiantes matriculadas en carreras TIC apenas suponen el 12%, según la OCDE.

Durante las dos semanas que duró el campamento organizado por los creadores del método de aprendizaje online de matemáticas para niños de 4 a 14 años, las chicas participantes pudieron conocer de cerca las historias de éxito de varias mujeres destacadas en el mundo de la ciencia.

Así, de la mano de María Santiago, descubrieron la trayectoria de las ingenieras de la UPM que han realizado un prototipo de moto eléctrica que está arrasando en los circuitos nacionales e internacionales; también conocieron cómo es el trabajo de Irene Martín, cardióloga del Hospital Gregorio Marañón; así como las historias de Marta Olivares, ingeniera de Accenture, que les animó a fomentar las inquietudes técnicas, y de la matemática Elisa Martín Garijo, directora de innovación de IBM, que les contó cómo comenzó a interesarse por las matemáticas y la tecnología.

Además de este acercamiento a las matemáticas, a través de juegos, experimentos y experiencias personales, las niñas también realizaron sesiones de Smartick Coding para familiarizarse, de una manera lúdica y amena, con los fundamentos del pensamiento computacional. La programación es el lenguaje del futuro y el método Smartick se diferencia de sus competidores precisamente por incluir en su programa curricular ejercicios prácticos que van introduciendo a los niños y niñas en el mundo del código. ¿Nuestro objetivo? Desmitificar este tipo de lenguaje y demostrar que se puede aprender a programar desde bien pequeño”, afirman los fundadores de Smartick, Javier Arroyo y Daniel González de Vega

Algunas participantes tuvieron también su primer contacto con el mundo del ajedrez, construyendo un tablero gigante mientras, que otras mostraron sus destrezas con la reina, alfiles, caballos y peones a sus compañeras.