EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 26 de febrero de 2021
Financiación
3 consejos para invertir si te toca el Gordo de la Lotería de Navidad
A solo unos días del Sorteo Extraordinario de Navidad, en el que se repartirán 2.408 millones de euros, los españoles nos hacemos la típica pregunta: ¿cómo cambiaría nuestra vida si nos tocase el Gordo?
16/12/2020

A solo unos días del Sorteo Extraordinario de Navidad, en el que se repartirán 2.408 millones de euros, los españoles nos hacemos la típica pregunta: ¿cómo cambiaría nuestra vida si nos tocase el Gordo? Seguramente, muchos coincidamos: dar la vuelta al mundo, comprar la casa o el coche de nuestros sueños, dejar pagada la hipoteca o montar un negocio.

Lo cierto es que, después de la euforia y la adrenalina del momento, lo que aconsejan los expertos es aprovechar el premio al máximo y no precipitarnos en nuestras decisiones. Y es que el Gordo está premiado con 400.000 euros (328.000 euros tras tributar a Hacienda), un buen pellizco, pero hay que ser realistas: no va a durar de por vida, por eso hay que actuar con cabeza para sacarle el máximo provecho. 

¿Qué hay que saber a la hora de invertir el premio Gordo? Los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com establecen algunos trucos si pensamos destinar el premio Gordo a adquirir una vivienda, contratar productos de inversión o guardarlo en el banco.

  1. Compra ladrillo, pero no te quedes a cero

Esta es seguramente la primera respuesta a la pregunta: ¿en qué invertirías el premio Gordo de la Lotería si te tocara? Pero la realidad es que hacer un all-in, es decir, apostar todo el premio a la compra de una vivienda y descapitalizarse por completo puede no ser la alternativa más conveniente.

Una buena estrategia es adelantar una buena parte del precio del inmueble y financiar el resto. ¿La razón? Los bajos intereses de las hipotecas actualmente. Es muy probable que nos salga a cuenta conservar una parte del premio e invertirla en otras vías o productos de inversión cuyas ganancias sean más elevadas que los intereses que pagamos por la hipoteca o simplemente guardarla para imprevistos.

Además, debemos saber que al precio de la vivienda hay que sumarle los gastos de notaría, gestoría, registro, impuestos… En total, suelen sumarle un 10% o 12% al valor del inmueble. 

  1. Invierte, pero entiende qué contratas

Al recibir el premio, el banco nos va a aconsejar, probablemente, probar alguno de los instrumentos de inversión que comercializa, como los fondos o los planes de pensiones. Antes de elegir, los expertos recomiendan entender bien el producto que se está contratando y conocer cuál es el riesgo que estamos asumiendo al invertir el dinero del premio. Cuanto más riesgo estemos dispuestos a asumir, más posibilidades tendremos de ganar más con la inversión, pero más probable será perder dinero. 

Como en el caso anterior (y en el siguiente), la diversificación es esencial. Para conseguir un equilibrio en nuestras inversiones y compensar las pérdidas con las ganancias, el secreto es repartir la parte que queramos destinar a invertir en varios productos y nunca apostarla toda a una única opción.

  1. Guárdalo en el banco, pero diversifica

Si simplemente buscamos ahorrar y no nos interesa correr riesgos, los productos de ahorro son nuestra alternativa: nos dan más seguridad y nos ofrecen rentabilidad. En este caso, no recibiremos grandes intereses, dado que el riesgo de inversión es mínimo. 

Los depósitos a plazo fijo y las cuentas bancarias son los productos que aportan una mayor seguridad a los clientes. Y es que, el dinero invertido, además de estar garantizado por el banco, también lo está por el Fondo de Garantía de Depósitos, que cubre hasta 100.000 euros por titular y banco.

Y ahí encontramos la pista de por qué es conveniente diversificar si apostamos por los depósitos o las cuentas. Los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com aconsejan repartir el premio en más de un banco para disfrutar de la protección completa, destinando a cada banco una cantidad que no exceda los 100.000 euros.

Pero estos productos no solo aportan seguridad, también pueden generar rendimientos interesantes si buscamos la alternativa más rentable. Por ejemplo, actualmente existen ofertas como las que ofrecen los bancos de la plataforma Raisin, que nos pagarían más de 900 euros en un año al depositar, por ejemplo, 100.000 euros.