EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 18 de mayo de 2022
Emprendedores
El 57% de los empleados prioriza la flexibilidad y el bienestar a la hora de elegir trabajo
Entre los trabajadores híbridos en España, la percepción de un aumento de productividad es 5 puntos mayor que la global, mientras que la percepción de un deterioro de la productividad es 10 puntos mayor en directivos españoles que en la media global, según los datos del nuevo Índice de Tendencias Laborales de Microsoft.
Redacción Computing23/03/2022

Llevamos más de un año en la transición hacia el puesto de trabajo híbrido Y Microsoft ha hecho público el nuevo Índice de Tendencias Laborales, un estudio externo en el que se ha sondeado a 31.000 personas en 31 países- junto con un análisis de billones de señales de productividad en Microsoft 365 y el de las tendencias laborales de LinkedIn.

El informe demuestra que ahora, el 57% de los encuestados españoles (frente al 53% mundial), da más importancia a aspectos como la flexibilidad o el bienestar a la hora de decidir qué trabajo elegir. Al mismo tiempo, el 86% de los empleados en España se definen como igual o más productivos trabajando en formato híbrido, por lo que se observa que la productividad no se ha resentido.

El trabajo híbrido ha aumentado siete puntos con respecto al año anterior, llegando hasta el 38%. Sin embargo, el 50% de los directivos encuestados en el nuevo informe de Microsoft afirma que su empresa ya requiere, o se encuentra en sus planes, el imponer el modelo de trabajo presencial a tiempo completo durante el próximo año: esta discrepancia entre expectativas de empleados y planes de compañía se encuentra entre las principales preocupaciones de los managers.

Tendencias clave

Para ayudar a los responsables de las empresas a enfrentar la situación actual, el estudio de Microsoft señala cinco tendencias clave que los directivos deben tener en cuenta en 2022:

Los empleados tienen nuevas prioridades: El 57% de los trabajadores en España afirma que son más propensos a dar prioridad a su salud y bienestar sobre el trabajo que antes de la pandemia, frente al 53% de media mundial. Además, el 54% de los empleados de la Generación Z y los millennials en nuestro país consideran cambiar de trabajo durante el año que viene, mientras que a nivel global estos representan un 52%.

El  60% de los directivos en España cree que los comités directivos de sus empresas no están alineados con las expectativas de los empleados, frente al 54% mundial. Y el 79% asegura que no tiene la influencia o los recursos necesarios para hacer cambios en sus equipos con el objetivo de adaptarse a la nueva realidad híbrida, una cifra que se reduce hasta el 74% a nivel global.

El rol de la oficina ha cambiado y los líderes tienen que hacer que tenga sentido. El 32% de los empleados en España que trabajan en formato híbrido dicen que su mayor reto es saber cuándo y por qué ir a la oficina, pero sólo el 23% de los líderes en nuestro país han establecido acuerdos con sus equipos para definir estas nuevas normas (frente al 28% global).

Desde febrero de 2020, el usuario medio de Teams ha visto un aumento del 252% en su tiempo de reuniones semanales, incrementándose el número de ellas en un 153%.  Además, la duración de la jornada laboral ha aumentado en 46 minutos y el trabajo fuera de horario y en fin de semana lo han hecho en un 28% y un 14%, respectivamente. En paralelo, los empleados han tomado medidas para controlar mejor el tiempo de trabajo y evitar el agotamiento digital, tomando más control sobre su agenda: las reuniones solapadas han decrecido un 44% desde el último año.

El informe también refleja que el 49% de los empleados en España se plantea cambiar a un trabajo en remoto o híbrido de cara al próximo año, frente al 52% global. Además, en un entorno híbrido, la construcción de relaciones sociales no se puede limitar a la oficina. El 42% de los directivos en nuestro país afirma que la creación de relaciones es un reto mayor al tener empleados que trabajen en un entorno híbrido o remoto, mientras que esta cifra es de un 43% a nivel global. Sin embrago, las relaciones sociales satisfactorias entre equipos directos o remotos para trabajadores híbridos impacta de forma positiva tanto en bienestar, productividad como intención de permanencia.