EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 3 de diciembre de 2021
Emprendedores
Flexibilidad laboral total, la clave para atraer talento
En tribuna para TICPYMES, Ismael García, director de Eventbrite en españa, explica las ventajas que puede traer para la empresa un modelo laboral completamente flexible.
Redacción TICPymes22/11/2021

La pandemia de la COVID-19 ha transformado la forma en la que los empleados conciben el trabajo y ha puesto de relieve la importancia de la conciliación de la vida laboral con la personal. El confinamiento ha forzado a las empresas a experimentar con el teletrabajo y ha evidenciado que es viable trabajar en remoto si la empresa está dispuesta a invertir en ello.

En Eventbrite, la plataforma tecnológica global de gestión de eventos y de compra de entradas, ya contábamos con algunas opciones de teletrabajo antes de la pandemia. Al inicio del confinamiento, toda la compañía adoptó rápidamente el teletrabajo al 100%, y en septiembre de 2020 nos comprometimos a pasar a un modelo de trabajo totalmente flexible en todas nuestras oficinas alrededor del mundo -también en España- de forma permanente, incluso en el escenario post pandemia.

Según un estudio reciente que impulsamos en España, 9 de cada 10 de nuestros empleados considera que la conciliación es clave para asegurar su productividad y la gran mayoría quiere combinar el trabajo en la oficina con el teletrabajo. Sin embargo, sólo el 2% quiere estar en la oficina a tiempo completo; y el 28% prefiere trabajar en remoto. La encuesta también revela que la preferencia por el teletrabajo al 100% se ha multiplicado casi por diez respecto a antes de la pandemia de la COVID-19.

En este sentido, para definir el modelo de trabajo óptimo para los empleados y la compañía sabíamos que era imprescindible poner en el centro del debate al profesional y sus necesidades. En respuesta a ello se ha definido el modelo de trabajo totalmente flexible donde cada miembro del equipo puede elegir con total libertad si prefiere trabajar en la oficina, en remoto o si prefiere un modelo híbrido. Por lo tanto, dejamos a elección de nuestros empleados cómo y desde dónde gestionar su trabajo de la mejor manera para ser más productivos. Por otro lado, según el estudio 'New ways of working. Reflections on the future ’, el 65% de las empresas españolas están planteando implementar 2 o 3 días a la semana de teletrabajo y el resto de días en la oficina. Esto significa ser flexibles de forma parcial, ya que se exige a los empleados que trabajen en la oficina al menos unos días a la semana. Desde Eventbrite creemos que es necesario ir un paso más allá y ofrecer flexibilidad total a los empleados.

Desde nuestra experiencia como compañía global de servicios en la nube -que ya había probado previamente diferentes formas de teletrabajo-, consideramos que para implementar este nuevo modelo de trabajo es necesario, en primer lugar, escuchar a los empleados. En segundo lugar, las compañías deben invertir en tecnología que facilite el teletrabajo, tanto de software como de hardware (ordenadores portátiles, acceso remoto a los archivos compartidos…), impulsar la transformación digital e invertir en equipos informáticos para que los procesos y el flujo de trabajo sean eficientes y productivos.

Creemos que las empresas deben facilitar la comunicación interna entre los empleados y desplegar sistemas de mensajería instantánea para los trabajadores. También es imprescindible crear las condiciones adecuadas para retener y atraer el talento, en un mercado laboral que cada vez es más competitivo. Esto incluye beneficios laborales, pero hay que ir más allá de eso.

En nuestro caso, hemos desarrollado una cultura corporativa que hace que los empleados se sientan empoderados, reconocidos y con confianza. Por ejemplo, los profesionales españoles que se incorporan a Eventbrite trabajan de forma similar a sus compañeros de Silicon Valley, pero sin salir de España. Disponen de 38 días de vacaciones al año, con el primer viernes de cada mes libre para dedicarlo a su bienestar mental, 600 euros netos al año para gastar en salud y bienestar, 400 euros para montar el puesto de trabajo remoto desde casa, seguro médico y plan de pensiones privado, seguro de vida, planes de ayuda a la fertilidad y acceso continuo a cursos de formación e idiomas, entre otros beneficios.

Y por último, es necesario preparar a los equipos de gestión y darles herramientas para que puedan trabajar, incluir y ofrecer igualdad de oportunidades tanto a los empleados que trabajan en remoto como a los empleados que están en la oficina. Dirigir un equipo a distancia es muy diferente a hacerlo en una oficina, por lo que hay que evitar que exista una brecha en su experiencia.

En definitiva, es esencial que las empresas sean conscientes de las nuevas necesidades de los profesionales. Y esto incluye perspectivas diferentes en el marco del trabajo, como el bienestar, la diversidad, la voz del empleado y condiciones para la flexibilidad. La clave está en centrarse en los empleados y en los resultados, no en el lugar desde donde se trabaja para conseguirlos. Las compañías que insistan en mantener formas de trabajo tradicionales pueden tener muchas dificultades para retener a sus empleados y atraer nuevos talentos.

Ciberseguridad en la pyme 2021