EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 3 de diciembre de 2021
Emprendedores
Embalaje industrial sostenible: la importancia de la huella ecológica en la empresa
Empresas y ciudadanos son cada vez más conscientes a la hora de apoyar modelos más sostenibles y practicar hábitos más comprometidos en el día a día, respondiendo así a la gran demanda social y a las leyes promovidas por los gobiernos e instituciones.
Redacción TICPymes28/10/2021

Reducir la huella ecológica y contribuir a una mayor sostenibilidad se convierte en un deber cada vez más apremiante y necesario. Según un reciente estudio publicado por la revista European Heart Journal, la contaminación ambiental causa 800.000 muertes al año en Europa, el doble de lo hasta ahora estimado por la Agencia Europea del Medioambiente. El mismo estudio confirma que se podrían reducir las muertes relacionadas con la contaminación en un 55 % con el uso de energías renovables. 

En la transformación económica y social necesaria para frenar el cambio climático, Europa es líder mundial en la creación de una economía circular con un ambicioso compromiso de reducir los residuos en un 90 % y reciclar el 75 % de los envases para 2030. Sin embargo, sin las políticas adecuadas se podría desbordar la capacidad de las empresas para ser más circulares medioambientalmente, según el informe 'Economía Circular para Europa: salvando la brecha entre la política y la implementación'. 

Por ello, dada la alta demanda de productos sostenibles por parte de los consumidores y el papel determinante que prestan las empresas en la ejecución de una economía circular, empresas como Aranco avanzan en sus objetivos relativos al impacto de sostenibilidad, movilizando el apoyo de empleados, socios y clientes.  

El responsable de Innovación y Proyectos de Aranco, Roberto Bereber, explica que, por convencimiento propio y por responsabilidad, es el momento de actuar y comprometerse con la sociedad presente y futura. "Los sectores industriales vinculados a la producción y comercialización de productos plásticos debemos ser especialmente autoexigentes ya que cada vez es mayor la sensibilidad y exigencia social hacia la sostenibilidad", expone.  

En 2015 la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó por unanimidad la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la cual cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que persiguen restablecer el equilibrio ecológico del planeta y abordar los retos sociales más urgentes. El propósito de Aranco en los próximos años es trabajar sobre estos objetivos ya que pueden ser asumidos como una responsabilidad y una oportunidad tanto para la población como para el tejido empresarial.   

Por eso, Aranco presentó en 2020 el Informe Medioambiental de RSC en el que el interés y el compromiso por avanzar hacia la sostenibilidad y la economía circular son una prioridad y tienen un papel destacado. "No solo el uso de energías limpias contribuye a reducir la huella medioambiental, sino que cada pequeño gesto suma. Queremos demostrar que la actividad empresarial ejercida con responsabilidad y criterios de sostenibilidad es compatible con la rentabilidad y viabilidad económica", matiza. 

En este momento, el film estirable usado no es un residuo sino un recurso que puede ser reutilizado según criterios de economía circular. Este proceso permite que tenga mayor calidad y menos residuos

Desde Aranco trabajan con films estirables que incorporan ya en su fabricación restos de film estirable usado y recogido del propio mercado (PCR, “Post Consumer Recycled”), con más de un 60 % reciclado del que al menos el 51 % procede de film estirable usado en el mercado. "rabajamos con la cultura de servicio de las 3R: reducir, reciclar y reutilizar. Esta regla es clave para cuidar el medioambiente, para reducir el volumen de residuos que generamos y así cuidar de nuestro entorno. Esto nos ayuda a tirar menos residuos, a ahorrar y a ser un consumidor más responsable", explica. 

Para las empresas, la sostenibilidad se centra en el ahorro económico, todo ello de la mano de un producto que sea más fácil de producir, embalar, enviar y reciclar. Tal y como explican desde Aranco "nuestros films son de micrajes bajos y ofrecen una sujeción asombrosamente eficaz y fiable de las mercancías. Por eso, nos atrevemos a afirmar que nuestros films estirables desafían las leyes de la física». «Nuestras envolvedoras y films de alto rendimiento y estirabilidad forman el tándem perfecto. Garantizan una reducción sustancial del uso del film y una disminución media de residuos del 50 %", señala.

Asimismo, tras la aprobación del anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados la normativa pretende establecer medidas que protejan el medioambiente y la salud, por ejemplo, reducir el impacto global del uso de los recursos e impulsar una economía baja en carbono ya que España aspira a ser un país neutro en emisiones en 2050. Para cumplir con estos objetivos todos los agentes implicados en la comercialización impulsarán el uso de alternativas reutilizables o de otro material no plástico.

A partir de ahí, Aranco está desarrollando una nueva gama de envolvedoras inteligentes con prestaciones punteras y mucho más avanzadas que las actuales. El objetivo es incrementar la conectividad, fiabilidad, seguridad y autonomía de las envolvedoras. 

"Estamos trabajando en el desarrollo de una plataforma digital que permita la analítica predictiva y prescriptiva de servicios de mantenimiento de máquinas envolvedoras y estamos desarrollando un nuevo film inteligente mucho más sostenible", destacan. 

Como empresa eficiente y sostenible, Aranco apoya a sus clientes para que obtengan sus propios objetivos de sostenibilidad, mediante soluciones e innovación digital en el proceso de final de línea. Estas soluciones les permiten reducir costes y emisiones de CO2 mediante la optimización de recursos y procesos para obtener un aumento de productividad y rentabilidad.  

En definitiva, el ahorro de costes en embalaje, logística, transporte, fabricación o en la utilización de materiales son las premisas principales, pero, lo más importante es el ahorro para el medioambiente. 

Ciberseguridad en la pyme 2021