EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 27 de septiembre de 2021
Emprendedores
Claves para que los emprendedores se adelanten a la post-pandemia
La startup española Jeff tiene un firme compromiso con la economía local y apuesta por la democratización del emprendimiento abogando porque hasta la industria más tradicional tenga presencia online
30/04/2021

La pandemia de la COVID-19 ha provocado un cambio integral a nivel socioeconómico y cultural, afectando como consecuencia a los hábitos de consumo. El primer sondeo de KPMG “Consumidores y nueva realidad” deja patente la necesidad que tienen las empresas de adaptarse a esta nueva normalidad para continuar y potenciar su actividad. La digitalización y la adaptabilidad son clave a la hora mantener un negocio provechoso. Precisamente el modelo de Jeff, lastart up española de franquicias internacionales de mayor crecimiento, se funda desde hace años en esos dos cimientos y así aporta su consolidada experiencia a la hora de administrar y ofrecer servicios tradicionales del día a día (lavandería, fitness, belleza y masajes) tanto en tienda física como en una misma app.

Según KPMG, el 46% de los españoles utiliza el canal digital para comprar con frecuencia (11 puntos más que la media global). El nuevo paradigma provocado por la pandemia ha ocasionado que los negocios se hayan sumado rápidamente a la digitalización y a la adaptabilidad para no quedarse atrás, incluyendo los más tradicionales. No obstante, el modelo de Jeff ya contemplaba estas dos necesidades e integra desde hace años en una misma plataforma un amplio catálogo de servicios del día a día. Generalmente, estos servicios no se encontraban digitalizados, por lo que tener acceso a ellos a través de una misma app resulta un paso natural en la evolución de cómo se contratan y consumen actualmente.

La startup no diferencia entre los usuarios online y offline, sino que aprovecha las ventajas de cada canal y las integra en una misma experiencia, originando “The Good Good Life”. Este ecosistema omnicanal de servicios se adapta totalmente a las necesidades del consumidor gracias a que todos ellos se encuentran integrados en una misma plataforma digital y tienen presencia física en diferentes barrios. De esta manera, el consumidor puede iniciar su experiencia online y continuarla en el punto físico, o viceversa, o hacerla cien por cien presencial o únicamente de forma digital.

Eloi Gómez, CEO de Jeff, explica: “Por un lado, los locales conservan su función tradicional al ofrecer un trato cercano al cliente; y por otro, se adecuan a la nueva realidad con herramientas digitales como el control digital de aforo, el sistema online de reservas, servicios de delivery y consumo desde casa, o instrumentos de gestión y formación para que los franquiciados puedan optimizar su negocio”.

La startup defiende la economía local, clave en la recuperación post pandemia, empoderando al emprendedor local con las herramientas para tener un negocio exitoso de proximidad

Jeff, además de adaptarse al consumidor, ofrece numerosas ventajas para los emprendedores. Mientras que quienes han abierto su negocio por cuenta propia se han visto obligados a reinventarse, los emprendedores con franquicias Jeff no han tenido que implementar grandes cambios gracias al modelo de la startup. La empresa cuenta con un equipo de profesionales listo para adaptar la propuesta de valor a las nuevas necesidades y tendencias del mercado, y así, fue pionero en su momento con cambios como la entrega sin contacto o el servicio en casa. Además, apuesta por la democratización del emprendimiento facilitando la tecnología, herramientas de gestión y formación adaptadas a las verticales a través de su “Business in a Box”.

Jeff tiene un firme compromiso con el pequeño negocio, uno de los grandes afectados por la COVID-19. La start up defiende la economía local, clave en la recuperación post pandemia, empoderando al emprendedor local con las herramientas para tener un negocio exitoso de proximidad y, por ende, incluyendo los barrios como pieza clave de su modelo. De esta manera, Jeff pretende impulsar la economía de los barrios de toda la vida con la implantación de puntos físicos que funcionen como una extensión del servicio digital y favorezcan el comercio de proximidad.