EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
domingo, 9 de agosto de 2020
Emprendedores
La startup española Arengu reúne medio millón de euros en una ronda de financiación
La startup fundada por los emprendedores gallegos Jacobo Vidal, Sergio Regueira y Pablo Castro permite reducir la fricción y mejorar la experiencia de los usuarios a la hora de completar formularios online, además de añadir procesos de verificación de datos para evitar fraude
Redacción TICPymes12/02/2020

La startup española Arengu -solución tecnológica que permite a cualquier empresa construir y automatizar sus procesos de registro con el fin de mejorar la experiencia de sus usuarios- ha cerrado una nueva ronda de financiación de 500.000 euros liderada por K Fund, el fondo de venture capital; el grupo de Business Angel, Lanai Partners y Rafael Garrido, reconocido Business Angel del sector. La empresa fundada en 2018 por Jacobo Vidal, Sergio Regueira y Pablo Castro, tres emprendedores españoles menores de 30 años, permite crear y administrar formularios online desde cualquier dispositivo, facilitando el acceso y simplificando el registro del usuario gracias a su innovadora solución SaaS (Software as a service).

“Como usuarios, estamos cansados de estar constantemente dando nuestro email y contraseña para registrarnos o iniciar sesión en páginas web o aplicaciones y, a las empresas, les preocupa que esa información se guarde de manera segura y que la experiencia sea lo más sencilla posible para el usuario final. Por ello, se nos ocurrió enfocar nuestra tecnología en simplificar tanto la creación e implementación de estos procesos para que no sean un drama para las empresas, como a mejorar significativamente la experiencia del usuario final para que pueda llegar a registrarse con tan solo un click”, afirma Jacobo Vidal, CEO de Arengu.

En sus inicios, Arengu se propuso crear una solución que permitiese generar y gestionar formularios desde una API, ya que muchas webs pedían rellenar los formularios para después integrarlos en sus propios sistemas. “Nos dimos cuenta de que la solución que habíamos diseñado no solo podía cubrir un simple caso de uso de un formulario de contacto que, por ejemplo, envía una notificación por email o que guarda los datos en un CRM, sino que podíamos cubrir de manera sencilla casos de uso técnicamente más complejos: formularios de registro, formularios con verificación por email o SMS, social login, etc. Todo ello gracias a la capacidad que tiene nuestra tecnología de conectarse con cualquier sistema para recibir y enviar datos”, destaca Vidal. 

Además, la empresa permite añadir procesos de verificación de datos para evitar fraude o spam, ayudando así a las marcas a garantizar una captación de registros altamente depurada, rentabilizando recursos e inversión, especialmente en las campañas de Paid Media.

En la actualidad, Arengu procesa más de 800.000 registros al mes y continúa su crecimiento trabajando tanto con pequeñas startups, como con clientes de la talla de Privalia (parte de VeePee) - que consiguió incrementar un 37% las conversiones utilizando la tecnología de Arengu- o Grupo Posadas, empresa cotizada en la bolsa mexicana, a la que ayuda a eliminar el fraude en sus procesos de registro. “En algunos casos descubrimos que el 65% de los usuarios registrados eran registros falsos y bloqueamos el 95% de esos registros a su CRM, consiguiendo así una mejora de la calidad de sus bases de datos y el crecimiento exponencial de sus campañas”, afirma Vidal.

Hacia un futuro más seguro sin contraseñas 

En los últimos años, el número de robos masivos de contraseñas en el entorno online ha ascendido considerablemente, pasando de 600.000 usuarios afectados en el primer semestre de 2018 a más de 940.000 en el mismo período de 2019, según datos ofrecidos por la compañía internacional dedicada a la seguridad informática Karspersky. E incluso gigantes como Facebook o Telefónica, se han visto afectados por este tipo de ataques realizados por ciberdelincuentes. 

“Por ello, desde Arengu queremos innovar en este sentido, dirigiendo el rumbo de la compañía hacia una integración de formularios sin contraseñas, reduciendo la vulnerabilidad de los usuarios ante un posible robo de información. Y es que, en los próximos años, las contraseñas terminarán por desaparecer, simplificando así todo el proceso y evitando complejidades técnicas y fallos de seguridad a las empresas a la vez que se consigue mejorar la experiencia de los usuarios para que puedan llegar a registrarse con sólo un click, sin necesidad de contraseñas en cualquier página web o aplicación”, sentencia Vidal.