EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 20 de enero de 2022
Emprendedores
¿Cómo buscar al Primer Empleado ideal para nuestra startup?
El Ingeniero Cristian Ángel Rennella, CEO de oMelhorTrato.com y colaborador en la Universidad Católica de Córdoba Argentina, muestra las claves para encontrar un buen equipo de trabajo.
16-10-2013

Uno de los mayores factores de fracaso en un emprendimiento no es que la idea de negocio sea inadecuada ó no disponer de capital de inversión para emprender. El factor más importante que puede definir directamente el éxito o fracaso está en la formación del equipo de trabajo.

Este equipo de desarrollo va a ser el que luego defina la cultura de la compañía. Y en consecuencia su ambiente de trabajo día a día. Todo esto nace de sus propios fundadores, pero también de sus primeros empleados, quienes van a influir tanto positiva como negativamente, con el mismo o mayor grado de incidencia que sus propios dueños.

En base al aprendizaje en estos últimos 6 años, compartimos las lecciones consolidadas con elMejorTrato a la hora de contratar a nuestros primeros recursos humanos, tanto con aciertos como con errores.

1. Experiencia consolidada

El primer aspecto y personalmente considero el más importante, se enfoca en la experiencia previa del candidato que se nos presenta. Sin este punto totalmente resuelto, recomiendo no avanzar bajo ningún concepto a los dos siguientes. Este factor es imprescindible.

Currículum VitaeCurrículum Vitae

Básicamente, debemos analizar qué fue lo que realizó el candidato previamente, qué proyectos desarrolló, en qué productos participó, y fundamentalmente, cómo aplicó sus conocimientos. Por más potencial que pueda tener este nuevo empleado para nuestro negocio, lamentablemente a diferencia de una empresa grande, no nos podemos dar el lujo de contratarlo y esperar meses o años para que pueda producir con eficiencia.

Un nuevo negocio vive en un contexto de desarrollo constante, el valor de nuestro proyecto reside en lo que realiza día a día, transformándose en los servicios innovadores que vamos a vender para generar nuestros primeros clientes y, en consecuencia, nuestros ingresos para seguir creciendo.

Cada candidato debe mostrar sus trabajos previos, incluso es mucho más valiosa aquella persona que tiene la capacidad de vempezar desde cero y llegar a generar un producto terminado y exitoso. Sí disponemos de la opción de contratar un ex-emprendedor técnico, no dudemos en que esa es la mejor alternativa.

2. Lo único constante es el cambio

El segundo aspecto se basa en comprender que por más que el candidato pase el punto anterior con éxito, no siempre quiere decir que es una opción viable para contratar. Por ejemplo, sí está persona tiene años de experiencia, pero siempre estuvo trabajando para grandes compañías como HP, Dell, Microsoft, Google ó Adobe, casi con el 100% de posibilidades, estará acostumbrado a un sueldo fijo, a un trabajo estable con requisitos constantes por meses y sin ningún tipo de incertidumbre respecto a su futuro.

Lamentablemente en un startup, nada de esto es verdad. Lo único constante con el paso de los días, semanas y quizás meses es que el sueldo seguramente no va a ser fijo, incluso hay que pensar en que posiblemente el próximo pago nunca llegue. Por otro lado, no es un trabajo estable, pueden existir millones de variaciones en lo que tenemos que trabajar como cambios de lenguajes de programación, cambios en la tecnología, cambios en las plataformas, etc.

Si el candidato con perfil a ser uno de nuestros primeros empleados, no está acostumbrado y/o no quiere asumir el riesgo constante que representa trabajar en un nuevo negocio, entonces no es una alternativa viable. Al mediano o largo plazo va a ser una equivocación tanto para nosotros como para él mismo.

La mejor forma de saber sí está persona cumple este factor de incertidumbre es sí alguna vez trabajó como freelancer y si se sintió cómodo y conforme trabajando de está forma (sin sueldo fijo, siempre con requerimientos nuevos y cambios constantes).

3. Aprender por cuenta propia

El último factor creo que se debe evaluar en el perfil del candidato sólo y exclusivamente una vez que se hayan superado con éxito los dos puntos anteriores.

FormaciónFormación

Esta persona debe tener la capacidad de auto-educarse. Exactamente, debe poder aprender por sus propios medios, sin un curso offline presencial, sin un profesor, sin una guía de estudio preestablecida académicamente. 

La capacidad de auto-aprendizaje se vuelve un arma primordial en cada trabajador dentro de un startup. Es el diferencial que a corto y mediano plazo va a definir el éxito de nuestro proyecto. Recordemos que la idea del emprendimiento es realizar algo disruptivo que hasta el momento no exista. Una solución que pueda resolver un problema del cliente que hasta ahora no tiene respuesta exitosa.

La mejor forma que tenemos para reconocer la capacidad de un candidato es preguntarle cómo aprendió a programar, de dónde obtuvo la información, cómo comprendió dónde aplicarla y cuándo, quién fue su profesor y cómo piensa continuar su educación ahora y en el futuro.

Para ser sincero, no hay una manera exacta para buscar, identificar y contratar al mejor candidato para nuestro proyecto emprendedor, sin embargo, si seguimos estas normas podremos discernir entre buenas, malas y excelentes opciones para completar nuestro equipo de trabajo con éxito en un camino que, por cierto, es sumamente complicado y cambiante.