EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 5 de junio de 2020
Covid-19
¿Puedo reclamar las tarjetas revolving durante el estado de alarma?
Los despachos de abogados online continúan operativos, de modo que es importante no demorar todo aquello que se pueda realizar dentro del estado de alarma
Redacción TICPymes02/04/2020

En casa y sin posibilidad de realizar nuestra vida cotidiana. La situación de falta de actividad en la que viven millones de españoles a causa de la crisis del COVID-19 hace que sea el momento perfecto para iniciar una reclamación contra los intereses usurarios y la falta de transparencia de las tarjetas revolving, un producto financiero del que hay miles de personas afectadas (más de 2 millones de personas potencialmente afectadas, según el portal financiero Misolvencia.es).

Por ello, desde Reclama Por Mí animan a los afectados a aprovechar este tiempo “muerto” para iniciar su reclamación contras las entidades financieras que le comercializaron dicho producto.

Es el momento idóneo para dar el primer paso de un camino que puede durar varios meses, ya que todos los procesos previos a la vía judicial se pueden realizar sin ningún problema. Los despachos de abogados online continúan operativos, de modo que es importante no demorar todo aquello que se pueda realizar dentro del estado de alarma.

Tras la Sentencia del Tribunal Supremo, muchos afectados han recibido llamadas de las entidades para llegar a acuerdos en los que se les baja el interés o directamente les aplican una rebaja. Al recibir esta mejora de condiciones, los usuarios pueden pensar que ya no tienen derecho a reclamar, pero no es así. Desde la plataforma informan que pueden reclamar y denunciar la devolución de lo pagado de más desde la fecha del contrato hasta ahora. 

Para iniciar el proceso de reclamación de una tarjeta revolving, cualquier persona afectada tan solo necesita reunir el contrato de la tarjeta y los extractos del banco que se pueden encontrar en el área cliente de la entidad. De esta forma, se pueden estudiar con detalle las condiciones aplicadas durante la vida del crédito.

Desde el despacho de abogados se encargan de recopilar toda la información del crédito a través de una reclamación extrajudicial. “Realizando este paso ya podremos estudiar en profundidad la idoneidad de continuar con la reclamación en la vía judicial, además de calcular las cantidades que el consumidor podría recuperar”, explican.

Además, desde la plataforma advierten que esta situación de alerta sanitaria que vivimos y la consecuente crisis económica que supondrá para millones de personas puede convertirse en una oportunidad de mercado para las entidades financieras que comercializan créditos al consumo a aquellos que necesitan una salida inmediata con la que hacer frente a los pagos. Es importante que ante una situación de falta de ingresos económicos, las familias estudien todos los tipos de financiación, más allá de las tarjetas revolving y microcréditos, ya que las condiciones de estos créditos pueden condenar al consumidor a pagar intereses desproporcionados durante los próximos años”, advierten desde Reclamapormi.

Desde el pasado 4 de marzo, momento en el que se conoció la sentencia del Tribunal Supremo contra las tarjetas revolving comercializadas por WiZink, más de 3.000 personas se han puesto en contacto con la plataforma en relación con estos abusos bancarios.

De los afectados que han acudido a Reclama Por Mí, por entidades, el 60% corresponden a tarjetas revolving comercializadas por WiZink. Le siguen, aunque mucha menos proporción, Bankintercard con un 7%, Cofidis (5%) Creditea (4%) Cetelem (4%) y La Caixa, con un 2%.

Pyme 2020