EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 10 de agosto de 2020
Comercio Electrónico
La digitalización abre la puerta de la nueva era para las pymes y autónomos
Gianluca Stamerra, director regional de GoDaddy para España, Italia y Francia
23/06/2020

La crisis derivada de la Covid-19 está afectando a numerosas empresas españolas que se han visto obligadas a cerrar sus puertas durante meses. De hecho, según una encuesta que hemos llevado a cabo recientemente, el 83% de las pequeñas empresas y autónomos españoles es consciente de que la situación derivada de esta pandemia afectará negativamente (mucho o bastante) a su negocio. Por tanto, es necesario adaptarse al mundo digital en busca de nuevas vías y alternativas que permitan seguir adelante, ampliar mercado y llegar a más clientes.

El contar con puntos de contacto digitales con tus clientes, puede ser salvavidas para cualquier pequeña empresa en este momento. La relevancia del ámbito tecnológico en el bienestar de los negocios hoy es día es evidente: el 60% de las empresas afirma que sólo aquellas pequeñas compañías que tengan un mayor grado de digitalización podrán frenar en mayor medida el impacto negativo del coronavirus en su de negocio. Sin embargo, y a pesar de estos datos, la digitalización sigue siendo una tarea pendiente, ya que todavía un alto porcentaje de las pequeñas empresas y autónomos españoles no cuenta con página web (casi 4 de cada 10 encuestados les habría gustado disponer una web implementada antes del inicio de la pandemia). Haber contado con su propia página web habría garantizado que pudieran alcanzar un mayor público objetivo, aumentando así sus oportunidades de venta a los clientes que estén de forma presencial en su establecimiento o negocio.

Implementar canales de venta online, una alternativa para hacer crecer el negocio

Contar con un ecommerce hace que, ante situaciones como la que estamos viviendo, la actividad comercial de gran parte del negocio minorista pueda continuar. Establecer estrategias digitales puede evitar, tanto un cese momentáneo de la actividad como permitan seguir generando negocio; es poder contar con una mayor flexibilidad y capacidad de reacción frente a los imprevistos que puedan suceder en las tiendas físicas. Además, tener nuevas vías de ingreso a través de canales de venta de productos o servicios es un anhelo para muchos negocios. De hecho, casi 1 de cada 4 pequeñas empresas y autónomos en España apuesta por incorporar una página web con canal propio de venta, por lo que más que una alternativa a su negocio físico es un complemento.

Asimismo, y como consecuencia de la interrupción del servicio habitual en espacios físicos por el brote de Covid-19, existe una mayor predisposición a iniciar el proceso de digitalización por parte de las pequeñas empresas. En este sentido, tras la encuesta que hemos realizado, podemos afirmar que el foco se centra en poner en marcha campañas de emailing o enviar newsletters (15%) o, incluso, ofertar productos o servicios a través de un Marketplace, como puede ser Amazon (9%).

Sin embargo, aunque esta pandemia está sirviendo para que se produzca un acercamiento al mundo digital, uno de los impedimentos más destacados para que esto suceda es que la mayoría siguen teniendo muchas dudas ante las dificultades con las que se pueden encontrar a la hora de aplicar estas medidas. Así, la falta de conocimientos sobre digitalización y la preocupación que provoca una posible inversión económica para poder lograrlo, siguen siendo los principales hándicaps para que todas estas pequeñas empresas terminen apostando por una versión digitalizada de sus negocios. Por este motivo, es fundamental acompañar a las empresas en este proceso y poner a su disposición los recursos técnicos y de asesoría, gracias a nuestro equipo de soporte telefónico, que ayuda a los clientes en la toma de decisiones. 

En este sentido, desde GoDaddy trabajamos con el más firme compromiso de ayudar a las empresas a realizar este viaje con éxito. Para ello, contamos con un amplio abanico de soluciones tecnológica, recursos didácticos e iniciativas para adaptarnos a las distintas situaciones, tamaños y necesidades de cada empresa.

En definitiva, es evidente que la situación que estamos atravesando supone un reto para las empresas, que deben apostar por adaptarse a una nueva realidad en la que el mundo digital juega un papel fundamental para el bienestar de los pequeños negocios. Por ello, es clave que las empresas den el paso para poder contar con presencia en internet por medio de páginas web, estrategias de marketing digital y, por supuesto, un ecommerce que les permita abrir nuevos canales de venta al público.

Pyme 2020