EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 16 de mayo de 2022
Autónomos
El impacto de la Covid-19 en la transformación digital de las pymes
Un artículo de opinión de Pablo Almirall, SMB Lead en Prodware Spain
03/12/2020
Pablo Almirall, SMB Lead en Prodware SpainPablo Almirall, SMB Lead en Prodware Spain

Tras el impacto de la pandemia causada por la COVID-19, donde todos los sectores empresariales se han visto afectados, hemos experimentado una serie de cambios que han hecho que la mayoría de las compañías aceleren su transformación digital. De la noche a la mañana, el brote ha obligado tanto a las organizaciones grandes como a las pequeñas a cerrar sus puertas y a sumergirse en un mundo online mientras trabajan con el objetivo de mantener a sus empleados y clientes seguros, conectados entre sí, y seguir avanzando en el terreno profesional diario.

Hoy en día, a medida que algunas organizaciones comienzan a retomar su actividad habitual y otras siguen siendo totalmente remotas, las pequeñas y medianas empresas tienen que hacer frente a un conjunto de desafíos excepcionales. Por ello, es necesario trabajar en este sentido para afrontar los retos del presente y convertirlos en las oportunidades del futuro.

Retos presentes y futuros 

Los negocios que basan su relación con clientes en el comercio tradicional, en las tiendas físicas, tienen que cambiar. La digitalización significa relacionarse con los clientes allí donde estén, eliminando todo tipo de barreras. Este es el año en que las pymes darán el salto al mundo digital y comenzarán a aprovechar las plataformas que integran sus flujos de trabajo con Inteligencia Artificial, seguridad y conectividad permanente en la nube.

Acelerar el canal digital es fundamental para cualquier negocio hoy en día. Pero, ¿esto qué significa? Durante esta pandemia, estamos aprendiendo que hay varias etapas para volverse digital. Al principio, la mayoría de nosotros nos centramos en la transición a entornos laborales y en cambiar los servicios que se adaptaban a nuestras nuevas necesidades, como las videollamadas. Esto provocó un aumento en la demanda de trabajadores remotos y en las herramientas para apoyarlos. Según informó Microsoft, a finales del mes de marzo se alcanzó el récord de 2.700 millones de minutos de reuniones alojadas en Teams en un solo día. Pero a medida que hemos entrado en una nueva etapa de "digitalización", donde muchos negocios han pasado a atender a sus clientes de manera online incluso si su empresa opera en un espacio físico, las compañías están encontrando más formas de aprovechar las fuerzas de trabajo ágiles y remotas gracias a las herramientas tecnológicas disruptivas que encuentran a su alcance. 

Las nuevas tecnologías para pymes se centrarán en capacitar a los empleados remotos para que trabajen de manera productiva desde cualquier lugar, con información centralizada y con acceso a las mismas aplicaciones y capacidades críticas que tendrían en una oficina central, consiguiendo estar más cerca que nunca de los clientes, pero en la distancia. Por ello, la automatización en la nube, la virtualización de escritorios, el Internet de las cosas, la Inteligencia Artificial y el Machine Learning serán tendencia. 

En este sentido, la transformación digital suena a un proyecto tan ambicioso que puede resultar abrumador. Desarrollar la idea de que proyectos concretos consigue saltos enormes en la transformación de las compañías. La transformación debe entenderse más como un proyecto de continuidad, y aquellas empresas que lo intenten, serán las que prosperarán a lo largo del tiempo. La transformación digital implica una serie de pasos que se complementan entre sí, ya que la tecnología se adopta e implementa con el objetivo final de crear una organización digitalmente madura. 

Cuatro tendencias fundamentales 

La disrupción digital puede abordarse desde cuatro perspectivas diferentes que harán que tu compañía se convierta en una empresa resiliente. El actual entorno cambiante, ambiguo y complejo requiere de unas determinadas actuaciones que ofrecerán la capacidad de adaptación para que las pymes puedan dar respuesta a las exigencias actuales.

Para ello, es necesario construir un valor añadido de forma segura y sostenible con el fin de crear compañías resilientes e inteligentes mediante las soluciones tecnológicas adecuadas para cada sector. Digital Boost es la propuesta de valor que hemos diseñado en Prodware para seguir el ritmo de los cambios que han llegado para quedarse. Encontramos cuatro perspectivas fundamentales en las que se basa: 

  • Empoderamiento de la fuerza laboral remota: la sociedad y el entorno de trabajo han cambiado de forma significativa y probablemente permanente. Las nuevas formas de trabajar buscan aumentar la flexibilidad, la eficacia y la conexión para alcanzar una fuerza laboral diversa, multigeneracional, ágil y productiva. 
  • Adaptación rápida de los procesos comerciales con automatización y conocimiento empresarial: el incremento exponencial de las transacciones online impone disponer de sistemas flexibles, unificados e integrados acordes con los cambios en la demanda. Digitalizar los procesos comerciales permite adaptarnos a las exigencias del mercado.
  • Conexión constante con los clientes: el nuevo Customer Journey está marcado por la seguridad, la proximidad, el precio inteligente y la experiencia de servicio. Disponer de una visión 360 grados del cliente es el único camino posible para ofrecer una experiencia personalizada a través del canal online.
  • Seguridad y continuidad de tu negocio: es vital disponer de mecanismos ágiles que permitan reaccionar rápidamente ante las posibles contingencias que se puedan presentar en la organización. En un entorno cada vez más rápido en innovación tecnológica y más cambiante en demandas comerciales, se extrema la necesidad de visualizar las ventajas de negocio en diferentes niveles de trabajo para obtener el máximo beneficio en el menor tiempo posible.

La brecha tecnológica entre las soluciones empresariales y las herramientas tecnológicas para las pymes se hace cada día más pequeña. El futuro de los negocios es digital, tanto para los clientes como para las operaciones comerciales. El cambio a estas plataformas online puede ayudar a fomentar el crecimiento y a racionalizar los procesos permitiendo conectar con las necesidades de los clientes. 

Apostar por las soluciones que la tecnología nos ofrece significará estar preparados y a la vanguardia de los nuevos tiempos. Aquellas empresas que busquen desarrollar las capacidades digitales necesarias para prosperar, serán las que emerjan más fuertes del contexto de incertidumbre actual, innovando y aprovechando la crisis como una oportunidad para transformar digitalmente su compañía