EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 5 de agosto de 2020
Autónomos
Cómo minimizar el efecto del coronavirus en la actividad de pymes y autónomos
En un momento como el actual, la capacidad de ofrecer servicios, atención y soluciones a los clientes de manera online cobra muchísima fuerza
11/03/2020

La flexibilidad y el abanico de posibilidades que ofrecen las tecnologías suelen entenderse como un beneficio o apoyo para impulsar la actividad de las compañías, pero ¿qué pasa cuando la alternativa se convierte en necesidad? La crisis del coronavirus está suponiendo un reto para las empresas a nivel mundial: no sólo por la incertidumbre ante una enfermedad de la que todavía se desconoce el alcance real que tendrá, sino por la repercusión que puede tener en la economía de los países más afectados.

Concretamente en China, el PMI (el indicador de referencia de la industria manufacturera) registró en febrero el peor índice de su serie histórica; un dato que no esperaban los analistas y que ha hecho saltar las alarmas. Los efectos económicos están afectando sobre todo a las actividades relacionadas con el turismo y a todas aquellas dependientes de la cadena de suministro internacional, pero ningún sector parece estar a salvo de esta crisis.

En un momento como el actual, la capacidad de ofrecer servicios, atención y soluciones a los clientes de manera online cobra muchísima fuerza, muchas grandes compañías y multinacionales están perfectamente preparadas para este entorno, pero ¿qué pasa con los pequeños negocios y los autónomos? Ahora más que nunca, que una pequeña empresa pueda atender su negocio de manera online es lo que marcará la diferencia.

La crisis del Coronavirus está incrementando considerablemente que solventemos nuestras necesidades de productos y servicios en el entorno web, disminuyendo de esta manera el contacto físico y la posibilidad de contraer el virus.

Teniendo en cuenta este contexto, BeeDIGITAL, empresa experta en soluciones de marketing digital para Pymes y Autónomos, destaca la importancia de contar con una buena estrategia digital, dependiendo de la actividad y necesidades de cada negocio. "Contar con una presencia online en los sites más relevantes para los buscadores, tener una página web o perfiles en redes sociales ayudará enormemente a que los pequeños negocios continúen con su actividad y minimicen el impacto del Coronavirus", afirma Javier Castro, CEO de BeeDIGITAL. “En tiempos de auge de los servicios digitales, la empresa que no está (bien) en Internet, no existe”, concluye.