EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 19 de agosto de 2019
Autónomos
Andalucía, caso de éxito en el uso de factura electrónica
Andalucía ocupó la tercera posición en volumen de facturas recibidas (8.65%) y de empresas receptoras (9%)
Redacción TICPymes19/03/2019

Andalucía renovó en 2018 la tercera posición en la utilización de la factura electrónica en España, según el Estudio sobre el uso de la Factura Electrónica en España 2017-2018, elaborado por SERES. Según el informe, el 9,41% de las facturas electrónicas se emitieron en Andalucía y el 9,84% de las empresas emisoras fueron andaluzas. Andalucía ocupó también la tercera posición en volumen de facturas recibidas (8.65%) y de empresas receptoras (9%).

En el ranking de volumen de facturas emitidas, Andalucía se situó por detrás de Madrid y Cataluña y en el de empresas emisoras detrás de Madrid y la Comunidad Valenciana. Respecto a 2017, el número de facturas creció un 0,46% y el de empresas emisoras se redujo en un 1,39%.

Por provincias

En emisión de facturas, las provincias más activas fueron Granada (el 7,52% del total nacional) seguida de Sevilla (0,78%), Málaga (0,42%), Cádiz (0,20%), Almería y Jaén (0,15%), Córdoba (0,12%) y Huelva ( 0,07%). En volumen de empresa emisoras, las de Sevilla representaron el 3,71% del total, seguida por las de Granada (1,71%), Córdoba (1,06%),  Málaga (0,97%), Cádiz (0,80%), Huelva (0,68%), Jaén (0,56%) y Almería (0,35%).

Por su parte, por volumen de factura recibidas, Granada encabeza el ranking con el 4,44% del total nacional, seguida de Sevilla (1,73%), Málaga (0,87%), Cádiz (0,1%), Córdoba (0,45%), Jaén (0,27%),  Almería (0,21%) y Huelva (0,17%).

Finalmente, por volumen de empresas que recibieron facturas electrónicas, la primera posición corresponde a Sevilla (2,27%), seguida de Málaga (1,52%), Cádiz (1,16%), Córdoba (1,12%), Granada (1,04%), Huelva (0,80%), Jaén (0,56%) y Almería (0,53%).

Total nacional

De acuerdo con el estudio, el número de facturas electrónicas procesadas en 2018 en España ascendió a 181.884.086 documentos, un 14,92% más que en 2017, según el Estudio SERES de Implantación de la Factura Electrónica en España 2017-2018. Del total, 147.953.331 documentos corresponden a transacciones entre empresas (B2B), 22.292.891 a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G) y 11.637.864 a ventas de empresas a particulares (B2C).

Según el informe, gracias al uso de la factura electrónica, las empresas españolas se ahorraron en 2018 algo más de 900 millones de euros en la gestión de las facturas recibidas y 511 millones de euros en la gestión de las facturas emitidas. También se ahorraron 662.145 horas en la tramitación de las facturas recibidas y 106.963 horas en las emitidas, además de reducir de manera significativa el impacto medioambiental derivado de la eliminación del uso de papel.

2019, nuevo punto de inflexión

A pesar de la contracción del crecimiento económico en la zona euro, todo parece indicar que 2019 será un año muy importante para la universalización de la factura electrónica en la UE. El nuevo estándar europeo de factura electrónica, que será obligatorio en las relaciones B2G a partir del próximo 18 de abril, y las primeras iniciativas nacionales que apuntan a una obligatoriedad general del uso de la e-factura serán el espaldarazo definitivo a la desmaterialización de la factura y al impulso del intercambio electrónico de otros documentos. “La e-factura es una pieza clave de la transformación digital de los negocios y sus efectos positivos empezarán a notarse en el conjunto de la sociedad”, añade Alberto Redondo.

Computing 780