EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 20 de enero de 2022
Autónomos
Se prevén 50.000 nuevos trabajadores autónomos en 2016
La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) es optimista.
Redacción TICPymes30-12-2015

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) es optimista de cara a 2016.

De acuerdo con el pronóstico de la organización se crearan unos 500.000 empleos a lo largo del año venidero, de los que aproximadamente una tercera parte “estarán bajo el paraguas de los autónomos”, aseguró su presidente Lorenzo Amor. 

En este sentido, ATA ha querido subrayar el crecimiento del colectivo de trabajadores por cuenta propia a lo largo de 2015 y la aprobación de 18 medidas –seguridad social, protección, fiscalidad, menores impuestos y eliminación de trabas burocráticas- para facilitar el empleo autónomo, entre las que se encuentran algunas propuestas por la propia asociación. 

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos destaca la Tarifa Plana de 50 euros para los nuevos autónomos, la compatibilización de la prestación por desempleo y actividad por cuenta propia durante nueve meses, la opción de reanudar el cobro por desempleo si se fracasa y la capitalización del 100% de la prestación por desempleo para activar un negocio. 

Asimismo, pone en valor la tarifa plana para contratación indefinida, la bonificación del 50% de cuota de autónomos durante 18 meses a los familiares colaboradores y la rebaja del 7% de la retención para nuevos emprendedores profesionales durante el primer ejercicio de la actividad. 

De acuerdo con el balance de ATA, 2015 ha sido el año de “la recuperación de la economía real”  con unos datos macroeconómicos que invitan al optimismo como el retorno de la confianza del consumidor a máximos históricos, las operaciones del ICO, el aumento del crédito o los 14 meses consecutivos de aumento de ventas comerciales o los 18 de crecimiento del empleo en este sector.

Sin embargo advierte de la importancia de un Gobierno estable. De haber nuevas elecciones, Lorenzo Amor considera que “el crecimiento del PIB no llegaría al 2%, la tasa del paro no bajaría del 20% y las expectativas de creación del empleo se reducirían a la mitad”.