EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 19 de julio de 2019
Tecnología
El uso industrial del IoT podría alcanzar los 200.000 millones de dólares en 2021
La ciberseguridad es la clave para desbloquear la demanda en el Internet de las cosas
Redacción TICPymes30/04/2019

Las empresas se han dado cuenta que la integración del uso de IoT en su tecnología operativa y sistemas de IT existentes es más difícil de lo esperado. Aun así, las expectativas de implementación siguen siendo ambiciosas.

Los resultados de la encuesta de Bain & Company a empresas del sector industrial sobre el IoT, recogidos en el nuevo informe, Beyond Proofs of Concept: Scaling the Industrial IoT, muestran que, en 2016, el 60% de los encuestados esperaban estar en la fase de implementación en 2020. Sin embargo, en la encuesta de 2018, las expectativas sobre la implementación de IoT se redujeron levemente rondando el 50%, y ahora, los participantes creen que tardarán más de lo que estimaban inicialmente.

“A pesar de los numerosos desafíos a corto plazo en el uso industrial del Internet de las cosas, creemos que el progreso a largo plazo sigue en camino”, señala Pablo Cornicelli, socio de la práctica de tecnología de Bain & Company. "Dado el progreso en la tecnología de sensores, conectividad 5G, informática y análisis perimetral, y una estimación de 20.000 millones de dispositivos que deben estar conectados en 2020, existen pocas dudas sobre el potencial del IoT y la tecnología de análisis para ofrecer grandes mejoras en cuanto a eficiencia".

Antes de todo, los clientes industriales tienen que superar varias barreras en el proceso de adopción

En la encuesta de 2018, los problemas que preocupaban a las empresas industriales fueron los que surgieron durante la implementación, concretamente, la experiencia técnica, las dificultades para portar datos a diferentes formatos y los riesgos de transición.

Los proveedores de IoT pueden ayudar a los clientes a superar estas barreras de adopción con un mayor conocimiento sobre los usos industriales específicos y ofreciendo soluciones de principio a fin,” señala Pablo Cornicelli, socio de la práctica de tecnología de Bain & Company. Para ello, deberán alinearse aún más con los casos de uso que los clientes esperan”.

Además, para lograr escalas, los proveedores y fabricantes de tecnología operativa tendrán que movilizarse en el próximo año para asegurarse de que adquieren las capacidades y el posicionamiento necesarios para lograr el éxito a largo plazo. A continuación, se presentan algunas acciones agrupadas en cuatro puntos, que pueden servir de guía: 

  1. Centrar las apuestas. Focalizarse en los casos de uso concretos y en la eliminación de barreras tales como la seguridad, el retorno de la inversión y la integración. Aprender de las pruebas de errores y elaborar una guía con los casos de éxito.
  2. No es un esfuerzo de la compañía en cuestión solamente. Reconocer que existe una brecha de capacidades y tratar de abordarlas junto con otros socios. Trabajar con políticas de seguridad de contenido (CPS por sus siglas en inglés), proveedores de análisis o los proveedores de tecnología de la información en función de cada caso.
  3. Comunicar al director financiero que el punto de equilibrio tardará en alcanzarse. El desarrollo de capacidades y el establecimiento de una relación sólida con los socios, toma su tiempo. Hay que centrar el esfuerzo con una visión realista de la financiación necesaria, el calendario y los cambios de personal necesarios para obtener resultados.
  4. Buscar nuevos talentos. Los mejores empleados de una empresa sobresalen en sus trabajos, pero los nuevos modelos operativos pueden requerir habilidades diferentes. Aprender a identificar, contratar y retener el talento empresarial necesario para prosperar en esta evolución de su modelo de negocio.

“Muchas compañías luchan para alcanzar el éxito en las pruebas de concepto en medio del temor de ¨sacrificar¨ sus productos e ingresos existentes o con la preocupación de que los cambios en la empresa no cumplan con los requisitos de pérdidas y ganancias (P&L)”, indica Pablo Cornicelli.“Es fundamental rediseñar el modelo operativo en torno a las iniciativas del IoT, de manera que, los “emprendedores” internos puedan aprovechar estas oportunidades sin alejar al resto de la organización.”