EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
sábado, 25 de mayo de 2019
Tecnología
Cómo superar el miedo a la digitalización
Según Prodware, mejorar el control de los procesos de negocio o aumentar la productividad de los empleados son algunas de las metas a las que se llega con la digitalización de la compañía.
Redacción TICPymes07/03/2019

La mayoría de las organizaciones son conscientes de la necesidad de dar el paso hacia su digitalización para no alejarse de sus clientes ni de la competencia. Sin embargo, la incertidumbre sobre cómo se desarrollará el proceso en términos de costes, tiempo y recursos internos, así como los resultados finales que arrojará, frena el inicio de un proceso abocado a suceder.  

Para superar estos miedos es importante conocer bien los riesgos a los que se enfrentan las organizaciones si no cumplen con la exigencia del mercado, pero también los beneficios que obtendrán con la digitalización. Prodware aprovecha su experiencia en procesos de digitalización para marcar una serie de pautas a tener en cuenta a la hora de luchar contra la resistencia inicial al cambio. 

Establecer unos objetivos claros

Mejorar el control de los procesos de negocio, aumentar la productividad de los empleados, lograr una visión completa de toda la información de la empresa son algunas de las metas a las que se llega con la digitalización de la compañía. Marcar unas prioridades y establecer unos indicadores de seguimiento ayuda a saber en todo momento si se va por el camino adecuado. Los sistemas actuales, que integran todas las áreas de negocio, proporcionan datos que permiten conocer en tiempo real el estado de la compañía. Además, ofrecen un nivel alto de flexibilidad y escalabilidad gracias a su infraestructura en la nube que les permite adaptarse fácilmente a las circunstancias de cada sector y compañía en todo momento. 

Definir las necesidades 

El desarrollo tecnológico de los últimos ha traído al mercado soluciones mucho más accesibles para empresas de todos los tamaños y presupuestos. Si hasta hace bien poco la inteligencia artificial o la analítica avanzada solo estaban al alcance de grandes corporaciones, ahora cada vez más compañías pueden utilizarlas en sus procesos de negocio. Las organizaciones necesitan tecnologías fiables y completas que integren toda la gestión empresarial en una única plataforma que impulse la eficiencia mediante tareas y flujos de trabajo automatizados. En la medida en que los recursos tecnológicos disponibles son cada vez mayores, las empresas han de priorizar sobre aquellos que mejor ayudan a cumplir sus objetivos definidos y a cubrir las necesidades de su día a día. Objetivos y necesidades son dos factores que irán evolucionando con el tiempo, como también lo harán sus sistemas de gestión. 

Avanzar de forma gradual

Diseñar una hoja de ruta que aporte transparencia en cada una de las etapas e involucre a todos los departamentos proporcionará seguridad y confianza en los equipos y facilitará el cambio. Por otro lado, frente a los largos despliegues de antaño, las soluciones tecnológicas actuales ofrecen implantaciones mucho más ágiles que permiten disfrutar de sus beneficios desde el primer día gracias a que combinan una completa funcionalidad en la nube con una experiencia de usuario renovada, optimizada para que se adaptan al ritmo de aprendizaje y desarrollo de la empresa e impulsa la usabilidad y la productividad. 

Confiar en los expertos

Contar con un proveedor de IT que acompañe a la empresa en el proceso también ayuda a superar esos miedos que llevan a las compañías a retrasar lo inevitable. Los cambios deben empezar desde la alta dirección, responsable no solo de confiar en las ventajas de la digitalización y extender esa confianza al resto de la plantilla, sino también de elegir a un socio capaz de explicar los diversos procesos y ponerlos en marcha de forma pedagógica y proactiva. Conectar los datos de la empresa, obtener una visión completa del negocio, aumentar la productividad y mejorar los resultados es el primer paso para iniciar un proceso que derriba los obstáculos que limitaban hasta ahora el crecimiento del negocio. 

Computing 780