EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 19 de julio de 2019
Tecnología
La guerra electoral en tiempos de WhatsApp
Los partidos políticos van a diversificar sus estrategias e innovarán en plataformas como Instagram o Telegram
Redacción TICPymes26/02/2019

¿Cómo van a utilizar las redes sociales los partidos políticos en la campaña electoral que se aproxima? ¿Será Facebook la red más influyente después del escándalo de las noticias falsas? Aunque sigue siendo la plataforma más demandada a la hora de consumir información (el 48% de la población conectada en España usa Facebook para leer, compartir o comentar noticias, según la encuesta del Digital News Report 2018 realizada por la Universidad de Navarra en colaboración con la Universidad de Oxford), la red fundada por Mark Zuckerberg va perdiendo margen de influencia, y no solo entre los más jóvenes.

Esto va a obligar a los partidos políticos a diversificar estrategias en diferentes plataformas, explica Silvia Martínez Martínez, profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicaciónde la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y coordinadora de la mesa redonda «Píldoras Social Media: “La relación de medios y redes sociales más allá de Facebook”». Para Martínez Martínez, "las experiencias en pasadas elecciones están cambiando algunas de las políticas y condiciones de uso de las redes sociales".

Facebook y Twitter seguirán teniendo un papel importante, "pero cada vez de forma más quirúrgica", pronostica David Varona, docente colaborador de la UOC y profesor de la Universidad Loyola Andalucía. Es decir, los partidos políticos utilizarán ambas plataformas para programar "campañas muy pensadas, muy bien segmentadas y dirigidas de forma muy precisa a perfiles muy concretos que, después, son los verdaderos difusores". Según los expertos, Instagram podría ser la red donde los estrategas políticos pongan todo su ingenio y será una de las plataformas más novedosas en campaña electoral. "Pero la gran batalla se desplaza a las plataformas de conversación privadas, como WhatsApp y Messenger, que es donde va a estar la difusión de noticias que buscan la viralidad más agresiva", añade Varona.

La reputación de Facebook, en entredicho

Los motivos por los que Facebook pierde peso como plataforma para consumir información, y no solo electoral, son básicamente "los escándalos vinculados con temas de seguridad y protección de datos y la distribución de noticias falsas", explica Varona. "La lucha contra las noticias falsas y las presiones recibidas a raíz de las elecciones que ganó Donald Trump" han hecho mella en esta red social, según el profesor colaborador de la UOC. Si a esto se añade que la semana pasada un comité de la Cámara de los Comunes británica pidió medidas urgentes contra Facebook para impedir la desinformación, tras acusarla de «gánster digital» y de violar «intencionadamente» la ley de protección de datos y competencia británica, la red social liderada por Mark Zuckerberg queda seriamente afectada.

Para paliar esta falta de confianza, representantes de Facebook ya han anunciado "medidas relacionadas con aumentar la transparencia de acciones políticas publicitarias, entre las que se encuentran la identificación y la autorización", explica Martínez Martínez.

Por otra parte, los mileniales se inclinan por acudir a otras plataformas a la hora de consumir contenidos: en España uno de cada tres jóvenes encuentra en YouTube o Twitter un espacio para las noticias y el 16 % ya usa Instagram con esta finalidad, según la encuesta del Digital News Report 2018. Y, si seguimos las tendencias de Estados Unidos, también hay que prestar atención a otra plataforma: Snapchat. Según la encuesta Uso de las redes sociales en 2018 realizada por el Pew Research Center (PEW), un centro de investigación con sede en Washington, aunque Facebook y YouTube son las más utilizadas por los adultos, alrededor del 78 % de los jóvenes de 18 a 24 años usa Snapchat, y una gran mayoría de estos usuarios (71 %) visitan la plataforma varias veces al día. En este sentido, Martínez Martínez destaca que los jóvenes pueden percibir que la red fundada por Zuckerberg es una plataforma "para un público de edad más adulta y, por lo tanto, que está desfasada".