EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 19 de junio de 2019
Tecnología
Móviles "reciclados", un regalo sostenible en auge esta Navidad
Redacción TICPymes18/12/2018

Los teléfonos inteligentes reacondicionados cada día están más valorados tanto para comprarlos como para regalarlos. Las empresas que reparan teléfonos y los venden cada día tienen más clientes y los consumidores que deciden reparar sus terminales para regalarlos también se multiplican. Y es que un smartphone de alta gama puede tener más de una vida.

Hemos detectado entre nuestros clientes que cada vez son más quienes invierten en reparar un móvil para después regalarlo y esta acción en Navidad crece. Es común que quienes más uso le dan a su smartphone ante un fallo decidan comprar un nuevo aparato, sin embargo, luego reparan el antiguo para regalarlo a algún familiar o amigo que lo utilice menos. Así es normal que los teléfonos pasen de padres a hijos adolescentes o de jóvenes a mayores que dan un uso limitado al terminal”, explica José Luis Lasa, CEO y cofundador de TABILI.

Los móviles reacondicionados son una forma en la que muchos consumidores acceden a teléfono que nuevos no se lo podrían permitir por sus altos precios. Una tendencia que ayuda a luchar contra el impacto ecológico de los residuos tecnológicos, luchar contro la obsolescencia programada y minimiza el uso de los llamados minerales de sangre, pues el 99% de los móviles que utilizamos llevan coltán en su interior, un compuesto de los minerales columbita (COL) y tantalita (TAN) que se extraen de minas africanas, muchas que explotan a personas y niños e incluso producen conflictos armados.

“Hasta hace unos 5-10 años no era tan normal comprar móviles de segunda mano o preferir reparar antes de comprar (ya que muchas veces las operadoras te daban otro móvil cada X tiempo). ¡Afortunadamente esto ha cambiado! Hoy día, a los usuarios que tienen dispositivos de calidad, su reparación les compensa; una acción que también favorece al medio ambiente y al gran problema de la extracción del coltán”, asegura Lasa.

El 95% de la contaminación de los smartphones se produce durante su proceso de fabricación, según un estudio de la Universidad Mc Master de Canadá. “Si su vida media es de 2 años, alargar la vida útil del teléfono un par de años más ayuda al planeta. Sin duda, los teléfonos móviles tienen más de una vida… dicen que los iPhones tienen tres. Es más, podrían durar hasta 12 años si no se acortara su vida con la obsolescencia programada, práctica de los fabricantes que ya comienza a penalizarse en algunos países como Italia que ha puesto la primera multa del mundo a Apple y Samsung por esta práctica. Desafortunadamente, aún no se hace nada contra esto en España”, lamenta el CEO.

Empresas como TABILI se han propuesto generar conciencia sobre la contaminación que los dispositivos electrónicos generan, incentivando a una cultura de reparación e reacondicionamiento contra la contaminación. Las baterías de los móviles, por ejemplo, son el componente que más contamina; según un estudio de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Físicas de la Universidad de Surrey, por cada batería de móvil se puede contaminar hasta 600.000 litros de agua.