EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 19 de diciembre de 2018
Tecnología
IA abre las puertas a las tecnologías del futuro
Interacciones entre humanos y máquinas, DevOps o Quantum Computing se abren camino entre las organizaciones a la vanguardia del desarrollo
Redacción TICPymes04/12/2018

Como cada año por estas fechas, las grandes organizaciones tienen preparadas sus propuestas para los próximos doce meses, tanto para inversión económica como desde el punto de vista de estrategia de negocio. Desde Paradigma, multinacional española especializada en la transformación digital de las empresas, se han recopilado las tecnologías de las que más se habla en los entornos más avanzados de investigación y desarrollo, donde destacan, por encima de otras:

  • Multi-cloud, cloud híbrida: muchos modelos de negocio han sido transformados a cloud durante los últimos años. El siguiente paso es la cloud híbrida, que consiste en  dotar de capacidad multi-cloud a las compañías.
  • Chatbots y HCI (Human-Computer Interaction): últimamente, hemos constatado cómo los chatbots se han convertido en una realidad. Su auge nos ha dado una visión de la capacidad de interacción entre los humanos y las máquinas. El siguiente paso es hablar de realidad aumentada y realidad virtual, unidas a la conversación de humanos y máquinas y las posibilidades que de negocio que se abren.
  • DevOps: para conseguir reducir el time-to-market y minimizar el error humano, las organizaciones están entendiendo la importancia de incorporar en su ecosistema herramientas que les permitan automatizar la construcción, el despliegue y la ejecución de sus aplicaciones.

Pero no se trata sólo de herramientas y automatización, la cultura DevOps está alcanzando la madurez necesaria para que las organizaciones empiecen a adoptarla en su modelo de trabajo. Se trata de una cultura basada en pequeños equipos multidisciplinares focalizados en aportar valor al negocio a través del producto.

  • Blockchain: el término blockchain empieza a despegarse del Bitcoin y las criptomonedas. Numerosos actores están comenzando a encontrar casos de uso de esta tecnología en su día a día. Tanto las empresas como las administraciones están girando sus productos hacia el consumidor final y, en este proceso, poder garantizar la transparencia y confianza en los datos las cadenas de bloques se convierten en un factor diferencial.
  • Big Data en cloud: Big Data ya no es algo nuevo, la mayoría de las empresas han invertido mucho en los últimos años para desplegar tecnología Big Data y construir grandes lagos de datos donde preservarlos y sacar partido de ellos.

Sin embargo, los últimos movimientos del mercado apuntan a que el futuro del Big Data está en la nube. Los grandes fabricantes de tecnología cloud están ofreciendo servicios bajo demanda, lo que permite reducir el time-to-market y disponer de grandes recursos por un tiempo limitado pagando sólo por el uso que hacemos de ellos.

  • IoT: vivimos en un mundo en el que queremos trasladar la vida diaria al mundo digital para ofrecer experiencias a los usuarios totalmente diferentes, nunca vistas hasta ahora. Esto abre un abanico de nuevos retos ilusionantes en términos de escalabilidad y seguridad que se consigue con la implantación de plataformas IoT, que, en conjunción con soluciones de Big Data e Inteligencia Artificial, componen una respuesta idónea para crear servicios innovadores.
  • ML en cloud: Machine Learning está cambiando el desarrollo de software, los nuevos algoritmos inteligentes son capaces de aprender de los datos, extraer valor de los mismos y solucionar problemas hasta ahora muy complejos.

Hasta el momento, la complejidad de afrontar un proyecto de Machine Learning era grande, pero los fabricantes de tecnología cloud están ofreciendo soluciones que simplifican el proceso de entrenamiento y producción de modelos, con lo que muchas compañías van a poder tener acceso a esta tecnología y 2019 será el año del boom del Machine Learning.

  • Quantum Computing: Quantum Computing es la “siguiente gran cosa”. En los últimos meses se ha conseguido contar con los primeros ordenadores cuánticos disponibles para su uso en producción. Esta tecnología, basada en el uso de qbits en lugar de bits, nos permitirá disponer de una potencia de cálculo desconocida hasta la fecha.

Hasta el momento, los problemas físicos intrínsecos a esta tecnología habían circunscrito su uso al mundo académico y del I+D, pero parece que esta barrera se está rompiendo y en los próximos años oiremos hablar mucho de Quantum Computing y de sus aplicaciones.

Computing 775