EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
martes, 20 de noviembre de 2018
Tecnología
Cómo la nube está redefiniendo la distribución
Adaptarse a la demanda estacional, controlar los costes, modificar la política de precios en tiempo real y gestionar la logística en remoto
Redacción TICPymes08/11/2018

 El sector de la distribución está experimentando una profunda transformación que obliga a las empresas a redefinir su papel para adaptarse a los cambios provocados por la disrupción tecnológica y por la evolución del consumidor. La computación en la nube está cambiando radicalmente las reglas de juego del sector en la medida en que proporciona a los distribuidores los recursos necesarios para satisfacer las expectativas de los consumidores actuales a lo largo de todas las fases del proceso de compra.

El salto a la nube permite implementar los cambios necesarios para adoptar los nuevos canales de interacción con los clientes, así como para situar la movilidad, el control de costes y la capacidad de respuesta en el eje de su estrategia de negocio. Por ello, la inversión en infraestructura y plataformas de computación en la nube dentro de las empresas ha crecido exponencialmente en el último lustro hasta alcanzar las principales partidas del presupuesto total en tecnología.

El despliegue en la nube ayuda a optimizar el control de márgenes, el servicio al cliente y los tiempos de entrega, a la vez que reduce los costes globales al mejorar la agilidad de su modelo operativo. Prodware, multinacional experta en consultoría e implantación de soluciones tecnológicas para empresas, define las cinco grandes transformaciones que ofrece la gestión empresarial en la nube a los distribuidores:

  1. Fiabilidad y calidad del servicio. Al adoptar un enfoque basado en la nube, los distribuidores reducen el "tiempo de inactividad" derivado de los problemas de TI. Dado que los proveedores de cloud computing operan dentro de unos estrictos niveles de servicio, las empresas pueden garantizar a sus clientes una interrupción mínima y unos sistemas más seguros que un servidor local. Con ello, logran ofrecer un servicio diferenciador, algo clave para un distribuidor.
  2. Invertir en personal orientado al cliente. Con una solución basada en la nube de servicios gestionados, un equipo de TI externo se encarga de administrar esta infraestructura. Esto genera un ahorro de recursos internos que permite a los distribuidores invertir en personal orientado al cliente que pueda generar ingresos para el negocio.
  3. Precios e inventario en tiempo real. Los precios dentro del transporte y el almacenamiento varían según múltiples factores (precio del combustible, condiciones del mercado, demanda, etc.). La gestión cloud de inventarios en tiempo real permite maximizar la capacidad de respuesta ante estos cambios. Comprender rápidamente el gasto asociado con cada elemento de su cadena de suministro posibilita controlar los resultados finales.
  4. Visibilidad y accesibilidad. Los servicios basados en la nube ayudan a conectar simultáneamente a todos los actores de la cadena de suministro para favorecer la colaboración y mejorar el acceso a la información desde cualquier dispositivo. El geoanálisis permite monitorizar las redes de entrega, observar los procesos en tiempo real desde ubicaciones remotas, priorizar los envíos lentos, reducir considerablemente la cantidad de productos perdidos en tránsito y responder con un despliegue inmediato de recursos en caso necesario.
  5. Capacidad de respuesta y de adaptación. Los sistemas basados en la nube no solo facilitan enormemente la realización de negocios de forma remota, sino que permiten escalar para proporcionar los recursos necesarios que satisfagan las necesidades cambiantes del consumidor. Esta escalabilidad supone rentabilidad real para los distribuidores con un modelo de oferta y demanda estacional. Los centros de costes pueden rastrear su flujo de caja manteniendo un margen predecible.