EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
martes, 20 de noviembre de 2018
Tecnología
¿Qué significa 'pago al operador'?
1 de cada 4 españoles ya consume contenidos digitales como series, música o juegos, pagando mediante Direct Carrier Billing; una práctica en auge
Redacción TICPymes05/11/2018

Telecoming, tecnológica española especializada en Direct Carrier Billing (DCB), en español, pago operador, ha realizado un análisis sobre la evolución del consumo de contenidos móviles en España. Los nuevos hábitos de consumo digital de los usuarios móviles están motivados por el incremento de la penetración de nuevos dispositivos, la mejora de la conectividad y la irrupción de nuevos players de contenido. 

La compañía estima que el usuario de contenidos digitales español destina, al menos, 26€ al año a contenidos que paga a través de Direct Carrier Billing (DCB); un modelo de pago en auge que permite comprar contenidos digitales, como juegos, música, y vídeos, entre otros, directamente, a través de la factura de los operadores móviles. Al tratarse de un medio de pago que no requiere de tarjeta de crédito, el DCB está demostrando tener una gran acogida entre los segmentos de población más jóvenes y digitalizados. No obstante, a medida que irrumpe en nuevos ámbitos (transporte, ticketing y donaciones) su uso se extiende a otros grupos de edad.

Roberto Monge, director de Operaciones de Telecoming explica que “el peso de los contenidos móviles sobre el importe de la factura móvil en el sur de Europa ha venido creciendo en los últimos años. Esto muestra que los usuarios están cada vez más dispuestos a invertir en contenido y que entienden su valor”.

Con más de 29M de usuarios móviles, España es el sexto país del mundo en penetración móvil, a poca distancia de Polonia (81%), Singapur (82%), Italia (83%), Hong Kong (83%) y Corea del Sur (84%).

La lectura de noticias, la visualización de vídeos online, la consulta de mapas y callejeros y las consultas meteorológicas, permanecen como nuestras principales actividades en la red, a pesar del fuerte crecimiento de la oferta de contenidos digitales a disposición del usuario móvil.

Si distinguimos por grupos de edad, esta realidad cambia significativamente. Entre los más jóvenes (16-24 años) el 95% del tiempo en consumo digital se emplea en escuchar música y el 94% en redes sociales. En cambio, entre los 35 y los 44 años, los españoles invierten un 80% respectivamente a la visualización de fotos y a la lectura de noticias (siendo estas sus principales actividades de consumo digital).

El gaming y los vídeos: motores de la industria digital

El crecimiento del mercado viene impulsado por dos industrias que pisan cada vez más fuerte y que acumulan crecientes cifras de usuarios en todo el mundo y también en España. 136,000M$ fueron los ingresos derivados de los videojuegos y de los vídeos en todo el mundo en 2017. Supusieron el 74% de todos los ingresos provenientes de la industria de contenidos. En los próximos dos años se prevé que su rápido ritmo de crecimiento se sostenga a nivel global. Por su parte, los ingresos europeos representan el 25% (46.000M$) del mercado mundial de contenidos digitales y se espera que así se mantenga en el futuro.

El móvil: el rey de la industria digital

Como es de esperar, en Europa los contenidos móviles cada vez ganan más peso dentro de los contenidos digitales. Concretamente, en 2017, los dispositivos móviles en España acumularon el 71% del total de minutos digitales, por detrás de Malasia (73%), Brasil (73%), México (75%), India (86%) e Indonesia (90%).

Cada día un mayor número de usuarios españoles se decantan por el móvil frente al resto de dispositivos para jugar. La consola es el dispositivo que continúa liderando la penetración entre los gamers españoles (23%), seguido del ordenador (22%) y en tercer lugar y a muy corta distancia, por el smartphone (21%). 

Actualmente España cuenta con más 13 millones de mobile gamers. Según datos analizados por Telecoming, el 74% de los jugadores de Android supera los 35 años, aunque la franja de edad se concentra entre los 35 y los 44 años. Además, a pesar de la larga trayectoria de las consolas y ordenadores como dispositivos dirigidos al gamer, los smartphones han avanzado a gran velocidad y ya se encuentran a la par de los dispositivos más consagrados.