EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 24 de septiembre de 2018
Tecnología
Los estadios del futuro serán inteligentes
CommScope analiza las grandes oportunidades para la conectividad que ofrecen estos mega recintos que deberán funcionar como “mini smart cities”.
06/06/2018

Los estadios son estructuras masivas que ofrecen experiencias majestuosas para todos los aficionados; ya sea para un partido del campeonato de fútbol, un concierto masivo o una carrera de automóviles, prácticamente todos los estadios alrededor del mundo quieren ofrecer una experiencia inolvidable, siempre y cuando sea para bien. En un mundo digital, siempre conectado, la clave para que los fanáticos vivan una estancia satisfactoria está en una conexión a Internet segura, estable y rápida que les permita subir tantas fotos como quieran.          

“Aunque los estadios tienen grandes desafíos estructurales para lograr una excelente conectividad, también ofrecen oportunidades excepcionales cuando la conectividad está en orden”, mencionó Melissa Strait, asistente ejecutiva de la Oficina del CTO en CommScope. “El área de compras, las cámaras HD con reconocimiento facial, las luces e incluso el área de comida, todo implica un mayor ancho de banda para poder soportar la cantidad de datos que se transmiten por Internet durante un evento”.

Estadio Rayados de Monterrey, un estadio del futuro gracias a la tecnología de CommScope.Estadio Rayados de Monterrey, un estadio del futuro gracias a la tecnología de CommScope.

Debido a esto, en el futuro los estadios deberán funcionar como “mini ciudades inteligentes”. Al igual que las ciudades inteligentes, un estadio debe contar con una infraestructura que les garantice a los asistentes la conectividad y disponibilidad de red necesaria para satisfacer todas y cada una de sus necesidades a lo largo de todo el recinto.  

Para Melissa Strait, un estadio no sólo debe permitir que sus aficionados lleguen y se retiren del sitio con facilidad, “un estadio conectado e inteligente también debe ser capaz de monitorear la disponibilidad de estacionamiento o bien ofrecerles alternativas de transporte público. Pero no sólo eso, también debe garantizarles una conectividad constante y eficiente. Por ejemplo, en el Estadio NRG de los Houston Texas, CommScope colocó estratégicamente 783 antenas en todo el inmueble para brindar mayor ancho de banda, no sólo dentro del estadio, sino también en sus alrededores”.

Pero hay más, un estadio inteligente, además de permitir gran conectividad a los aficionados para compartir sus fotos, enviar mensajes a sus amigos y descargar contenido, tendrá que garantizar una red suficiente para que los fanáticos puedan encontrar restaurantes cercanos, hoteles, etcétera. De esta forma se crea un ecosistema de hoteles, medios de transporte, restaurantes, y demás sitios; toda una experiencia memorable para que los asistentes prefieran ir al estadio que quedarse en casa a ver el juego por televisión.

En la actualidad los complejos deportivos y de entretenimiento deben estar listos para las exigencias de red que los aficionados tienen. “En Estados Unidos CommScope ha suministrado soluciones de cobre y fibra en estadios y autódromos, como el Daytona International Speedway, para incrementar la capacidad de Wi-Fi. Mientras que en Latinoamérica ha colaborado en estadios de futbol, como el de Rayados de Monterrey, con lo más avanzado en tecnología para hacer más eficiente la red celular, ampliar la cobertura de las conexiones inalámbricas, garantizar el correcto funcionamiento de los sistemas de vídeo y audio, etcétera. Ya sea en estadios de futbol americano, futbol soccer o autódromos, los proveedores de servicio deben prepararse para cumplir todas las expectativas de los aficionados, y aún más, para soportar las exigencias futuras”, finalizó Melissa Strait.

Computing 771