EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 13 de diciembre de 2017
Tecnología
OPINIÓN: La digitalización: el principal reto de las pymes este 2018
Pedro Fernández, Director de Marketing QDQ media.
Redacción TICPymes30/11/2017

De cara al nuevo año 2018, a las pymes aún les quedan tareas pendientes respecto a la transformación digital. Si en 2017 hablábamos de redes sociales, páginas web, vídeo marketing, etc, actualmente, y siguiendo el estudio “El Observatorio Vodafone de la empresa”, pronosticamos que durante el año entrante se seguirá insistiendo en la importancia de apostar por la opción digital para la captación de nuevos clientes y la simplificación de procesos.

El 2017 lo cerramos con un buen punto de salida, ya que independientemente del tamaño de las compañías, el porcentaje de empresas y profesionales españoles que consideran estar en un nivel “intermedio” o “avanzado” de digitalización creció por encima del 70%. En contraste, la digitalización empresarial no se ha convertido todavía en una prioridad esencial entre los pequeños y medianos negocios. Sólo el 14% de las pymes tiene un plan concreto de digitalización, y menos de la mitad de este porcentaje ha destinado un presupuesto fijo al desarrollo online.

La mayor prioridad para las empresas cuando se enfrentan a la digitalización es buscar la mayor eficiencia de los procesos internos que repercuta en la gestión y en los beneficios obtenidos, dejando en un plano menos relevante “el rediseño de proyectos hacia clientes”. No obstante, desde las empresas expertas en transformación digital, insistimos en la necesidad de instaurar por parte de las pymes proyectos digitales futuros hacia clientes. La sociedad está cambiando a una velocidad nunca vista, y con ella también las formas de consumo. En este nuevo marco, la gran empresa como el pequeño negocio, se enfrentan a un consumidor renovado y totalmente digital.

"Ser y estar presente en esta era digital se ha convertido en un imperativo"

Según los últimos resultados obtenidos de un estudio del IAB sobre redes sociales y digitalización, el 90% de la población española es activa usuaria de internet; y alrededor de un 86% tiene perfil en alguna red social, teniendo como preferencia significativa Facebook.

Sin duda, Internet ha roto las barreras comerciales entre las grandes compañías y las pymes. Actualmente, una buena estrategia de marketing digital, adaptada a las necesidades y enfocada al público de cada negocio, puede repercutir de manera superlativa en los beneficios de una empresa.

Ser y estar presente en esta era digital se ha convertido en un imperativo, una regla que deben seguir todos aquellos empresarios que necesiten triunfar en el mundo 2.0. La estrategia digital, ahora, va mucho más allá, si antes hablábamos de página empresarial, en la actualidad, se deben trabajar todos los círculos en los que se mueven nuestros potenciales clientes, véase YouTube, Instagram, Facebook, etc.

Frente a los medios tradicionales -televisión, radio y prensa escrita-, internet ha abierto puertas a pequeños negocios que con un bajo presupuesto disponen un amplio abanico de posibilidades publicitarias en el red. La magia de estos tiempos radica en la factibilidad: con una buena estrategia, cualquier objetivo es alcanzable.

En nuestra compañía, QDQ media, trabajamos codo a codo con pequeños y medianos negocios que buscan embarcarse en la era digital, por lo que somos testigos en primera persona del éxito que supone para una pyme apostar por el desarrollo empresarial online. Tener una página web permite ampliar las limitaciones del espacio y el tiempo: estar disponible para nuestros clientes las 24 horas del día, y además ser capaces de ofrecerles contenidos de interés gracias a blogs, fotografías y vídeos, probando la calidad y fiabilidad de los productos y servicios que se ofrecen.

Al fin y al cabo, el concepto de rentabilidad permanece inmutable a pesar de todos los cambios: obtener el máximo beneficio con el menor número de recursos posibles. Hoy por hoy, podemos afirmar que para este 2018, fijar una estrategia de marketing digital será rentable. Es el momento óptimo para que la pyme dé el paso y apueste por ese cambio de mentalidad de cara a percibir la digitalización empresarial como clave de su éxito.

Establecer un presupuesto fijo y confiar en una agencia de marketing digital especializada son el comienzo para encaminar la presencia online hacia un beneficio seguro.  Disponer una página web, desarrollar una estrategia de social media, invertir en vídeos y campañas publicitarias de SEO y SEM, son apuestas que deben asumir cualquier empresa. 

Los frenos más comunes para la digitalización es el temor del inversor a un elevado coste de implementación y el desconocimiento de la oferta en el mercado de servicios online. La óptica de los negocios debe cambiar, pues muy pronto el canal de captación mayoritario de clientes será el digital.  

ChannelPartner 183