EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
domingo, 17 de diciembre de 2017
Tecnología
¿Es competitiva la banca online española?
La banca tradicional reduce las diferencias
Redacción TICPymes26-09-2017

España cuenta con media docena de bancos virtuales. Si a la cifra anterior le sumamos las marcas online lanzadas por entidades tradicionales, llegamos a diez: ING, EVO Banco, Openbank, WiZink, Self Bank y Banca Farmafactoring y las marcas ActivoBank (Banco Sabadell), imaginBank (CaixaBank), Oficinadirecta (Grupo Banco Popular) y Coinc (Bankinter). Una cifra nada desdeñable que, no obstante, se ha reducido durante los últimos años con la desaparición de Bankialink, Tookam y Unoe. Esta última tras 16 años de historia se integró en BBVA a finales del pasado año.

A pesar del amplio número de entidades virtuales, la banca tradicional continúa acaparando un buen pedazo del pastel. Incluso entre los millennials: casi tres de cada cuatro tiene una relación exclusiva con la banca tradicional, según el estudio Fintech Inside II en el que han participado 404 encuestados de hasta 35 años de edad. De hecho, los seis bancos online constituidos como tal sumaban entre todos el pasado mes de mayo 46.110 millones de euros en depósitos a la clientela, alrededor del 23 % del total de los depósitos atesorados por el Santander.

Dentro de la banca online, ING sigue siendo la reina, con 32.439 millones de euros en depósitos, seguida, muy de lejos, por Openbank (6.391 millones), EVO Banco (3.435 millones), WiZink (2.880 millones), Self Bank (528 millones) y Banca Farmafactoring (436 millones), según los datos recogidos por la Asociación Española de Banca.

La banca tradicional reduce las diferencias

Salvando las distancias entre unos y otros, lo cierto es que cada vez hay menos diferencias entre la banca física y la virtual, afirman desde el comparador HelpMyCash.com. Los esfuerzos de la banca tradicional por digitalizarse han menguado las diferencias. Ahora, los clientes de bancos a pie de calle no necesitan pisar casi las oficinas; de hecho, no necesitan ni utilizar un ordenador gracias al desarrollo de las apps. BBVA suma unos 13,5 millones de clientes móviles, el Santander alrededor de 12 y CaixaBank tiene 3,7 millones.

Al reto digital hay que sumarle el lanzamiento de productos que hasta no hace mucho eran exclusivos de la banca virtual, como las cuentas corrientes sin comisiones y sin vinculación, que ahora pueden encontrarse en Bankia o BBVA, o las hipotecas sin comisiones de apertura, como las de Liberbank o Caixa Guissona.

El gran parque de oficinas también juega a su favor. Aunque el número de sucursales se ha reducido en más de 11 mil entre 2011 y 2017, aún hay repartidas más de 28 mil oficinas en España.

Banca online: libertad y cero comisiones

En cualquier caso, la banca online sigue siendo garantía de exención de comisiones, incluso si el cliente no quiere vincularse. También se ha convertido en un reducto de rentabilidad,

afirman los expertos del comparador, tanto en lo que respecta a las cuentas corrientes como a los depósitos. Mientras las grandes entidades han reducido vertiginosamente el interés de sus plazos fijos hasta llegar, incluso, al 0 % o borrarlos del mapa (BBVA ofrece un 0,02 % a 13 meses, CaixaBank un 0 % y Santander no los comercializa), la escasa infraestructura de los bancos en línea les permite ofrecer ofertas sustancialmente más generosas.

Por ejemplo, en Openbank se puede rascar un 1,75 % durante tres meses y luego hasta un 0,40 % con la Cuenta de Ahorro Bienvenida, el Depósito Self de Self Bank renta al 2 % durante tres meses, Oficinadirecta remunera las nuevas aportaciones al 1 % por cuatro meses y luego al 0,40 %, WiZink comercializa un depósito a 14 meses al 1,15 % TAE y una cuenta de ahorro al 0,50 %, Banca Farmafactoring ofrece el Depósito Facto con una TAE de hasta el 1,66 %. Suma y sigue. Y todo ello con la correspondiente garantía del FGD.

La seguridad, imprescindible en la banca online

La banca virtual que opera en España está sujeta a la supervisión del Banco de España y, en el caso de las sucursales de entidades extranjeras, al control de los bancos centrales de sus países de origen. Es el caso de ING, supervisado por el banco central holandés, además de por el español, o de Banca Farmafactoring, controlada por la Banca d’Italia.

En cuanto a las transacciones en sí, la información viaja encriptada y la seguridad es igual a la que ofrece la banca tradicional en sus portales virtuales. En cualquier caso, siempre se pueden seguir una serie de comprobaciones para verificar que la web es segura como, por ejemplo, comprobar que la URL comienza por https y va acompañada de un candado verde, que la página cuenta con un certificado digital o que exige varios niveles de autentificación, uno para acceder a las cuentas y otro para autorizar las operaciones.

Los cajeros, un escollo superado

La ausencia de una red de sucursales a pie de calle y, por tanto, de cajeros automáticos no ha impedido que todos ofrezcan un buen surtido de terminales a los que recurrir en caso de querer extraer efectivo. Algunas entidades, incluso, dan acceso gratis a un número de cajeros mayor que los bancos físicos.

ING permite sacar dinero gratis en hasta 44.000 cajeros de toda España, Self Bank da la posibilidad de retirar efectivo sin coste en los más de 9.000 cajeros de Caixabank al igual que imaginBank que, además, permite sacar gratis en una treintena de países europeos.

Openbank, por su parte, ofrece todos los cajeros del Santander, Oficinadirecta todos los del Grupo Banco Popular y ActivoBank, todos los del Sabadell, además de los de Bankia y los Euro 6000. No hay que olvidar a EVO que ofrece a sus clientes sacar dinero gratis de todos los terminales del mundo sin coste.

Las únicas marcas o entidades que no permiten acceder a cajeros gratis son WiZink, Banca Farmafactoring y Coinc al estar centradas en productos de ahorro y, en el caso de la primera, también en la financiación.

ChannelPartner 183