EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
domingo, 17 de diciembre de 2017
Tecnología
"En la salud reproductiva de la mujer no se habían producido cambios revolucionarios desde la pastilla anticonceptiva"
Con tan solo 26 años, Lea von Bidder es cofundadora y CEO de Ava Science, compañía que acaba de lanzar una pulsera para detectar los días fértiles
Redacción TICPymes17-04-2017

Mujer, emprendedora y millenial, Lea von Bidder está centrada actualmente en Ava, compañía creadora de una pulsera que controla el ciclo menstrual para determinar los días más fértiles de cada mujer. Con una gran acogida en Estados Unidos, Reino Unido o Alemania, ahora prepara su lanzamiento en España, un mercado que consideran clave para su expansión. Lea von Bidder es cofundadora y CEO de Ava Science, además de experta en Emprendimiento Global y Marketing. Con solo 26 años, también participó en el lanzamiento de L’inouï, compañía de chocolate Premium en India. TIC PYMES ha estado con ella. 

¿Cómo alguien tan joven se convierte en emprendedor? ¿Habías trabajado antes en alguna empresa?

Yo estudié Administración y Dirección de Empresas y, después, hice un máster en Emprendimiento Global, así que podría decirse que es un tema que siempre me ha interesado. Sin embargo, mi interés creció cuando salí del mundo universitario y entré al profesional. Fue entonces cuando me di cuenta de la evidente falta de mujeres emprendedoras y en puestos directivos. Justo después de terminar mis estudios, me mudé a Bangalore, en La India, para fundar mi primera compañía, una empresa de chocolate premium. Ya sé que lo del chocolate suena un poco a cliché, dado que soy suiza, pero fue un proyecto apasionante y que culturalmente me enriqueció mucho. Cuando dejé mi startup de chocolate, no pensé que podría embarcarme en un proyecto mejor. Pero entonces tuve la gran suerte de poder unirme a mis compañeros y cofundadores de Ava, que tenían la ambiciosa idea de crear un wearable que midiera de forma precisa y correcta el ciclo de las mujeres.

¿Recomendarías emprender en la etapa millenial o esperar a tener más experiencia?

En cuanto al tema de la edad, yo tengo 27 años y ya he cofundado dos compañías, así que no creo que sea un factor clave en el área del emprendimiento. De hecho, cuanto antes empieces, más experiencia ganas.

¿Crees que tu generación como hijos de la crisis tiene una especial motivación para ser empleadores y no empleados?

El mundo cambia, y los nuevos tiempos van marcando las nuevas formas de trabajo. Más que por la crisis financiera, yo creo que hoy en día la gente joven no quiere trabajar en algo en lo que no disfruta; y cuando hablamos de trabajar, no hay nada más motivador que crear algo que realmente te apasiona. Por ello creo que, cada vez más, los jóvenes de ahora se animan a crear sus propias compañías. Además, hay muchas oportunidades ahí fuera. En el campo de la salud reproductiva de la mujer, por ejemplo, no se habían producido cambios revolucionarios desde la aparición de la pastilla anticonceptiva hace 70 años.

Ha trabajado en Alemania y actualmente lo hace en Estados Unidos. Además, fundó una compañía en Asia. ¿Dónde es más fácil emprender, en Nortemérica, Europa o Asia?

Cada lugar tiene sus pros y sus contras, creo que es complicado generalizar. Sin embargo, me siento muy afortunada de tener la oportunidad de trabajar en San Francisco, que es claramente el centro de emprendimiento más fuerte en el que he estado. Estamos acostumbrados a ver emprendedores cuya empresa guarda cierta relación con su experiencia, sus gustos o su entorno. En su caso, ¿por qué eligió emprender en la tecnología de seguimiento del ciclo?

La misión principal de Ava es aportar innovación al campo de la salud reproductiva de la mujer que, como decía antes, no ha visto ningún cambio realmente significativo desde la pastilla anticonceptiva hace 70 años. Como acabas de decir, los fundadores o emprendedores trabajar normalmente en productos que realmente les apasionan y, por este motivo, hasta hace poco era muy raro ver productos tecnológicos enfocados en la mujer. Por suerte, esto está cambiando. Cada vez que una compañía orientada a las mujeres tiene éxito, allana el camino al resto. Vemos un gran éxito en la innovación dedicada a la salud de la mujer, pero también en lo referente a higiene personal, al cuidado del bebé o a los extractores de leche materna. Y esta innovación es fundamental, ya que la mayoría de esas empresas están poniéndose al día con la tecnología a la que ya estamos acostumbrados en todos los demás aspectos de nuestras vidas.

¿Por qué lanzar el producto en España antes que en otros países europeos?

Porque España es un referente a nivel europeo en fertilidad y creemos que es un mercado natural para nosotros. Es sin duda una de nuestras apuestas más fuertes de 2017 y donde esperamos tener una buena acogida entre las usuarias. Además, consideramos que España es un país que siempre está a la última en lo que respecta a la tecnología.

¿Y qué puede aportar a las mujeres que quieren quedarse embarazadas que no lo hagan los actuales tests de ovulación?

Ava detecta en tiempo real más días fértiles en el ciclo de cada mujer que otros métodos de fertilidad y control del ciclo. Es el primer producto que utiliza tecnología de sensores para medir no solo la temperatura, sino un total de nueve parámetros fisiológicos asociados con el aumento en las hormonas estradiol y progesterona, que permiten la detección de la ventana fértil de cada mujer en tiempo real, facilitando la obtención de predicciones más precisas sin que la usuaria tenga que hacer apenas nada.

Además, a diferencia de otros métodos de monitoreo del ciclo, Ava es mucho más sencilla de usar. Dado que la pulsera solo hay que ponérsela por la noche, no hace falta que la usuaria se levanta cada mañana a la misma hora para tomarse la temperatura. Ava es realmente un método del siglo XXI para controlar el ciclo.

La pulsera de Ava cuesta 249 euros frente a los 30 de los test de ovulación. Es una gran diferencia de precio. ¿Cómo me convencería en dos líneas para que comprara la pulsera?

Los test de ovulación solo detectan entre 1 y 1,5 días fértiles, frente a los 5,3 detectados por Ava. Nuestra pulsera usa tecnología de sensores y solo hay que llevarla por la noche. Además, mide parámetros relacionados con la salud como el nivel de sueño o el estrés. Muchas usuarias de Ava estaban hartas de tener que hacer pis en palitos.

¿Cuál es su funcionamiento?

Ava utiliza una tecnología innovadora que realiza un seguimiento del ciclo menstrual de las mujeres. Mientras la usuaria está durmiendo, el sensor de la pulsera recopila los datos de nueve parámetros fisiológicos que se ven afectados por los cambios en los niveles de las hormonas estradiol y progesterona.

Los parámetros que Ava monitoriza son el pulso, la respiración, la calidad del sueño, el movimiento, la variabilidad de la frecuencia cardiaca, la temperatura, la pérdida de calor, la perfusión y el cálculo de la grasa corporal. Estos parámetros se introducen en un algoritmo que consigue detectar por adelantado la ventana fértil de cinco días de una mujer.

Además del control de fertilidad, Ava también proporciona información sobre el sueño, los niveles de estrés y la frecuencia cardiaca. Por ello, puede utilizarse incluso durante el embarazo.

¿En qué otros wearables o novedades trabaja su compañía?

El control de fertilidad es solo la primera de las muchas posibilidades que la tecnología creada por Ava puede ofrecer. Por ello, estamos trabajando en perfeccionar todavía más nuestros algoritmos para su uso tanto en el reconocimiento del embarazo como en el de anticonceptivo no hormonal.

¿Qué consejo le daría a aquellos que están a punto de lanzarse en su propia aventura?

Les diría que tienen que estar realmente interesados en lo que estén construyendo. No importa de dónde venga esa pasión, pero tiene que estar ahí. También les recomendaría que tuvieran confianza en sí mismos y se recordaran que pueden hacerlo. Por desgracia, veo a muchas personas que abandonan la idea de ser emprendedores sin haberlo intentado. ¡Hay que darle una oportunidad! Por último, les diría que se embarquen en la aventura sabiendo que, si no funciona, al menos habrán aprendido algo de todo ello.

ChannelPartner 183