EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 13 de diciembre de 2017
Tecnología
Claves para generar una empresa competitiva en la actual era del cambio
Rubén Rodríguez, responsable de Márketing de Wonnova.
Redacción TICPymes06-04-2016

La actual era del boom hace que hablemos de consumidores cada vez más digitales, de relaciones que fomentan conocimiento y ayudan a gestionar el talento en las empresas. No obstante, según datos de Accenture Strategy, el 86% compañías aún no están preparadas para ese cambio, movidos en parte por la falta de adaptación a ese cambio o la falta de planificación estratégica. Esta falta de adaptación hace que las compañías pierdan el engagement al que estaban sometidas pues no se amoldan a lo que el usuario les exige.

En este sentido, pasamos a definir las claves que te permitirán adaptarte a ese cambio y con ello alcanzar la excelencia en el actual mercado competitivo:

1. Flexibilidad laboral, mayor productividad. Pensada para trabajar de forma intensiva, productiva y ajustada a un horario que permite a los trabajadores sacar partido de las 24 horas del día, permitiendo compaginar su vida laboral con sus ocupaciones personales. Un trabajo que le permita compaginar ambas harán a un empleado más satisfecho con su trabajo y con ello su compromiso aumentará.

2. Prácticas innovadoras. En la actual era digital el uso de buenas prácticas es algo fundamental en el aumento del compromiso del empleado tanto desde la fase de reclutamiento, como desde dentro de la compañía pues te permite ver qué oportunidades de mejora hay en cada una de las áreas a partir del desempeño de sus empleados y fomentar su compromiso.
En primer lugar, el reclutamiento. El e-recruitment permite hablar del reclutamiento social. Debemos contratar por relación, no por necesidad, según el experto Ximo Salas. Y en segundo lugar, la fidelización del talento. A la hora de buscar gestionar el talento, la prioridad es fidelizar a esos candidatos mediante la dinamización de su formación. Así, podemos hablar de los ranking, niveles o retos.

3. Cambio de liderazgo, el antimanagement. Pero para implantar estas estrategias hay que tener la intención de hacerlo. Para ello se necesita que los líderes acepten que algo nuevo se está gestando, asuman que compiten en un mercado distinto y que se pueden hacer estrategias de forma diferente a la que ellos mismos han desarrollado. Esto supone replantearse los diseños tradicionales en la forma de trabajar. Está claro, el que no arriesga, no gana.

4. Alineación objetivos. El trabajo debe basarse en prácticas con el fin de alcanzar ciertos objetivos pero para que esto sea eficaz deben estar alineados los objetivos de la empresa y los del empleado. Para ello es necesario apostar por el salario emocional que abogue por mejorar los indicadores de negocio importantes de tu equipo y ser más productivos.Trabajar es algo más que ganar dinero.

Con todo esto se puede decir que para aumentar la competencia de una compañía en el mercado primero hay que empezar por aumentar la competencia a nivel interno, el compromiso de tu equipo. Si desde dentro se transmite un servicio desordenado y caótico, ¿cómo queremos destacar en el mercado a nivel externo? Apuesta por el feedback empleado-jefe, aplicalo a toda la organización, desde márketing y ventas hasta recursos humanos, pasando por todos los departamentos. En definitiva, nos enfrentamos a un nuevo modelo de negocio disruptivo donde lo digital está cambiando la forma en la que se accede al servicio; el usuario exige experiencias diferentes y por lo tanto este servicio se valora de manera diferente. Un servicio donde lo digital debería ser un hilo conductor de adaptación a este proceso pero no el hilo principal.

ChannelPartner 183