Domingo, 22 de octubre 2017 / hr 5:01
  • Lo más visto

Entrevistas

"El único viraje que puede plantearse es el camino de la expansión"
30 de enero 2017

El hijo del Dr. Laureano Álvarez- Rementería afronta la dirección de la Clínica
Laureano

Acaba de heredar de su padre, un oftalmólogo de renombre, una clinica de referencia en Madrid.  Es Laureano Álvarez-Rementería Capelo, que desde años lleva preparándose al lado del jefe, aprendiendo del maestro, para poder hacerse cargo de un clínica  que realiza más de 71.000 consultas al año.  TicPymes ha estado con él:

Se dice que un negocio familiar es el perfecto modelo para una empresa. ¿Ha ocurrido también en Clínica Rementería?

No sabía que se dice eso de la empresa familiar pero tiene todo el sentido y sí, ha ocurrido así en la Clínica Rementería. En nuestro caso la empresa familiar la hemos vivido desde que tenemos memoria y la hemos visto crecer con ilusión y con trabajo. Entramos ya en la segunda generación con el propósito de mejorar y hacer crecer el legado que nos dejó mi padre aportando valor a la oftalmología.

Qué fue lo mejor y lo peor de trabajar con su padre?

Siempre he disfrutado mucho del tiempo que he compartido con mi padre tanto personal como profesionalmente, trabajar con él era muy fácil. El único punto negativo es no haber podido seguir trabajando juntos durante más tiempo.

El traspaso de responsabilidades en una empresa familiar es importante, pero no siempre es posible. ¿Cómo se logra dirigir una clínica de referencia de la noche a la mañana? 

Gracias a Dios ya llevaba varios años dentro del comité de dirección desde antes de que mi padre falleciera. Siempre comentábamos las reuniones y yo le ayudaba en la toma de decisiones, lo que ha hecho que con el gran equipo de la clínica Rementería, la transición haya sido más sencilla.

Lleva unos meses al frente del barco... ¿Piensa en seguir la misma estela que ha mantenido la clínica desde su origen o prevé algún viraje? 

Creo que la esencia de la clínica no debe perderse nunca ya que es lo que nos ha hecho llegar a donde estamos, nos gusta hacer las cosas bien y así seguirá siendo. Una esencia que está, además de en un equipamiento de vanguardia, en el equipo humano y profesional con el que contamos. Por algo atendemos más de 71.000 consultas y realizamos 6.000 cirugías al año en los quirófanos propios de la Clínica.  Como nos gusta decir curamos ojos pero sobre todo tratamos personas. El único viraje que puede plantearse es el camino de la expansión.

Sois el primer centro en toda España en implantar la nueva lente intraocular trifocal tórica del laboratorio Alcon, pero, ¿os consta que hay más clínicas donde se implante en nuestro país?

Sí, nosotros hemos sido los primeros pero ya se está implantando en otros centros, tenemos un altísimo nivel en la oftalmología española, es para sentirse orgulloso.

¿Qué supone esta nueva lente de Alcon como avance oftalmológico?

Es una lente capaz de corregir los problemas de visión tanto miopía como hipermetropía además del astigmatismo y la presbicia, es decir que el paciente con este tipo de lentes prescindiría por completo de las gafas. Gracias al personal médico de referencia podemos familiarizarnos con los protocolos y los materiales médicos de última generación para ofrecérselos a nuestros pacientes.

¿Tiene la tecnología un capítulo reservado para la oftalmología? ¿Qué 'veremos' en los próximos años?

La oftalmología siempre ha sido una especialidad muy ligada a la tecnología, hay avances constantemente que te obligan a estar muy al día y que hacen que nuestra profesión sea muy dinámica y divertida. Ahora estamos probando la cirugía en 3D en la que el cirujano ya no opera mirando por el microscopio sino a una pantalla con gafas de 3D. Habrá grandes avances en los próximos años eso seguro y ahí estaremos nosotros.

Sobre su fundación, ¿cree que la responsablidad social corporativa de las empresas debe ser inherente a la actividad?

Nos parece justo y obligatorio devolver a la sociedad lo que ella nos ofrece. La Fundación Rementería colabora activamente en este proceso acercando a los más necesitados toda nuestra experiencia y cariño, colaborando, dese el punto de vista oftalmológico, donde nos necesiten. Tanto dentro como fuera de nuestras fronteras con las expediciones médicas que realizamos a países como Tanzania y Senegal. Así entendemos nosotros la responsabilidad social corporativa. Aprovecho para agradecerselo desde aquí a todos.

Imprima esta noticia
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.