EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
martes, 18 de junio de 2019
Marketing
Los millenials prefieren alquilar que comprar
La aparición de la generación millennial y los Peter Pan, que viven en casa de sus padres hasta los 30 o más, un mercado laboral flexible y global, y un cambio en las relaciones de pareja, son los ingredientes de un cóctel que ha propiciado el auge del mercado de la vivienda del alquiler.
Redacción TICPymes17/04/2018

Tradicionalmente, los españoles han preferido comprar una vivienda que alquilarla, pues en la mentalidad de todos prevalece la máxima de que es mejor pagar una hipoteca que un alquiler, porque la renta destinada a esto último se considera ‘dinero mal gastado’. Es por ello que, en la actualidad, la vivienda en propiedad gana por goleada a la destinada al alquiler. 

"El 78% de los españoles son propietarios de su vivienda"

Así, frente a la media europea, que se sitúa en el 33%, la tasa de alquiler en España es muy baja: solo un 22% de los españoles viven en régimen de alquiler. En Alemania, este porcentaje es más del doble, con un 48%, y también es bastante más elevado en Reino Unido (37%) o Francia (36%). Las estadísticas de Eurostat en este ámbito demuestran que, cuanto más desarrollado es el país, mayor es el porcentaje de la población que vive en alquiler. 

A pesar de ello, y teniendo en cuenta la enorme distancia que nos separa de los países ricos de Europa, el alquiler en España está al alza, tendencia que empezó a cambiar en 2007 como consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria. Desde la agencia inmobiliaria Monika Rüsch, empresa con más de 25 años de trayectoria en el mercado residencial de Barcelona y líder en clientes internacionales, explican que, más de una década después, el alquiler sigue creciendo, animado ahora por otros factores.

Jordi Gruart Rüsch, director general de Monika Rüsch y economista con más de 20 años de experiencia en el mercado inmobiliario, cree que las consecuencias de aquella recesión, como el desempleo, el impago de las hipotecas y la flexibilización del mercado laboral, provocaron un cambio en nuestras costumbres que, pasado lo peor de la crisis, llegó para quedarse. “La conocida como generación Peter Pan vive con sus padres más tiempo que las generaciones anteriores. Es innegable que una de las causas es la precariedad e inestabilidad laboral, pero también lo es que los jóvenes que se emancipan en pareja, antes de comprar una vivienda, prefieren vivir de alquiler de forma temporal”.