EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
martes, 19 de marzo de 2019
Legislación
Continuando la formación: MOOC
Diego Betancor, cofundador de Telefácil.com.
22-11-2013

La mejor forma de no quedarnos obsoletos es no parar de aprender; de desarrollarnos como personas o como empresa. Hoy existen muchas alternativas, como cursos de la cámara de comercio local, academias u opciones de educación no presencial. En este artículo trataremos de estos últimos, en particular de los denominados Massive Open Online Courses: MOOC.

La educación a distancia estuvo implantada en España desde mediados del XX; el 15 de Febrero de 1965 Radio Ecca, de los jesuitas, empieza a emitir desde Las Palmas de Gran Canaria. A través de la radio miles de canarios se alfabetizaron y obtuvieron la educación general básica. Esta radio, ya extendida a toda España y a muchos países latinoamericanos, sigue proporcionando una considerable oferta formativa, no presencial, a módicos precios, y no sólo de educación básica, sino idiomas, contabilidad, etc,

UNEDUNED

Pero la gran revolución de la educación no presencial empieza en el curso 1973-74 con la Universidad de Educación a Distancia: UNED. Antes de la explosión de nuevas universidades en todo el territorio nacional, esta universidad dio a la oportunidad a miles de estudiar una carrera (derecho era su fuerte) o entrar en la universidad con el curso de acceso a mayores de 25 años (el Lute, en la cárcel estudió en la UNED, recibiendo su título de derecho). La forma de trabajo es semipresencial, estando los catedráticos en Madrid y escribiendo unos cuadernos didácticos que los estudiantes estudian. Es semipresencial por la multitud de centros asociados en donde profesores locales explican los temas. La UNED es una universidad, enfocada en la enseñanza reglada con títulos académicos, posiblemente no la mejor opción para seguir aprendiendo si ya se tiene título universitario.

Hoy en día, parece que cada universidad en España saca sus cursos no presenciales, pero les falta algo, son los apuntes colgados en una página Moodle y quizás la posibilidad de examinarte por Internet.

En EE.UU. muchas universidades ofrecen cursos de educación continuada. Son clases, normalmente por las tardes después del trabajo, sobre temas más concretos y suelen ser atendidos o bien por profesionales que expanden su conocimiento (cursos en futuros de la Universidad de Nueva York) o por retirados que expanden su cultura (historia de la danza moderna por Julliart). Lo importante es la idea de continuar tu educación más allá del título.

En el 2001, el Instituto de Tecnología de Massachusetts: MIT, una de las dos universidades de ingeniería más importantes del planeta (Stanford es la otra), decide que va a publicar todos sus cursos en Internet, Creando el Opencourseware.

En octubre-diciembre del 2011, Peter Norvig, jefe de investigación de Google, coautor de uno de los textos principales de Inteligencia Artificial, junto con Sebastian Thrun, que básicamente ha sido quien ha enseñado a los coches a conducirse solos (ganó los 2 DARPAs y está detrás del coche de Google), dan por Internet un curso sobre Inteligencia Artificial. En este curso se apuntaron más de 300.000 personas (yo incluido, junto a este curso tomé el de Jennifer Widom, catedrática en Stanford y coautora del libro sobre bases de datos). Estos cursos, especialmente el de Inteligencia Artificial, lo cambiaron todo; hay un antes y un después: de pronto Internet se mostró como el medio idóneo de enseñanza a distancia, y con la capacidad de Youtube de distribuir vídeos, se hizo posible. Aparecieron los MOOCs.

MOOCMOOC

Estos son básicamente cursos por Internet con montón de usuarios y métodos automáticos de distribución, graduación (notas) y retroalimentación (preguntas/respuestas, horas de oficina...a través de foros). Los hay de multitud de temas y niveles (desde entrante universitario a curso de doctorado). La diferencia radica en la calidad del profesor, muchas veces de los principales en el ramo, y en la versatilidad del medio: vídeos interrumpidos por preguntas, forums en línea, tener que corregir los trabajos de otros, exámenes a medida. Hay que probarlos.

4 Plataformas para MOOCs
-COURSERAEs una pasada. En enero del 2012, Daphne Koller y Andrew Ng, ambos profesores de Inteligencia Artificial en Stanford, fundan Coursera. Tiene 4 millones de estudiantes, 82 universidades y más de 400 cursos, la mayoría de ellos en inglés, pero también en español (Autónoma de Barcelona, Tecnológico de Monterery) y alemán. Quizás en otros más.

Los cursos son en general muy buenos, igual que la tecnología. Muy recomendable. Coursera fue elegida el startup más importante del 2012.

Para aquellos que quieran practicar el inglés y no lo lleven muy allá, les aconsejo los subtítulos en inglés. Para las empresas pequeñas que están planteándose el crecer, el próximo enero cojan Grow to Greatness y en Marzo la segunda parte de Edward D. Hess. Hay muchos cursos en tecnología y muchísimos en empresariales.

-EDX Un descendiente del Opencourseware del MIT, es la unión de este con Harvard, que junto a otras universidades como Berkeley ofrecen sus cursos aquí. Los de MIT son muy ingenieriles y los de Harvard muy de letras (espero este otoño tener tiempo para "Justice" de Michael Sandel y "The Ancient Greek Hero" de Gregory Nagy).

-UDACITYFundada por Sebastian Thrun, el de los coches y compañero de los dos anteriores en Stanford, parece que está algo apagada: no han cambiado muchos sus cursos. Estos cursos parecen mucho más inclinados a Silicon Valley y la informática. Aunque parece, por noticias externas, que esta empresa se está desarrollando en dar servicios asistenciales a otros entes (departamentos de educación en EE.UU. principalmente). La idea de Coursera y Udacity no ha sido tanto el hacerse rico como el entender la forma de aprender que tenemos los humanos, es por ello que fueron creados por investigadores en Inteligencia Artificial.

-MIRIADA-X
Una respuesta española a Coursera, el diseño es muy parecido. Parece que todos los cursos están cerrados y no se sabe qué ocurrirá. Es una pena porque muchos cursos parecen muy interesantes, pero probablemente la mejor opción para las universidades españolas es entrar en Coursera y expandirse ahí, más que volver a inventar la rueda localmente.