Viernes, 28 de abril 2017 / hr 8:26

Noticias

Por qué triunfan las plataformas online full-stack como Uber o Netflix
17 de febrero 2017

Estas compañías tratan de eliminar la mayor parte de sus intermediarios comerciales y logísticos para ahorrar tiempo, dinero y dominar su mercado
Computer chat

Una startup full-stack es una empresa que desarrolla una tecnología capaz de proponer un producto o servicio completo, gestionando toda la cadena de valor de su actividad al consumidor final. Entre este tipo de empresas se suele tomar como referencia Apple, Uber, Netflix o iAdvize.

“Las empresas full-stack abarcan toda la cadena de valor, no dependen de ninguna tecnología o de cualquier servicio de terceros, para ello es necesario innovar a una velocidad ilimitada”, señala Beatriz Zabalegui, responsable de marketing de iAdvize.

La característica principal de estas empresas reside en su capacidad para proveer y controlar todos los servicios y la experiencia que venden. Casi sistemáticamente, la perspectiva full-stack implica extender las competencias fundamentales de la empresa más allá de las competencias tradicionales en marketing, comerciales, tecnológicas, etc.

Para tener una perspectiva full-stack, a menudo estas empresas tienen que ignorar el sacrosanto principio según el cual una startup debe concentrarse sólo en una oferta y ejecutarla con excelencia. En general, optan por convertir la complejidad operacional en una funcionalidad y un servicio premium.

Hace apenas unas semanas, iAdvize lanzaba Ibbü, la primera comunidad de expertos remunerados. A través de esta plataforma se puede gestionar la complejidad de los recursos humanos en la atención al cliente. “Proporcionamos una plataforma de comercio conversacional que permite a las empresas dominar todos los canales de contacto en tiempo real en una perspectiva omni-channel, que además cuentan con los mejores operadores para gestionar las demandas en estos canales”, indica Zabalegui.

Las empresas full-stack tratan de eliminar la mayor parte de sus intermediarios comerciales y logísticos para ahorrar tiempo, dinero, dominar su mercado y, sobre todo, crear engagement con el cliente final. Esta reducción máxima de los intermediarios es posible a través del internet y sus nuevas aplicaciones.

Independientemente de la industria, pensar en la empresa con un estado de ánimo tecnológico permite cambiar la propia estructura de la industria. Cualquier negocio físico (basado en un producto tangible, un servicio humano…) diseñado como una empresa digital tiene un potencial alto.

“Apple diseña sus productos, sus softwares y los distribuye en su propia red de tiendas. Y, sobre todo, ofrece una experiencia de usuario incomparable con un servicio al cliente premium, una experiencia de compras única en sus Apple Stores, una comunicación para eventos perfeccionada, etc.”, indica Beatriz. 

Imprima esta noticia
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.