Miercoles, 23 de julio 2014 / hr 23:42

Noticias

Nueva estafa móvil: anuncios falsos en apps que conducen a suscripciones Premium
23 de septiembre 2013

Los estafadores están usando la imagen de G Data para engañar a sus víctimas.

G Data advierte a los usuarios de tablets y smartphones de una nueva estafa que utiliza su nombre como gancho para, desde falsos anuncios situados en una serie de apps, suscribir a las víctimas a un servicio de mensajería Premium cuyo coste alcanza los 15 euros por semana. Atendiendo a los análisis iniciales, la compañía involucrada en la estafa es Mobile Minded BV, con sede en los Países Bajos, contra la que G Data ya ha iniciado acciones legales.

G Data

"Los banners mostrados en las apps gratuitas resultan cada día más y más atractivos para los estafadores online", explica Ralf Benzmüller, responsable de G Data SecurityLabs. "Antes de aceptar cualquier servicio, por básico que parezca, deberíamos siempre leer cuidadosamente la letra pequeña de sus ‘términos y condiciones’ para evitar este tipo de timos. En el ejemplo mencionado, los cibercriminales están ofreciendo los supuestos servicios de las soluciones antivirus para Android de G Data, pero cualquier otra firma podría ser el gancho de la estafa. Conseguir el reembolso de las cantidades estafadas no siempre es fácil pues el pago se realiza a través de la red móvil del operador de la víctima y no es fácil demostrar la legitimidad de la reclamación cuando hay un tercero en liza", concluye Benzmüller.

¿En qué países se ha localizado la amenaza?

Un análisis inicial permite concluir que la campaña es de alcance internacional pues los expertos de G Data SecurityLabs han identificado la estafa en varios idiomas, entre ellos, español, francés, neerlandés o polaco. Pero no sería extraño que los timadores intentaran repetir la estafa en otras lenguas, incluido el alemán en el que, de momento, no se han registrado ningún ejemplo.

¿Cómo funciona la estafa?
Minded BV está anunciando de forma ilegal las soluciones de seguridad de G Data pero, en vez de ofrecer información sobre dichas soluciones, las víctimas acaban suscritas a un servicio de envío de mensajes Premium. El proceso de pago se lleva a cabo a través de la factura del servicio de telefonía móvil.

Imprima esta noticia