EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 19 de diciembre de 2018
Formación
Madrid se convertirá en enero en 'la capital mundial del código'
El próximo 25 de enero, el espacio madrileño la Nave acogerá la clase de programación más grande del mundo. Una iniciativa enmarcada en el programa Acelera España, puesto en marcha por la aceleradora de carrera para programadores KeepCoding.
Redacción TICPymes03/12/2018

Madrid se convertirá el próximo mes de enero en ‘la capital mundial del código’ con la celebración de la clase de programación con más alumnos del mundo. Un Récord Guinness que reunirá miles de personas para enfrentarse al reto de programar desde cero el próximo 25 de enero en el espacio madrileño La Nave.

Este Récord Guinness, de inscripción gratuita, forma parte de Acelera España, el movimiento que busca reconvertir el paradigma de la empleabilidad en el país a favor del talento tecnológico, liderado por la aceleradora de carrera para programadores Keepcoding, junto a destacadas empresas tecnológicas como Accenture, Walters People, Indra y Robert Walters.

Con esta clase multitudinaria de programación arrancará, además, el programa de formación gratuita de 10.000 becas para aprender a programar, enmarcado dentro de la iniciativa Acelera España, y planteado en 10 convocatorias con 1.000 plazas cada una, que se desarrollarán a lo largo de 2019.

¿Por qué un Récord Guinness con una clase multitudinaria para aprender a programar desde cero? De cara al próximo año, el sector digital y de IT continuará creciendo a un ritmo más rápido que la cantidad de profesionales que se incorporan al mercado laboral, según señala el último Estudio de Remuneración Europeo 2018 de Robert Walters. En esta línea, Adecco, líder mundial en la gestión de RRHH, sostiene que cada vez son más las empresas que aseguran tener dificultades a la hora de reclutar determinados perfiles: El pasado año, se incrementó en 7,5 puntos porcentuales el número de compañías con problemas para cubrir vacantes y el 56,6% de ellas sufre las consecuencias de la escasez de talento, siendo la carencia de competencias técnicas una de las principales razones detrás de esta situación de incapacidad.

Un contexto laboral que sitúa a la programación como uno de los principales gaps del mercado laboral, a la vez que lo convierte en uno de los conocimientos clave para mejorar las oportunidades profesionales. Así lo considera Adriana Botelho, CEO y cofundadora de KeepCoding: “Aprender a programar abre un nuevo mundo de oportunidades. La programación está inmersa en todas las industrias; la transformación digital está obligando a muchos sectores tradicionales a una reconversión tecnológica, como es el caso de la banca con el gran apogeo del sector Fintech. Y esto es sólo un ejemplo. Con este Récord Guinness queremos posicionar a la programación como una oportunidad laboral real y al alcance de todo aquel que se lo proponga”.

Entre otras de las ventajas para aprender a programar detectadas por KeepCoding, se encuentran:

  • Escasa demanda y mayor remuneración. La carencia de programadores que existe actualmente convierte a esta profesión en una de las mejores remuneradas, permitiendo a los programadores aspirar a sueldos similares al de los altos ejecutivos. El mencionado Estudio de Remuneración Europeo 2018 de Robert Walters recoge que los perfiles especialistas en IT esperan un aumento del 10% de su sueldo. En paralelo, los profesionales IT de menor experiencia y rango disfrutan ya de remuneraciones muy elevadas, de en torno a 60.000 euros anuales, y con un 10-15% de salario variable, tal y como sostiene la I Guía Spring del mercado laboral, elaborada por Spring Professional.
  • Formación accesible. Para aprender a programar no es necesario ser informático o matemático, tener una formación concreta universitaria o experiencia laboral en un área determinada Según Stackoverflow, un 25% de los actuales programadores no cuenta con estudios universitarios. “Aprender a programar no es más que poner en juego habilidades intelectuales que todos poseemos de forma natural”, afirma Fernando Rodríguez, CLO de KeepcCoding. Este conocimiento se puede adquirir mediante cursos muy intensivos y 100% prácticos, como el bootcamp que propone esta compañía, que cuenta ya con más de seis años de trayectoria enseñando a programar a alumnos en diferentes partes del mundo.
  • Rápido crecimiento profesional: La programación y, especialmente algunas especialidades como la programación para móviles, permiten un crecimiento profesional muy rápido. Al tratarse de tecnologías que se han creado en la última década, es difícil encontrar en el mercado profesionales con más de 10 años de experiencia, por lo que alguien que se inicie en este ámbito podría adquirir un perfil senior con 3.5 años de experiencia en el mercado, al contrario de lo que ocurre en sectores más tradicionales como Derecho, Administración o Medicina, en los que es necesario más tiempo de experiencia.
  • Auge y especialización profesional: El mundo de la programación ha llevado también a la aparición de nuevas especialidades dentro del sector, como programador Back-End o Front-End, web developer o mobile developer, entre otros. Además, tener conocimientos en programación permite llevar a cabo nuevas técnicas y funciones dentro de áreas que cada vez requieren habilidades técnicas más avanzadas. Tal es el caso del marketing, un sector en el que es posible diseñar nuevas campañas y optimizar estrategias en base a análisis de datos.
  • Acceso a una profesión creativa. Lejos de ser una profesión rutinaria, lo habitual en el trabajo de los programadores es que cada proyecto sea una nueva oportunidad de aprender tanto sobre programación como sobre el negocio. Se trata de crear soluciones y modelos para hacer los procesos de manera totalmente diferente y accesible a millones de personas. 
  • De aptitud a actitud programadora. Tras un tiempo de experiencia en el ámbito de la programación, estos profesionales pasan de tener la aptitud mental necesaria para programar y solucionar problemas de manera sistemática a convertirla en una actitud que amplía las posibilidades de un programador de ofrecer soluciones con una amplia versatilidad en cualquier sector. 
  • Aprender a programar para no ‘ser programado’. En un mundo en el que vivimos saturados de información adaptada a nuestros gustos o necesidades, gracias a los datos que el software con el que interactuamos registra de nosotros, es importante entender cómo funciona dicho software para conocer los riesgos a los que estamos sometidos o tomar decisiones de manera más acertada y con mayor criterio. Comprender cómo funciona el mundo digital desde dentro para poder dominarlo con coherencia y no dejar que nos domine a nosotros. La programación da más libertad para interactuar por la Red y permite acabar con la brecha digital que sufre actualmente el mercado laboral.
Computing 775