Domingo, 20 de agosto 2017 / hr 0:35

Entrevistas

"Desde Acumbamail tenemos tolerancia cero al spam"
24 de julio 2017

Charlamos con Ignacio Arriaga Sánchez, co-fundador de Acumbamail junto a Rafael Cabanillas para darnos las claves sobre el email marketing y por qué es necesario para las empresas
emails certificados

Ya hay más de 3000 empresas que han recurrido a los servicios de Acumbamail y es que el email marketing es el complemento perfecto a una estrategia de marketing exitosa. Charlamos con Ignacio Arriaga Sánchez,  co-fundador de Acumbamail junto a Rafael Cabanillas, para descubrir cómo desde la localidad de Ciudad Real una empresa que comenzó hace 5 años ha conseguido llegar a más de 35 países y han participado en casi 500.000 campañas.

TicPymes (T): ¿Cuándo comenzasteis en el mundo emprendedor?

Ignacio Arriaga (IA): Rafa y yo, los dos socios mayoritarios de Acumbamail, comenzamos en 2011. Teníamos 25 años y estábamos trabajando como ingenieros, en empresas diferentes y, algo aburridos, decidimos que era un buen momento probar a montar algo por nuestra cuenta, así que decidimos traer el modelo de Kickstarter a España e hicimos la primera plataforma de crowdfunding de aquí, cuyo nombre era Lánzanos.

T: ¿Cómo surgió Acumbamail?

IA: A finales de 2012 surgió una oportunidad y decidimos vender Lánzanos. Tras esto, decidimos crear un proyecto que se adaptase más a nuestras cualidades, en este caso teníamos un perfil bastante técnico, por lo que necesitábamos algo que tuviera un componente tecnológico importante. Vimos que no había mucha competencia en ese momento en el sector del email marketing en nuestro país y decidimos crear una plataforma. En marzo de 2013 tuvimos los primeros clientes de pago.


T: ¿Cómo conseguisteis vuestros primeros clientes?

IA: Los primeros clientes los buscamos entre nuestros contactos, gente que conocíamos de nuestro proyecto anterior. También hicimos bastante marketing de guerrilla, trabajamos mucho con referidos y ofreciendo comisiones a cambio de poder publicar en algunos medios. También intentamos posicionarnos (muy rudimentariamente) por algunas palabras importantes, citando a la competencia y luego el término “español”, esta fue una estrategia que funcionó muy bien.

T: ¿Habéis recibido inversión o el éxito lo habéis conseguido con el “bootstraping”?

IA: Tuvimos un momento de búsqueda de inversión, en un estado bastante temprano y que fue infructuoso, así que seguimos trabajando con el proyecto y, por suerte, hemos podido mantener el proyecto con el capital inicial que pusimos, que fueron 3500€. Es un modelo que hace que conserves toda la participación y todo el poder en la compañía y que te permite tomar las decisiones que quieras sin contar con la aprobación de terceros. Hay modelos en los que no es posible pero creo que lo mejor es intentar financiarse con clientes en lugar de con inversores.

T: ¿Trabajar desde Ciudad Real os ha impedido conseguir algo?

IA: No somos muy de frecuentar eventos y el tipo de negocio que buscábamos crear era muy “self-service”, tratando de captar clientes sin necesidad de interactuar con ellos. El no tener una labor de ventas presencial hace que el sitio donde nos encontramos sea irrelevante. Hay otro factor, que es el de la búsqueda de talento. Hemos tenido la suerte de acceder a gente muy talentosa que es de aquí y a la que la calidad de vida de Ciudad Real le ha compensado perder algo de salario con respecto de estar en Madrid, por lo que creo que nos ha beneficiado el no tener que competir económicamente en empresas que están en las grandes ciudades. Además otro tipo de gastos fijos, como por ejemplo la oficina también son mucho más bajos.

T: ¿Cómo combatís el spam entre vuestros usuarios? 

IA: Nosotros tenemos tolerancia  cero al spam. Es cierto que renunciamos a clientes que podrían ser lucrativos para nosotros, pero realmente merece la pena. Únicamente permitimos enviar a clientes que tienen listas obtenidas legalmente y que les envían contenido propio. Tenemos múltiples sistemas para combatir el spam e intentamos ser proactivos en la detección para evitar que las campañas inadecuadas se lleguen ni siquiera a entregar. Hacemos un análisis automatizado que estudia al cliente, su web, la composición de sus listas e incluso el medio de pago que han utilizado para decidir si es un cliente legítimo o no. Posteriormente también hacemos un análisis reactivo de la campaña, por si en algún caso se nos ha colado alguien ilegítimo, que detiene la campaña si no cumple unos estándares de calidad bastante estrictos.

T: ¿Cómo fue la compra por parte de MailUp?

IA: A mediados de 2015, una empresa similar a la nuestra pero mucho mayor en tamaño se mostró interesada en adquirir Acumbamail. A nosotros nos parecía un poco pronto para vender y decidimos llegar a un acuerdo por el que ellos se quedaban una parte de la compañía y se obligaban a comprar el resto pasados tres años. Además durante esos tres años mantendríamos todos los poderes ejecutivos. Fue un acuerdo bastante interesante para ambas partes ya que a nosotros, además de los beneficios económicos, conseguíamos mantener la compañía y hacerla crecer para después vender la segunda parte y a ellos les supuso comprar una empresa que estaba teniendo un crecimiento muy bueno y que ya era un player importante en el mercado español.

T: ¿Qué tenéis pensado hacer después? 

IA: De momento tenemos una oferta para continuar liderando Acumbamail y es probable que sigamos haciéndolo; probablemente con algún otro proyecto emprendedor al mismo tiempo.

Imprima esta noticia
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.