Lunes, 29 de mayo 2017 / hr 0:10

Entrevistas

"La idea de crear e inventar es una de las razones que siempre me ha apasionado"
24 de abril 2017

Corbarella es una original corbata desechable que sirve como protección a las corbatas de los comensales cuando van a comer.
Corbarella

En ticpymes hemos tenido el placer de estar con Ana María Aller Moreno, fundadora de Corbarella. ¿Qué es corbarella? Si quieres conocer este gran invento no te pierdas la entrevista que hemos tenido con ella:

Ticpymes: ¿Qué es y cómo surgió Corbarella?

Ana María: Corbarella es una original corbata desechable que sirve como protección a las corbatas de los comensales cuando van a comer. Es sencilla, cómoda y elegante ofreciendo al consumidor final la posibilidad de conservar y mantener limpias las corbatas cuando están en la mesa. 
La idea de crear e inventar es una de las razones que siempre me ha apasionado. Investigar, observar que ocurre a tú alrededor, cómo y qué se puede aportar al mercado y encontrar algo útil e innovador. Por eso surge Corbarella, gracias a observar la conducta de la mayoría de los hombres que usan corbata y no saben qué hacer para no estropear esa prenda que llevan puesta a la hora de sentarse a la mesa. 

T: ¿Cómo fue el proceso para la elección del tejido?

AM: Teniendo en cuenta que la corbata es una prenda clásica, la elección del material tenía que ir de acuerdo con lo que significa en sí esta prenda; por eso, el producto no sólo debería ser elegante, sino también eficaz.
Al principio lo más lógico era utilizar un material de polietileno, sin más. Pero al testar el producto no garantizaba la protección de otras prendas, pues el propio plástico hacía deslizar por el protector los líquidos, salsas, aceite y demás.

Por ello, en vez de utilizar un material plástico, necesitaba un componente que absorbiera manchas, evitar que pudieran llegar a otras prendas y que el resultado fuera lo más estiloso posible.

Tras comprobar varios materiales encontré el que permitía crear el diseño de Corbarella, una tela que no es tela, con ese aspecto agradable a la vista del consumidor final, de tacto suave, ligero y que permitiera resguardar la corbata original. 

Esta tela, (TNT) también llamado tejido no tejido o non-wowen, se está utilizando mucho en la hostelería, en los últimos años como desechable o un solo uso. Es un termoplástico resistente que no se deshilacha. Se produce al formar una red con fibras unidas por procedimientos mecánicos, térmicos o químicos, pero sin ser tejidas, no es necesario convertir esas fibras en hilo. Algunas características propias de los no tejidos son: absorción, impermeabilidad, elasticidad y suavidad. 

Por tanto, el tejido (TNT) cumplía los objetivos, esa imagen que quería y necesitaba para el protector de corbata Corbarella. Su aspecto de tela, suavidad y ligereza era perfecto para su cometido: proteger con elegancia las corbatas de los comensales.

T: ¿Cómo se coloca el protector de corbatas?

AM: Una de las características de este protector de corbata es su colocación, ya que es muy sencillo, solamente hay que solaparla a la corbata del comensal.

En la parte superior del nudo de la corbata desechable encontramos una lengüeta que se introduce entre el nudo de la corbata original del comensal y la camisa del mismo complementándose, para mayor sujeción, con un par de pestañas. Además a media corbata también existe  otro par de pestañas. De esta forma se evita que la corbata desechable se mueva. 

Los cierres son puntos adhesivos que se pegan sobre el material de la corbata desechable y que nunca van a tocar la corbata del comensal. De esta manera impedimos que se dañe el tejido de la corbata original al que va solapada (seda, algodón, punto…)

T:  Si un particular quiere hacerse con un cubrecorbatas y personalizarlo, ¿cómo puede hacerlo?

AM: El cubrecorbatas es un producto muy versátil, en cuanto a su uso se refiere, pues aunque el consumidor natural final es un particular, también pueden adquirirlo empresas que lo utilizan como reclamo publicitario diferente y original  para promocionar su negocio o bien, como una atención personal de empresas del sector hostelería  hacia sus clientes usuarios de corbata que se dispongan a degustar el producto que sirven.
Dicho esto, la personalización del cubrecorbata puede hacerse por un particular o una empresa. Cada protector lleva su propio envase con un flyer, donde se puede colocar el texto que se desee para bautizos, bodas, comuniones… si se es particular o un logo, en caso de ser empresa, y siempre en el anverso de dicho flyer, pues en el reverso van las instrucciones de colocación del producto.

¿Por qué se personaliza el envase y no en el cubrecorbata? Queremos mantener la elegancia del protector cuyo color base es el azul marino, y es el color que mejor combina con cualquier traje. La mayoría de los clientes, sobre todo los particulares prefieren ser discretos y optan por la elegancia que les proporciona el propio protector, sin publicidad. Cuando se trata de empresas que quieren una forma distinta, curiosa, original y única de marketing a mayor escala, pueden personalizar el cubrecorbata. 

T: ¿Qué es lo más complicado a lo que te has enfrentado en esta aventura emprendedora?

AM: A la incredulidad, al para qué, al anda ya. Al silencio en la etapa creativa, hasta llegar al prototipo final de Corbarella y su correspondiente patente. A enamorar y seducir al consumidor con un producto nuevo.

Son muchos los prejuicios, los pensamientos negativos a los que has de enfrentarte, ofreciendo tu mejor sonrisa, tu mayor voluntad creativa y tus ganas de cambiar el mundo.

No tener miedo al fracaso, no dejar para mañana lo que se puede hacer hoy e intentar poner en marcha una idea que te ronda por la cabeza salir de tu zona de confort es para mí, una de las claves para seguir avanzando. 

T:¿Crees que queda mucho por hacer en el mundo del emprendimiento y el diseño?

AM: Nos encontramos ante un mundo conectado y con mayor acceso a todo tipo de información. Encontrar cosas nuevas, experiencias distintas de compra es lo que realmente quiere él consumidor y, para satisfacer a ese consumidor final, no hay que dejar de emprender.

En un mundo en continuo cambio son indispensables ideas con poder transformador y sostenible, generar proyectos que utilicen la creatividad para mejorar la calidad de vida de la gente. En moda y diseño, el uso de la tecnología y la revolución virtual siempre está dirigida por los gustos del consumidor.

Materiales textiles menos tóxicos, sostenibles pero que mantengan las propiedades requeridas al tejido. Herramientas 3D en la producción de prendas íntimas, un sistema modular de piezas plásticas que en conjunto permiten adaptarse al cuerpo.

Por tanto, claro que creo que queda mucho por hacer. No podemos quedarnos quietos viendo pasar por delante la vida sin hacer nada para mejorarla día a día. Queda mucho por avanzar. Tanto como nos quede en este planeta o en las lunas de Saturno.

Imprima esta noticia
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.