Sábado, 28 de mayo 2016 / hr 2:00
  • Lo más visto

Entrevistas

"Los emprendedores españoles deben empezar a pensar a lo grande"
19 de enero 2016

TicPymes entrevista a Sébastien Chartier cofounder del SalonMiEmpresa que tendrá lugar el 16 y 17 de Febrero en Madrid.
Sebastien Chartier

Más de 15.000 profesionales se darán cita los próximos 16 y 17 de febrero en el SalonMiEmpresa que tendrá lugar en el Barclaycard Center del centro de Madrid.

 5.000 metros cuadrados de exposición,  más de 300 ponentes y expertos destacados a través de más de 70 expositores, 10 salas temática, debates, actividades complementarias, talleres y networking esperan a los asistentes a un evento que ya es una cita ineludible para emprendedores, directivos, máximos ejecutivos de Pymes y Microempresas y alumnos de escuelas de negocios.

Sèbastien Chartier (@sebchartier) es consejero delegado de Creaventure y Cofounder del SalónMiEmpresa. Se trata de un francés de 39 años, emprendedor apasionado y experto en corporate finance que ha trabajado en varias start-ups, firmas de capital riesgo y consultoras (IPEN, BusinessAngels.com, Campbell Lutyens, Minerva Capital…).

Durante los últimos 20 años, ha fundado media docena de compañías, como CreaCapital, Capital & Corporate, Privéé, Creaventure, y ha lanzado eventos como CapCorp o Salón MiEmpresa vinculados con el management empresarial y el emprendimiento, además de participar en más de 25 operaciones de corporate.

EL Sr. Chartier es ponente habitual en seminarios y congresos a nivel europeo y en escuelas de negocios. Ha publicado decenas de artículos en las más prestigiosas revistas financieras europeas y es inversor privado en varias compañías como Indiba, Creamovies, Agora News, Dietox, Singularu, etc.

Licenciado en Business Administration por la European Business School donde realizó sus estudios en tres diferentes ciudades europeas incluyendo París, Londres y Madrid, es un profesional en beta permanente, inquieto y curioso enamorado de los retos y de su trabajo.

TicPymes habla con Sébastien Chartier mientras ya rugen los motores del SalonMiEmpresa.

Usted es uno de sus fundadores. ¿Cómo surge la idea de crear el Salón MiEmpresa?

Hace unos 7 u 8 años la crisis económica empezó a azotar al país. Vimos que la iniciativa emprendedora se iba a convertir para muchos en una necesidad y no tanto en una salida profesional por vocación. En ese momento es cuando decidimos intentar aportar nuestro granito de arena para ayudar a mejorar la situación con nuestros humildes recursos. Tuvimos la idea de lanzar un macro-evento con el objetivo de ayudar a todos aquellos que iban a lanzarse a la aventura de montar un negocio, muchas veces como vía para lograr un autoempleo y, en otras ocasiones, porque identificaban oportunidades reales de negocio. 

Salón MiEmpresa quería cubrir todas las facetas del emprendimiento. Dos años después, detectamos la necesidad de apoyar a los que se habían lanzado por primera vez y quisimos ayudarles a consolidar sus compañías profesionalizándolas y resolviendo muchas de sus dudas empresariales. Es aquí cuando volvemos a ampliar los contenidos del evento, añadiendo salas donde tratar todas las temáticas que necesitaban para desarrollarse y crecer, además de la internacionalización, innovación, capital riesgo… creando varios formatos de talleres para dar respuestas a las necesidades formativas de nuestros visitantes.

El Salón MiEmpresa ha ido creciendo hasta alcanzar la cifra de los 15.000 profesionales que acudieron el año pasado.

¿Qué hace un francés montando salones empresariales en Madrid?

Mi carrera incluía realizar estudios en Madrid. Me enamoré de la ciudad y volví unos años después viendo una oportunidad en el mercado español para lanzar un par de compañías. Y, desde entonces, permanezco aquí, consolidando mi trayectoria emprendedora.

¿Qué puede esperar un asistente a la Séptima Edición del Salón MiEmpresa?

Múltiples conferencias en las que cubriremos todas las fases del emprendimiento, bien sea creando una compañía desde la nada, vía franquicia o comprando una ya existente. A los empresarios que ya tienen su empresa, les ofrecemos un abanico de temáticas que cubren todo el ciclo de vida de una Pyme y les permitirá encontrar respuestas a sus dudas empresariales y ayudarles a crecer. 

Entre los temas que se abordarán figuran: grandes debates en la sala de “Inspiración y Tendencias”; conferencias sobre ventas, marketing y comunicación en la sala del “Perfecto Seductor”; sobre internacionalización en la Sala “Salta al Exterior”; gestión, recursos humanos y finanzas corporativas en la de “Consolida tu Negocio” o sobre nuevas tecnologías, mobile o e-commerce en la de “Explota el 3.0”.

Además, en esta edición, hemos creado nuevos formatos de conferencias y talleres donde los visitantes podrán participar activamente en los contenidos (Sala “Comparte con”) e ir a lo esencial (Sala “Decálogo del Éxito”). También hemos transformado el formato del concurso Elevator Pitch. Serán 40 start-ups seleccionadas las que lucharán cara a cara por conseguir un objetivo común: lograr la financiación necesaria por parte de los inversores y business angels presentes para seguir desarrollando sus ideas de negocio. El “combate” se llevará a cabo en la nueva y original sala “The Ring” que simula un ring de boxeo y cuenta con un cuadrilátero real.

Este año también hemos ampliado los puestos de asesoramiento específico, tanto para nuevos emprendedores que necesitan ayuda a la hora de constituir su empresa como para start-ups tecnológicas que necesitan apoyo a la hora de financiarse.

¿Por qué el lema ‘Supérate’?

Tras tantos años siendo uno de los observadores privilegiados del ecosistema empresarial español, seguimos percibiendo un pequeño complejo de inferioridad en el país y eso nos pone frenos a la hora de pensar en grande y atrevernos a soñar en crear un liderazgo absoluto. No existe razón o motivo alguno que justifique estos pensamientos por lo que, bajo el lema “Supérate”, queremos animar a Pymes, empresarios y emprendedores a superarse, a lograr un mayor desarrollo de sus proyectos, negocios y empresas pero, sobre todo, a impulsar su visión más ambiciosa para que crezcan, se internacionalicen y se convenzan de que pueden crear empresas grandes e internacionales más allá de las microempresas o lograr el autoempleo.

¿Qué nos puede contar sobre el arte de la seducción que ha de practicar todo emprendedor?

El arte de la seducción, de atraer a los demás, es necesario para generar ventas. Con este propósito cobra un gran protagonismo en la VII Edición de Salón MiEmpresa.

Con esta apuesta buscamos enseñar a todos los profesionales asistentes el “arte de seducir”. No se trata de engañar o aparentar sino realmente de desarrollar esta habilidad para lograr integrarla en el día a día y conseguir ser el centro de atención de los demás, siendo auténtico, creíble y transparente.

Montar una empresa implica tratar de vender y convencer a los distintos públicos objetivos o targets. Sin ventas la empresa tiene más papeletas para fracasar. Pero, más allá del puro aspecto comercial, un buen líder tiene que desarrollar una serie de habilidades: tener carisma, empatizar, ser un buen orador, influenciar a los que le rodean, etc.

El emprendedor, para tener éxito en el mundo de los negocios, tiene que seducir a sus interlocutores y para lograrlo debe dominar el arte de presentar, comunicar, saber escuchar a los demás, contestar y resolver dudas, entre otros.

¿A quién se dirige el Salón MiEmpresa?

Salón MiEmpresa es la cita profesional anual dirigida exclusivamente a Pymes, emprendedores, empresarios y autónomos. Es una plataforma de networking en la que buscamos ayudarles y apoyarles a generar leads y encontrar soluciones y respuestas a todas sus inquietudes y cuestiones vinculadas con temáticas empresariales diversas para desarrollar sus negocios y proyectos como son la puesta en marcha, financiación, gestión, internacionalización, innovación y tecnología, cesión o adquisición de compañías, entre otras.

¿Qué valoración hace del estado de forma actual del ecosistema emprendedor español?

Tenemos tendencia en España a quejarnos de nuestro entorno y siempre compararnos con los más desarrollados como Silicon Valley, Nueva York, Israel, Londres o Berlín, por citar algunos. Sin embargo, yo pienso que se puede tener éxito desde cualquier punto del mundo, y al final es tarea del emprendedor el saber adaptarse al entorno en el cual se encuentre. Así, creo que en España la situación ha mejorado mucho en los últimos años: mejor acceso a la financiación (e incluso muchos fondos de capital riesgo extranjeros han empezado a invertir de manera recurrente en nuestras mejores start-ups), mejor fiscalidad (ley para entidades de capital riesgo, ventajas fiscales para business angels), papel más relevante de algunos actores públicos (Enisa, CDTI), gozamos de excelentes escuelas de negocios, lo que nos permite atraer talento extranjero, mejora de la red de infraestructura y desarrollo del espíritu emprendedor, etc. 

Dicho esto, nos queda mucho por hacer (crear una política de stock-options adecuada, mejorar la fiscalidad para pymes, rebajar cotizaciones para autónomos, incentivar la innovación, etc.), y sobre todo sería bueno que el gobierno actúe con sentido común a la hora de legislar e intente federar opiniones y actores antes de tomar decisiones precipitadas que suelen entorpecer más y crear una imagen de instabilidad económica. Siempre podemos aspirar a más, pero como decía antes, no tenemos el peor ecosistema empresarial del mundo, y al final existen muchos casos de éxito que demuestran que tampoco es tan complicado lanzarse por su cuenta en España.

¿Cree que el emprendedor tiene suficientes vías de acceso a la financiación más allá del crédito bancario?

La financiación bancaria siempre ha sido la principal fuente de crédito para los empresarios. 
Sin embargo, desde hace años, existen alternativas de financiación que se están consolidando. La figura del préstamo participativo ha conocido su desarrollo gracias a entidades como Enisa, mientras que la inversión privada, bien sea por parte de inversores privados (los famosos “business angels”), o por entidades de capital riesgo, está desarrollándose de manera muy importante en los últimos años y, concretamente el año pasado, alcanzo cifras récord en cuanto a financiación de start-ups tecnológicas. 

Además, muchos actores del sector FinTech, con la aparición de entidades especializadas en ofrecer financiación en forma de crowlending, crowdfunding, inversión colectiva, etc., están empezando a tener también un peso relevante y son una alternativa seria a la financiación bancaria tradicional. 

Además del hecho de que en los últimos meses la banca ha vuelto a abrir el grifo a las pymes tras años de sequía, y las cifras de préstamos conseguidos vuelven a situarse a la alza, creo que hoy en día el emprendedor español tiene más acceso que nunca para financiar sus proyectos; aunque incluso me atrevería a decir que nunca ha sido un problema para los buenos gestores. Nunca he conocido un proyecto ambicioso con un equipo de primera que no sea capaz de encontrar la financiación necesaria y, al contrario, los propios inversores de capital riesgo se suelen quejar de que hay más dinero disponible que buenos proyectos donde invertir. 

¿Tiende a acomodarse el emprendedor español? ¿Tiene miedo a ir más allá?

En general sí. Su complejo de inferioridad le lleva a creer que no será capaz de desarrollar empresas internacionales y su falta de ambición le impide pensar a lo grande desde el inicio. Estos “miedos” muestran que le cuesta salir de su zona de confort y que le cuesta arriesgar en general.

¿Cómo se alcanza la ansiada internacionalización?

La internacionalización es un paso complejo para cualquier empresa, proyecto o idea de negocio. En primer lugar, puede que existan barreras culturales como la lengua o la propia cultura empresarial del país en cuestión o barreras de entrada administrativas y gubernamentales; en segundo lugar, para lograr la internacionalización recomendaría ir de la mano de un socio local, ya que siempre aportará valor y la estrategia de expansión será más real y viable. Por otro lado, considero imprescindible la disponibilidad para invertir tiempo, esfuerzo y mucho trabajo en el nuevo país para que la puesta en marcha del negocio no sea un fracaso. Dicho esto, hoy en día las nuevas tecnologías permiten a cualquier pyme empezar a exportar, sin necesidad de implementarse fuera ni de pisar un aeropuerto. 

¿Nos recomienda algunas lecturas para ser autónomos más allá del Arte de la Guerra de Shun Tzu?

¡Desde luego! Aconsejo la lectura de dos libros que personalmente me han marcado en estos últimos años: uno es  “¡Sí, Puedes!”, de Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña, y el otro es“Los 88 peldaños del éxito”, de Anxo Pérez,  ya que muestran que el mundo de la empresa necesita personas con ímpetu, resolutivas y con ganas de comerse el mundo y que, si sabes aprovechar el potencial que llevas dentro, podrás conseguir tus retos, así que lo mejor será plantearlos ¡a lo grande!

Imprima esta noticia
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.