EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 24 de junio de 2019
Administración Pública
Idealo demanda a Google por abusar de su posición dominante de mercado
La demanda se basa en el abuso por parte de Google de su posición dominante en el mercado como motor de búsqueda para favorecer a su propio servicio de comparación de precios
Redacción TICPymes19/04/2019

Idealo ha presentado ante el Tribunal Regional de Berlín una demanda por daños y perjuicios por valor de casi quinientos millones de euros contra Google por abusar de su posición en el mercado.

Contenido de la denuncia

La demanda se basa en el abuso por parte de Google de su posición dominante en el mercado como motor de búsqueda para favorecer a su propio servicio de comparación de precios.

La cantidad de daños reclamada en la demanda se estima en alrededor de quinientos millones de euros (incluyendo intereses). idealo se reserva el derecho de aumentar esta cantidad durante el proceso, una vez Google haya proporcionado la información pertinente. idealo prevé que la disputa legal puede durar varios años y llevarse ante varias instancias.

La Comisión Europea lleva casi diez años investigando la antijuricidad de que Google favorezca a su propio comparador de precios y productos. Desde 2008, Google ha favorecido de forma ilegal y anticompetitiva su comparador de precios, posicionándolo de forma destacada en la parte superior de los resultados de búsqueda y al mismo tiempo bajando las ofertas de los competidores. Además, hay que añadir el agravante que el servicio de comparación de precios y productos de Google, debido a su mala calidad y a la falta de contenido propio, legalmente no puede aparecer entre los mejores resultados de búsqueda en Google, basados en relevancia. Desde la dirección de Google se reconoció que su servicio de comparación de precios "simplemente no funciona [1]". En pleno conocimiento de estas circunstancias y sin tener en cuenta sus limitaciones, Google ha posicionado sus propios servicios por encima de los de sus competidores en sus resultados de búsqueda: "Hemos acordado lo siguiente: *PS OneBox [Product Universal] debe mostrarse  siempre que el primer resultado de búsqueda sea de otro comparador de precios y productos ..." („Here is what we all agreed to: The PSonebox [Product Universal] should trigger at the top any time the top result is from another comparison shopping engine…“)[2]. De este modo, Google ha evitado que sus competidores, idealo y otros comparadores de precios y productos y precios, presenten de forma justa sus servicios a los consumidores.

La compañía está violando así las leyes antimonopolio nacionales y europeas. Por ello, la Comisión Europea sancionó a Google en 2017 con una multa de 2,42 mil millones de euros y señaló que sus competidores pueden reclamar daños y perjuicios a través de los tribunales nacionales [3].

Abuso continuo del mercado

Desde el punto de vista de idealo, el abuso de Google continúa, dado que no ha tomado las medidas suficientes para asegurar la igualdad de trato entre todos los comparadores de precios y productos. Google sigue posicionando su propio servicio en la parte superior de los resultados de búsqueda y se otorga así una ventaja indebida. Para idealo, la demanda legal es un paso lógico y una consecuencia necesaria de los procedimientos de la Comisión como parte de los esfuerzos de idealo por una competencia justa y una transparencia de precios para los usuarios. idealo sigue de cerca el proceso contra Google abierto por la Comisión Europea y, a través de su filial Visual Meta (Ladenzeile.de), participa como tercero interviniendo en la apelación de Google ante el Tribunal General de la Unión europea, junto con la República Federal de Alemania, la BEUC (Asociación Europea de Consumidores), y muchas otras empresas y empresas afectadas asociaciones.

Philipp Peitsch, CEO de idealo, señala que "la competencia leal en Internet solo es posible si los monopolistas como Google tienen prohibido discriminar a otros participantes del mercado en su propio favor. Con este procedimiento legal, queremos enviar una señal de que uno puede defenderse del comportamiento abusivo de Google. El comportamiento de Google pone en peligro la diversidad de ofertas de servicios e innovación en internet y supone un abuso de la confianza del consumidor. Para nosotros, el reclamar los daños es un paso intermedio necesario y lógico como parte de nuestro compromiso por un mercado diversificado y una competencia leal, así como un paso hacia la transparencia de precios para los consumidores".

Computing 780